La doctrina que a López le faltó

El ex Secretario de Comercio kirchnerista, Guillermo Moreno, se refirió a José López, más conocido como Samsonite,  quien fuera encontrado con 9 millones de dólares que pertenecían ‘a la política’. “Si López pide perdón lo reincorporaremos al peronismo” expresó el volátil empresario panchero. "Si López es finalmente condenado, lo iremos a buscar el día que salga y lo llevaremos a un plenario peronista para que pida perdón. Y si pide humildemente perdón, sin ninguna duda lo reincorporaremos“ amplió el socio de César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani. 

Más adelante, Moreno sostuvo que a Josesito López (ex secretario de Obras Públicas) “le faltó doctrina peronista”.

Para entender esto, que mejor que convocar en espíritu al mismísimo General Juan Domingo Perón y su explicación de este  muy especial conjunto de ideas fundamentales que caracterizan el pensamiento de una persona, una colectividad, una doctrina o una época. El líder, dictador, benefactor -como usted quiera llamarlo, se refirió a sus propias bases en 1950:

 

"Estas son las Veinte Verdades del Justicialismo Peronista. He querido reunirlas así para que cada uno de ustedes las grabe en sus mentes y sus corazones; para que las propalen como un mensaje de amor y justicia por todas partes; para que vivan felices según ellas y también para que mueran felices en su defensa si fuera necesario…”

 

1. La verdadera democracia es aquella donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un solo interés: el del pueblo.

 

No sé que interés paga el monasterio pero muchos bancos argentinos tienen una tasa anual nominal entre 15 y 24%

 

2. El Peronismo es esencialmente popular. Todo círculo político es antipopular, y por lo tanto, no es peronista.

 

Es cierto que un escándalo tapa al otro, pero podemos decir que Josesito López -por el momento- es bastante popular.

 

3. El peronista trabaja para el Movimiento. El que en su nombre sirve a un círculo, o a un caudillo, lo es sólo de nombre.

 

Entre las voces que escucha López, creyó oír la del General: "López, levántate y anda para el conventó" Y como el movimiento se demuestra andando, López andó, robó, quiso ocultar y lo pescaron.

 

4. No existe para el Peronismo más que una sola clase de hombres: los que trabajan.

 

Hay quienes hombrean bolsas en el puerto, y hay quienes hombrean bolsones en el convento. Casi el mismo trabajo. 

 

5. En la Nueva Argentina el trabajo es un derecho que crea la dignidad del hombre y es un deber, porque es justo que cada uno produzca por lo menos lo que consume. 

 

Y alli salió el ex secretario de Obras Públicas temprano en la mañana buscando esa Nueva Argentina, con sus palas al viento honrado su profesión de arqueólogo amateur, produciendo ilegalidades, consumiendo paciencias. 

 

6. Para un Peronista de bien, no puede haber nada mejor que otro Peronista.

 

Es decir ¿Para un Moreno no hay nada mejor que otro José López?

 

7. Ningún Peronista debe sentirse más de lo que es, ni menos de lo que debe ser. Cuando un Peronista comienza a sentirse más de lo que es, empieza a convertirse en oligarca.

 

Junto con los bolsitos felices, López pensaba enterrar sus tentaciones y sentimientos elitistas. 

 

8. En la acción política la escala de valores de todo peronista es la siguiente: primero la Patria, después el Movimiento, y luego los Hombres.

 

Obviamente, el dinero de la Patria, el Movimiento para esconderlo y los Hombres para disfrutarlo. 

 

9. La política no es para nosotros un fin, sino sólo el medio para el bien de la Patria, que es la felicidad de sus hijos y la grandeza nacional.

 

Además de la suya, sin dudas López pensaba en la felicidad de sus hijos. Con nueve millones, bien administrados, la felicidad de sus nietos también estaba garantizada. 

 

10. Los dos brazos del Peronismo son la Justicia Social y la Ayuda Social. Con ellos damos al Pueblo un abrazo de justicia y de amor.

 

Los dos brazos de López estaban muy ocupados con la pala. Y en su defensa, debo decir que al vibrar de su excavación, si pensaba en caer bajo la espada de la Justicia y en como evitar ser amado en prisión. 

 

11. El Peronismo anhela la unidad nacional y no la lucha. Desea héroes pero no mártires.

 

Cuando tenés plata, todos se te unen, aunque luchan por sacarte algo. En la argentina adoramos la viveza criolla, de manera que López prefirió un día de heroismo a un eterno martirio. 

 

12. En la Nueva Argentina los únicos privilegiados son los niños.

 

No sé en la Nueva, pero en la real los privilegiados son los funcionarios.

 

13. Un gobierno sin doctrina es un cuerpo sin alma. Por eso el Peronismo tiene su propia doctrina política, económica y social: el Justicialismo.

 

¿Qué mejor lugar que un convento para reencontrar su alma? En el peor de los escenarios, un par de millones compra una nueva, joya, nunca taxi.

 

14. El Justicialismo es una nueva filosofía de vida simple, práctica, popular, profundamente cristiana y profundamente humanista.

 

Simplificar: Palas en vez de excavadoras. Prácticar: Ejercicios al aire puro del monasterio. Popularidad: En todos los periódicos. Pero aquí la contradicción que confundió a Josesito: Cristianismo y Humanismo. El humanismo es una actitud ética y filosófica  que propaga el valor y la agencia de los seres humanos, individual y colectivamente, y que por lo general prefiere el pensamiento crítico y las pruebas (racionalismo, empirismo) sobre la aceptación de dogmas o la superstición. Pobre López, ¿verdad?

 

15. Como doctrina política, el Justicialismo realiza el equilibrio del derecho del individuo con la comunidad.

 

Luego de hacer las maletas equilibradamente (4.5 millones en cada una) se sintió parte de la comunidad. La caridad empieza por casa. 

 

16. Como doctrina económica, el Justicialismo realiza la economía social, poniendo el capital al servicio de la economía y ésta al servicio del bienestar social.

 

Hay que ser realistas, el dinero no hace la felicidad pero nos da satisfacciones. Ahora, López Rega estaba en Bienestar Social, López en Obras Públicas. Desconcertado, el ex servidor público decidió hacer "la nuestra"

 

17. Como doctrina social, el Justicialismo realiza la Justicia Social, que da a cada persona su derecho en función social.

 

La devaluada justicia argentina ha hecho estallar el termómetro indicador. La justicia social no es una isla y la igualdad de oportunidades para robar brinda a cualquier funcionario las armas necesarias para hacerlo. 

 

18. Queremos una Argentina socialmente justa, económicamente libre, y políticamente soberana.

 

Emocionante, pero para llegar a ese punto se necesitan cimientos sólidos. Nadie mejor que López para comenzar con las zanjas. 

 

19. Constituimos un gobierno centralizado, un Estado organizado y un pueblo libre.

 

Dejando de lado lo que sucede con los gobiernos centralizados, López entró en un estado de euforia y se sintió libre de hacer lo que quería. 

 

20. En esta tierra lo mejor que tenemos es el Pueblo.

 

¿General Rodríguez o Seychelles? -dudó López.

 

En conclusión, a López no le faltó doctrina. El General lo confundió demasiado. Su nivel intelectual solo le permitió arribar a un resultado de la misma ecuación: Doce años de actividad, salvado el Nuevo Hombre. Que Dios y la Patria me lo demanden, si se acuerdan...

 

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Setiembre 13, 2016