¿ALGUNA VEZ ALGUIEN LO HIZO SENTIR A UD. POCA COSA?

Por Francisco Bénard

 

Hay un dicho que dice “nunca te compares con nadie ya que siempre encontraras personas mas grandes que vos así como personas menos importantes que ti” Es muy cierto ello. Cuando me refiero a este tema no estoy haciendo referencia a aquellos que en apariencia puedan ser mas importantes que yo o Ud. sino todo lo contrario a aquellos que “podrían” aparentar ser menos que yo o Ud. 

Quién es el que tiene mucho y quién el que tiene poco? Es acaso el que tiene mucho dinero o el que tiene una vida plena y feliz con su conciencia tranquila? La política -lo decía a un gran filósofo y empresario periodístico- no es el problema de la sociedad. Es “el hombre”. Sino logramos que quienes se dediquen a la política estudien mucha filosofía aquella no cambiará para bien de todos.

Desde el interior de la provincia de Buenos Aires vino a verme una joven señora estudiante de la carrera de Ciencias de la Comunicación Social. Prometió venir a verme luego de haber leído unos artículos míos. Me dijo “cuando yo ejerza el periodismo me gustaría hacer lo que Ud. hace” Qué?  Darle importancia al tema del hombre, es esencial me dijo. Por supuesto, Señora. Esa semana ella no pudo visitarme. Me mando un mensaje disculpándose y diciéndome “tengo seis hijos “ y me resulta difícil hacerlo durante la semana. Me podría recibir el sábado así me lleva mi marido en auto. Como no comprenderla. Acepté con mucho gusto.

Allí estaban sentados los dos. Ella y su marido. Ella sacó de un bolso las fotos de sus seis hijos y me dijo: “Son todos adoptados”. “Ellos lo saben”. Tenían entre dos y siete años. Ahora ya están grandes y somos muy felices. Nada ha sido por supuesto fácil para nosotros. Sus ingresos diría son mas bien exiguos que holgados. Igualmente somos felices y le agradecemos a Dios todo lo que nos ha dado.

Ella me venía a entrevistar pensando que yo era una persona importante. No ¡Señores Uds. son los importantes!. Me han dado un ejemplo digno de imitar, una prueba permanente de amor a los semejantes. Me sentí al lado de ellos muy chiquito, como sino valiera nada. Las cosas valen por lo que se aprecian. Partieron. Los abracé y sentí que al lado de ellos no valía nada. Qué corazón, Dios mío, el de esos padres¡¡ Qué pedazo grande de ejemplo para todos los argentinos. La prensa y las cámaras de televisión poco se ocupan de estos temas, no es verdad?

Sus fotos no aparecen pegadas en las paredes de ninguna calle. Forman parte de los grandes héroes que solemos a veces descubrir. Transitan por las calles y nadie los conoce. Yo tuve sin buscarlo la gran suerte de conocer a dos ejemplos de padres. Cuanto vale esto amigos lectores?

 

Dr. Francisco Bénard

Abogado, Periodista y Escritor.