Qué estará pasando en la Casa Rosada?

Al laberinto de indefensión que se vive en la Argentina -más agravado si uno batalla contra un sistema de "justicia" actual que, hasta ahora, avala lo fabricado por el gobierno kirchnerista- se le debe sumar el movimiento "contra" que Mauricio Macri debe soportar en las puertas de su despacho presidencial.

Es cierto que el nuevo período de gobierno recién está en pañales, pero si los intentos por desenmascarar causas armadas mueren de pie ante jueces y fiscales, abogados particulares y defensores públicos, senadores y diputados, periodistas y clérigos, imagine usted la sensación de recibir la noticia del servicio de Correos y Soluciones Logísticas Andreani informando que un simple sobre portador de dos páginas cuyo destinatario era el Señor Presidente de la Nación Argentina, Primer Mandatario de la República Argentina, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas del país... no tuvo un solo receptor en Balcarce 50, sede de gobierno, más conocida como la Casa Rosada, o al parecer, el lugar donde mueren las promesas. 

Dos semanas atrás, me comuniqué con Presidencia solicitando el email del Ingeniero Macri. La telefonista, quien curiosamente al ser consultada se identificó como "La telefonista", respuesta que me permitió experimentar una especie de  Déjà Vu -situación escarmentada cuando se llama a los juzgados y los secretarios niegan mencionar sus nombres- me transmitió que aún el Señor Presidente no poseía correo electrónico. Entonces, el diablo que mora en mi hombro izquierdo solo murmuró: "Un email se construye en menos de un minuto" pero el ángel sentado en mi hombro derecho -sin connotaciones ideológicas- susurró que tal vez la gestión anterior habría olvidado pagar el servicio de internet.

Sin pensarlo ni analizarlo, PrisioneroEnArgentina.com decidió recurrir al tradicional y casi olvidado correo. Si, la vieja carta que enamoró parejas y edificó lazos entre lejanos amigos tiempo atrás. En ese momento aprendimos que el oficio de chasqui estaba caduco y organizaciones como Andreani tenían mejores y más rápidos sistemas. La logística de estos emisarios fracasó en el amanecer de la Nueva Argentina y no encontró un solo empleado en la Casa de Gobierno que recogiera la misiva. Cuatro intentos después, Andreani -y no los culpo- se rindió ante el muro virtual construido en Balcarce 50.

No por persistente, si por curioso, decidí llamar a la Sede del Gobierno Argentino utilizando una mediantemente moderna invención llamada telefonía. Al ser inquirida, la operadora dio a entender que no sabía acerca del email del señor Mauricio Macri (O eso creí entender) transfiriendo la comunicación a otro departamento. Allí la amable señora Anahí me comentó que no había aún correo electrónico alguno perteneciente al señor Presidente, ya que estaban cambiando los (Correos cibernéticos) del gobierno anterior. Si tomé nota de su sugerencia de envíar una carta a la Casa de Gobierno. Esto sucedió el día 28 de diciembre, pero de ninguna manera inferí que se tratara de una broma. Las inferencias solo están permitidas para jueces corruptos. Recurrí a las voces de la experiencia (En fin, el diablo sabe por viejo...) pero mis hombros estaban en soledad. Los contratiempos habían dejado de ser cómicos para uno, y justificables para el otro.

Esta es la cruel realidad, ni dirigentes políticos, ni la "justicia" argentina contestan. Los faxes nunca llegan, los emails son ignorados, las cartas son detenidas, las llamadas telefónicas son evitadas con vagas excusas. El último recurso son los telegramas cantados. Si alguna empresa está interesada en brindar este servicio, enviar los pliegos... sean clementes, son solo unas pocas palabras:

 

                                              "En el medio de la prisión,

                                               suspiraba un Preso Político con causa armada,

                                               y en el suspiro decía:

                                            Señor Presidente, van a validar todas las ilegalidades cometidas por           jueces y fiscales militantes?"

 

Fabian Kussman

Dic. 29, 2015

PrisioneroEnArgentina.com