Vivimos en el país de la anomia, donde la vida de un ciudadano y su familia, no vale nada. Esta familia está, sin justicia ni verdad.

 

 

 

Es mi esposo Claudio Alejandro Kussman? Si, si lo es.

Americano, nacido en Sudamérica, precisamente en calle Moldes 1800 Belgrano ex Capital Federal (zona donde su mamá había pasado su infancia y adolescencia viviendo en la ex calle Blandengues) en Argentina. Su padre, Teo Kussman nacido,  en Polonia descendiente de  Alemanes,  y su madre Lina Margarita Perosino, descendiente de Italianos y nativos de América, nacida en Bahía Blanca, Argentina. Sus padres se conocieron en el famoso bar y restaurant Bodensee, de  Avenida Cramer. en Belgrano. Allí donde se juntaban los alemanes a jugar a los bolos y tomar cerveza. Claudio nació y fue recibido en las manos de su abuela María Luisa Binello, partera de profesión. Bautizado, y tomado su comunión bajo la religión Católica Apostólica Romana.

Claudio a los 8 meses de su nacimiento, pasó a vivir a Olivos, en la calle Salta 2279 (hoy la casa reformada) a metros de la Quinta Presidencial. Donde viven los primeros mandatarios de Argentina. A raíz de ello conoció a los presidentes Juan D. Perón político y militar, y al doctor Arturo Frondizi (derrocado por un golpe de estado). Además de ir al cine de la quinta, lo solía ver pasar al Dr. Frondizi caminando por el barrio.

Su infancia la pasaba entre Bahía Blanca (su tío Félix farmacéutico y más tarde abogado, tenía farmacias allí) y en su conocido Olivos. Luego de egresado de la escuela policial y a su pedido fue incorporado (para estar cerca de su abuela María Luisa Binello, a quien amaba profundamente) a la Comisaria 2da de Bahía Blanca. En esa, mi ciudad de nacimiento, pasó casi 14 años de su vida.

Por qué  mi esposo es Policía? Lo es por vocación. De niño soñaba con ser detective y por lo tanto ingresó a los 16 años en la Escuela de Policía Juan Vucetich, en camino Centenario 17500, Berazategui, Provincia de Buenos Aires.  Es un Comisario Mayor (R) es un retirado desde hace 22 años. A su pedido, no lo retiraron, ni lo jubilaron, ni lo despidieron. Él ingresó y se fue, cuando el quiso, nada lo apuraba tampoco lo retenía.  Es policía y lo será hasta su muerte. Nadie podrá, aun invocando ser la justicia, quitarle su vocación. 

Claudio siempre hablaba admirado, que en pleno parque de la escuela, se encuentre un árbol que se destaca netamente del conjunto, denominado comúnmente "árbol de Cristal", "árbol de Vidrio", "Damara" o "árbol Campana". Botánicamente "Agathis Alba" y pertenece a la familia de las araucariáceas. Es una especie introducida, originaria de Malasia y Oceanía. Tal vez sea el de la Escuela,  el único en América. Esta curiosidad, admiración y sensibilidad hizo que juntos, con nuestra nieta María Florencia, lo fuéramos a visitar.

Es un hombre leal, con buenos principios. Amante de la familia. Seguidor hasta el fin de sus deberes. Protector y rescatista de animales maltratados y  abandonados, que por cientos ha recogido de las calles o de las dependencias donde prestó servicios. Los perros y gatos cuarteleros entre ellos: Perrita “Alita”, de la Unidad Regional 5ta. Bahía Blanca.  La gata “Rosita”, en una casa contigua a la Brigada de Investigaciones,  calle Juncal en Martínez. El “Cabezón” de la Brigada de Tigre, con asiento en San Fernando. El alargado perrito “Escopeta” de la Unidad Regional Quilmes, y así podría seguir con una lista interminable. Además, un ferviente activista y asiduo donante de elementos a refugios de animales.

Su familia lo ama? Hasta el fin de sus días y más allá!!! Padre comprometido, abuelo permanentemente ocupándose del futuro de su nieta. Esposo incomparable…lo amo como cuando éramos adolescentes. Como el día en que lo conocí, en una esquina en Bahía Blanca, conversando con un amigo común. Presentados, me enamoré de Claudio para siempre…el flechazo de cupido!!! Luego formamos una familia y acá estamos, juntos en la prosperidad y en la adversidad. En la salúd y en la enfermedad. Siempre amándonos!!!

Es o fue mi esposo un torturador? No, jamás, ello va en contra de sus principios y el de toda su familia.

Yo no escribiré en este momento de la acusación maliciosa, que conozco y mucho, en profundidad.   Solamente digo que es una mentira, esta acusación, y todas las que le pueden tirar por la cabeza.  Y acá agrego…fui profética (esto lo escribí hace 15 días), saben qué? Si, ayer el 6 de Febrero de 2015, acaban de agregarle otro u otros hechos. Detenido desde el 28 de Diciembre de 2014…jamás, aun solicitándola, pudo ver la causa. Agreguen hechos, infames de la “justicia”!!! Esta familia continuará hasta su último aliento diciendo la verdad!!!

Fuerza mi amor!!! Tu familia está a tu lado, juntos marchamos por la verdad y la justicia. No agrego amigos (que si, están a tu lado) para que el Vice Ministro Forti, no los persiga.

María del Carmen Ferreyra de Kussman