Análisis

11

ONCE - LA PRISIÓN PREVENTIVA DICE:

 

“Ahora bien, analizado cada hecho en particular y en relación al imputado KUSSMAN, la hipótesis planteada se confirma: En el caso de Néstor Oscar BERTINAT la víctima sólo indica que intervino en su secuestro una persona de apellido SALINAS y dos personas más que no identifica ni describe –declaración testimonial del 09/02/11 a fs.

23.851/3-, pero se puede inferir que se tratan de algunos de los otros integrantes del “grupo de tareas” existente en el ámbito de la Unidad Regional V de Bahía Blanca, entre los que estaba Claudio A. KUSSMAN.”

 

HIPÓTESIS (CONJETURA - SUPOSICIÓN  - DEDUCCIÓN - TEORIA)

INFERIR   (DEDUCIR - SUPONER -  CONJETURAR - CREER)

 

La “justicia” tiene HIPÓTESIS E INFIERE. Creo que este tipo de “PRUEBAS” resultan muy peligrosas no? Mas ante una imputación tan grave en donde las penas son de prisión hasta la muerte, dada mi edad. 

Si la “justicia” INFIERE que había “un grupo de tareas” conformado por KUSSMAN - NOEL- LONCÓN- SALINAS  o sea CUATRO policías y BERTINAT dice haber sido detenido por TRES, no es MUY EXTREMO INFERIR  que ese segundo o  tercero, era yo. Por otra parte como puede ser que “NO IDENTIFICA NI DESCRIBE” a esos dos acompañantes de Salinas. Yo muy delgado y con una estatura de casi 1.90 metros y similar NOEL imposible no dar una mínima referencia, no? Reitero algo ya dicho, estábamos en una ciudad que en esa época tenia 182.000 habitantes.

 

FISCAL ABEL CORDOBA

 

RECIENTEMENTE CONSEGUÍ LA DECLARACIÓN TESTIMONIAL (fojas 23.851/23.853) DE NESTOR OSCAR BERTINAT, CON LA QUE “SE PRUEBA MIS DELITOS“.

 

SORPRESAS VARIAS.

 

PRIMER SORPRESA

NO ESTÁ PRESTADA ANTE UN JUEZ. ES ANTE EL FISCAL ABEL CORDOBA, QUIEN INDUCE ARTERAMENTE A LOS TESTIGOS. ( MI INDAGATORIA DEL 22 DE DICIEMBRE DE 2014. EL MISMO QUE FUE APERCIBIDO MAGNANIMAMENTE POR EL JUEZ ALVAREZ CANALE POR PUBLICITAR CON LA PRENSA DILIGENCIAS JUDICIALES - CON LO CUAL ME PERJUDICABA)

SEGUNDA SORPRESA

NO CUMPLE CON LAS NORMAS LEGALES YA QUE NO SE LE HACE CONOCER LAS GENERALES DE LA LEY. EN SÍ, ES UNA DILIGENCIA VICIADA DE NULIDAD. NO IMPORTA, PARA ESTA “JUSTICIA” TODO VALE

 

QUIEN ESCRIBE LOS RELATOS?

 

TERCER SORPRESA

LA CALLE AVELLANEDA ANTES DE LLEGAR A JUAN MOLINA ERA Y ES UNA ZONA DENSAMENTE POBLADA, CON TRÁNSITO VEHÍCULAR.   ALLÍ “INMEDIATAMENTE ME PUSIDERON UNA CAPUCHA Y ME TIRARON AL INTERIOR DEL VEHÍCULO“?

 

CUARTA SORPRESA

ABERTINAT DICE “ME PASEARON DURANTE CUATRO O CINCO HORAS” (Textual) NO ES REALMENTE INCREIBLE? SI CIRCULARON  DESPACIO, SUPONGAMOS A 40 KILÓMETROS POR HORA, QUIERE DECIR QUE RECORRIERON MAS DE 150 KILÓMETROS? 

 

QUINTA SORPRESA

SE PUEDE DEFINIR COMO TAL, COMPROBAR QUE LA PALABRA DE UNA PERSONA QUE COMETIÓ DELITOS, ESTAFANDO A GENTE DE CONDICIÓN HUMILDE O ROBANDO, TIENE PARA LA “JUSTICIA” MAYOR PESO QUE LA DEL POLICÍA QUE PROTEGIÓ DURANTE UNA VIDA A LA GENTE DE BIEN, CUANDO ERA VÍCTIMA DE LA DELINCUENCIA. TRISTE Y DESGRACIADO PAÍS LA ARGENTINA NO?

 

Textual de mi declaración del 16 de diciembre de 2014 ante la empleada contratada por la Secretaría de DDHH,  SUSANA ARRECHEA.

 

“Así sobre Néstor Oscar BERTINAT, que según pude averiguar a través de Internet había nacido el 17 de septiembre de 1947, y es hijo de Oscar y de Ángela Mercedes Corvera, fallecida, diré que a mi humilde parecer es lo que en la jerga policial se llama “un papelero” detrás de una pensión vitalicia. Lo que para mí es muy llamativo es que en otras causas de lesa, donde resultan

imputados miembros de otras fuerzas también hay testigos-víctimas que registran actividades ilegales como “papeleros”. Desconozco si esto se debe a una simple casualidad o no. Esta misma persona habría desarrollado esta actividad, de papelero, entre 2001 y 2008, con su hermano y el abogado de Bahía Blanca Mario Montero, y también el señor Edmundo Oginaga. Éstos se dedicaban a usurpar y vender terrenos ajenos o del Estado a gente de condición humilde. También pude constatar que el 7 de octubre de 2006 BERTINAT cometió un robo de gran cantidad de herramientas en calle Casanova 241 de Bahía Blanca, fue defendido por el Dr. Montero quien fuera su cómplice en las estafas reiteradas. En esa causa declaró como testigo de cargo Andrés FLORES Teniente Primero del ejercito, quien lo persiguiera

logrando BERTINAT escapar con su camioneta al cruzar a alta velocidad un semáforo con luz roja. BERTINAT fue condenado por el juez correccional Gabriel Rojas. A nivel confidencial, tomé conocimiento que trabajando en la planta embotelladota de Coca Cola de Bahía Blanca intentó sacar en forma clandestina la lista de clientes de esa empresa para entregársela a la Pepsi Cola. Mi inhibición para realizar averiguaciones en forma activa ya que sería un entorpecimiento a la acción judicial, hace que no pueda agregar más detalles de interés. De poder hacerlo, no dudo que sacaría a la superficie más de una motivación un interés mezquino de las partes de la presente causa“.

Me resulta muy llamativa la aparición de los testigos cinco en total, de los cuales tres nos “identifican” de a uno, a TRIVENTI, NOEL, SALINAS y a mí, que nunca presté servicio en el Comando Radioeléctrico. ¿A LONCON, no lo identifican en el lugar porque este ya murió? Estos reconocimientos también son muy llamativos a mi desvaluado parecer ya que con tantos años de vivir y trabajar en Bahía Blanca sería como que en una investigación de un robo en mi casa, al encontrar mis huellas dactilares, me detuvieran por considerarme

autor. Yo alterné mi infancia y adolescencia entre Bahía Blanca y Buenos Aires, habiendo practicado natación en el Club Olimpo, fui alumno del Colegio Don Bosco, de la Alianza Francesa, de algún colegio estatal y del Colegio Nacional. Ya oficial de policía practiqué durante años paracaidismo deportivo en el Aeroclub Bahía Blanca participando en diferentes festivales. Valga el término, no caí de paracaidista en Bahía Blanca, hice algunos procedimientos y me fui del lugar. También desarrollé actividades comerciales. Remarco que

alguno de los muertos de ambos lados, reitero: de ambos lados, de los 70, fueron compañeros o amigos míos. En esa época los muertos según el bando en la consideración social no eran iguales. Unos eran muertos buenos y los otros, por buena educación no mencionaré su calificativo en este acto. Hoy es exactamente igual pero a la inversa: unos son muertos buenos y merecen justicia a cualquier precio, con el aditivo de suculentas indemnizaciones y pensiones vitalicias, y los otros nada por supuesto. En este estado, el declarante solicita un cuarto intermedio para solicitar un vaso de agua por estar mareado, a lo cual SS hace lugar disponiendo un breve intermedio.

Continúa el declarante: bueno, no, para ellos está el calificativo que prefiero no decir, y en su momento a la familia de ellos se les entregó una bandera argentina de 200 pesos a valores de hoy. En los años 70 se decía que “algo habrán hecho” o “los estudiantes universitarios son todos zurdos” y hoy de igual forma la muletilla es “tod. os los uniformados de los 70 son genocidas”. Realmente todo esto me resulta revulsivo. Pese a tanto dolor y muerte, no aprendimos nada. Aplicando la justicia al barrer, y en un solo sentido, se sigue sembrando odio a diestra y siniestra. Reitero: muy lamentable. Quiero destacar que en los años 70 la población de Bahía Blanca era

aproximadamente de 182.000 habitantes, o sea, creo que la mitad de la de hoy. Por suerte, en esa ciudad pese a buscarlo ya que quería probarme, no tuve enfrentamiento armado alguno.

En el resumen de BERTINAT, leemos: a

continuación el automóvil deambulo algunas horas por la ciudad en cuyo lapso BERTINAT fue sometido a interrogatorio. En tiempo real, ¿no será mucho deambular en auto por la ciudad algunas horas? Teniendo en cuenta su tamaño. Solicito una reconstrucción y me ofrezco a acompañar el recorrido “por algunas horas”.

 

NESTOR ECHEGARAY  Y UN RECUERDO

 

Bertinat en su declaración dice que vivía en el mismo edificio que NESTOR ETCHEGARAY.  Yo no lo habré requerido alguna vez como testigo? Resulta que yo detuve en varias oportunidades a “su vecino” por narcotráfico y trata de blancas en Argentina y España. Inclusive hice en mas de una oportunidad el procedimiento en su departamento donde lo detuve junto a otras personas de la noche. Desconozco que habrá sido de su vida. Quiero destacar que el nombrado ETCHEGARAY, pese a su forma y medios de vida era una persona de palabra, y firme en el código de su ambiente por lo que era muy respetado. Increíblemente “sus mujeres” lo apreciaban y protegían. Nunca logré obtener información de ellas.  Hoy a través del tiempo sé que me resultaría agradable volver a encontrarlo y poder hablar y recordar esa época que no volverá. Ambos vestíamos de traje y nos tratábamos de usted. Cada uno de nosotros cumplía su rol, y nos respetábamos mutuamente. Pero por sobre todas las cosas,  NO MENTÍAMOS.