Ay Anita !

 

El odio como combustible.

La tuitera de la reina

calabaza, Anita Montanaro,

publicó que el presidente               Por Andrea Palomas Alarcón

Macri al que llama "el

procesado", asumió su cargo en un auto que debe "40 lucas (1) de patente".

Es cierto, el auto que utilizó el presidente en la asunción debe patentes desde que ingresó a la flota presidencial pero la que nunca las pagó fue su reina calabaza.

Cuando alguien le explicó el bochorno borró el tuit.

Esta y otras metidas de pata protagonizadas por la tuitera "ex-oficial" son bien conocidas. Sin embargo  no baja la guardia y sigue destilando odio y rencor.

Desterrar el odio es un deseo loable. Lo que no podemos impedir es que nos odien sin motivo.

 

(1) Cuarenta mil pesos

Fanáticos

Los avances tecnológicos traen

series de problemas y nos hacen

quedar mal parados. Los mensajes

de texto pueden tener un significado

para quien los emite y otro para

quien lo recibe. Las ventajas de la                         

autocorrección nos puede hacer                               Por Fabian Kussman

lanzar una carcajada o fruncir el ceño.

Una 'coma' olvidada hace cambiar el significado de una oración y un error ortográfico puede ser causal de divorcio. En las redes sociales nos plegamos a cualquier rumor e inexplicablemente damos un "me gusta" a una noticia sobre la decapitación de un ser humano, cuando en realidad deberíamos presionar el inexistente botón de "Horripilante" bajo la misma. Pero, son errores y usanzas. No podemos catalogar a esto como estupidez humana. Ahora bien, los fanáticos tienen una nueva ventana. Cualquier piedra en el camino es buena para sustentar su ignorancia. Este es el caso de Anita Montanaro, una persona que ha arribado a la fama por ser la pluma torcida detrás de la pluma distorsionada de la propaganda durante el triste gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. En su biografía de Twitter se autodefine como "Fundamentalista" y lo descubre con frases como "Si la tocan a Cristina los vamos a fusilar a todos" dejando boquiabiertos a quienes se ofenden cuando la "juventud maravillosa" es comparada con el estado islámico. El ejemplo que describe la doctora Palomas Alarcón sobre Montanaro es el accionar de ciegos sectarios. Errar es humano, reconocer el yerro es honestidad. Tiempo atrás Nilda Garré había propagado la vana noticia sobre la presidente Kirchner caminando hombro a hombro con afectados por inundaciones. Al comprobarse esta mentira, borró este mensaje de su cuenta. Es comprensible, esta gente no había jurado desempeñarse con lealtad y honestidad.

La saga continúa

Resulta que alguien le advirtió a Ana Monatanaro: "Pero el auto no está a nombre del Estado, está a nombre de Volkswagen". Entonces muy rápida volvió a poner el tuit y a desafiar a todo el mundo.

El asunto, es que destapó algo mucho peor todavía. Algo que algunos conocemos.

El gobierno kirchnerista tenía por costumbre extorsionar a las empresas y les sacaba beneficios y todo tipo de servicios, lo comprobamos los amigos y familiares de Presos Políticos porque en una protesta, por un gesto obsceno de Kunkel, un familiar de un Preso Político le rompió la ventanilla de un puñetazo. Terminaron todos en la comisaría.

Cuando la policía dice "de quién es el Volkswagen? " resultó que no era Kunkel ni el Estado, era Volkswagen que había cedido en "comodato" la unidad para el uso de funcionarios. Ese "comodato" no estaba denunciado como corresponde a la ley de Etica pública. Retiraron la denuncia.

Esto es igual. El gobierno explotaba estos autos que recibía "gratis" y no les pagaba las patentes. No se si "Anita" volvió a borrar el tuit pero debería hacerlo porque lo otro era un incumplimiento administrativo, una multa, esto es un delito.

A.P.A.