"Hacete amigo del juez,

no le des de que quejarse,

que siempre es bueno tener, palenque de ande rascarse". 

José Hernández

¿Quién no escuchó alguna vez en su vida los cantos que escribiera don JOSÉ HERNANDEZ en el año 1872, cuando estaba proscripto por el entonces presidente de la Nación DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO? Esta frase que da el título a estas líneas con humilde pretensión de  nota para la reflexión, se popularizó durante décadas y así la viveza criolla se impuso  sobre cuanto principio ético pudiera existir. Llegaron los gobiernos militares o los golpes militares, según como se los quiera llamar, y la cosa comenzó a cambiar. Los “señores jueces” tomaron la iniciativa, siempre producto de la “viveza criolla”, y así fueron ellos los que salieron  a buscar según su conveniencia personal, el “PALENQUE DE ANDE RASCARSE”.

LOS TOGADOS

 

Con el advenimiento en forma definitiva de los gobiernos democráticos, el “latiguillo” de don JOSÉ, fue perdiendo vigencia y los señores gobernantes pasaron  a tener sus togados propios. Primero en forma tímida y luego vimos en la década ganada, en forma descarada y sin pudor alguno. ¿Primer puesto en la carrera de obsecuentes? Por supuesto el más mediático y muy exitoso bailarín, perdón “juez” NORBERTO MARIO OYARBIDE, gran ganador consuetudinario en los sorteos de  causas “álgidas”, y hoy jubilado de privilegio. La   sociedad lo aceptó, la señora justicia hizo mutis, y así estos señores jueces se fueron reproduciendo, con diferentes  variantes por supuesto. Alguno pudo ser dueño de prostíbulos, otro estar envuelto en diferentes fallos escandalosos, donde verdaderos depredadores quedaban sin castigo, etc. etc. También  se impuso  la muy rentable ciencia del “CAJONEO” y por supuesto llegó  otra  ciencia muy rentable como la de  LESA HUMANIDAD. Con ley propia y al barrer llevó a culpables y también inocentes,  todos  adultos mayores por supuesto, a terminar con sus huesos en la prisión.

LA BIBLIA Y EL CALEFÓN

 

Allí  al igual que en “LA BIBLIA JUNTO AL CALEFÓN” no  importó si se trataba de un héroe, un abusador asesino o simplemente un “perejil”. Perdón, aclaremos lo de  asesino. En esta categoría la “justicia” y gran parte de la sociedad “sabiamente” y en un derroche de sangrientas y trágicas “desprolijidades” creó dos categorías. La de los asesinos malos, o sea los que defendieron al territorio llamado Argentina e impusieron la paz a sangre y fuego, y en algunos casos cometiendo graves abusos,  y la de  los asesinos buenos, que en realidad no fueron asesinos sino nada más y nada menos que “juventud maravillosa”. Sus víctimas como si no hubieran existido, por arte de magia y criminal hipocresía, fueron borradas sistemáticamente de la faz de la tierra y casi no existieron.  Los  malos adentro, a sufrir y si es posible a morir pronto. Mientras los miembros de las instituciones de las que formaron parte, se ensordecieron, se enmudecieron y hasta se enceguecieron, sin disimulo alguno de su miedo y obsecuencia a cualquier precio. Así no se enteraron de lo que ocurre aún al día hoy. Mientras los asesinos buenos pasaron a gozar de unos abundantes “físicos” como dice el conocido y vivísimo sabio FARIÑA,  y a ocupar  destacados y bien remunerados cargos públicos.

CAMBIEMOS

 

 Finalmente terminó la DÉCADA GANADA,  y  salió el sol, para que todos CAMBIEMOS. Bueno, todos no. Para nosotros los “adultos mayores” sin tiempo biológico prolongado,  quedó todo igual. Algunos logramos con una peligrosa hambruna de por medio la prisión domiciliaria, pero siempre quedamos sometidos a la “independencia”  de los mismos togados del “vamos por todo”. Estos por supuesto con  sus obscenas iniquidades y malas costumbres de no diferenciar la verdad de la mentira, o lo constatado de la INFERENCIA.  También podemos constatar fehacientemente como continúa la DESIGUALDAD ANTE LA JUSTICIA. ¿El mejor y más repulsivo ejemplo? Lo tenemos en  los medios a la vista de todos y todas. Un juez hoy del CAMBIEMOS, llamado MARTÍNEZ DE GIORGI  ordena la detención de la conocida señora HEBE por un problema de “físicos”, mientras ella a diario por todos los medios , lo recuerda a él, a su madre y a todo su árbol genealógico a más y mejor. Llega el momento de la verdad, se hace presente la debilitada fuerza policial, carente de todo respaldo gubernamental o legal, HEBE se planta e inexplicablemente  se fuga. Más tarde le promete a Su Señoría que concurrirá la semana que viene, o cuando tenga gana.

TOMAR INDAGATORIA NO. TOMAR CAÑA CON RUDA SI

 

Este mórbido togado que repito, hoy ya es del CAMBIEMOS, ante tan “seria promesa” en un caso inédito en el mundo de los jurisconsultos,  le levanta la orden de captura y aquí no pasó nada. Bueno nada no, la señora desde la costa incitó durante el fin de semana  a ocupar calles y plazas, ante el mutis de la justicia y el poder político.  Hoy finalmente a mitad de semana la señora recibió a tan digno funcionario en sus oficinas, en donde pudieron degustar unos buenos tragos de  CAÑA CON RUDA.  ¿No es tragicómico?

 

LOS “FIERITAS”

 

Para mí lo es, cuando veo y comparo a otro miembro de la justicia no mórbida, que ordenó el traslado compulsivo de MADRID, al mentiroso Hospital Penitenciario Federal, para lo cual se hicieron presente 11 jóvenes “fieritas”, perdón celadores y lo llevaron a como dé lugar. Por supuesto ellos contaban con todo el respaldo de la ley y en consecuencia actuaron acorde a derecho. Mi gran duda es: ¿hay que felicitar a “la HEBE” por su entrepierna y su postura bien definida? ¿En ese caso, entonces repudiaríamos a los “adultos mayores” que por su disciplina y respeto a la ley, están nada más que para el cachetazo y la iniquidad sin límite?

 

DEBILIDAD GUBERNAMENTAL

 

Mientras desde el gobierno ante mis débiles reclamos y como así el de otros prisioneros, se repite una y otra vez: IGUALDAD ANTE LA LEY, Y JUSTICIA INDEPENDIENTE. Sé que esto tiene que ser así y lo es en países, donde impera la democracia plena.  Lamentablemente  en este extrañísimo territorio llamado Argentina, lo que ocurre es nada más y nada menos que  una muestra más de la propia debilidad gubernamental, ante los que quieren volver y como un sagrado rezo, se repiten hasta el infinito:  “VAMOS POR TODO”

“Aléjese de los palacios el que quiera ser justo. La virtud y el poder no se hermanan bien”.

Marco Anneo Lucano (39-65)

Por 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 10, 2016