CARTA A MARÍA ELENA ALPIZAR,

UNA  DAMA CUBANA

 

 

MARIA ELENA,

 

El 14 de octubre de 2015, tuve oportunidad de escuchar su conversación en la radio, con mi hijo Fabián. Por su risa y su voz le digo muchas gracias. Realmente estaba con el ánimo caído,  tal cual quedo, después que me visita mi esposa María del Carmen, por 6 horas, 2 veces al mes. Ella vive a 350 kilómetros de la prisión donde desde hace casi 1l meses me encuentro ilegalmente detenido.

 

Luego de casi medio siglo de estar casados, la separación impuesta realmente nos afecta. Por ello, al pensar sobre sus 3 años de cárcel a mano de los hermanos CASTRO y sentir la fuerza y la convicción que trasmite su voz y su risa, las mismas  impiden cualquier duda o desánimo por el futuro mío y de mi grupo familiar, en esta Argentina, de la cual quisiéramos emigrar.

 

Quedando juntamente con mi familia a su entera disposición, le hacemos llegar a Usted y su pueblo, nuestros mejores deseos para que a la brevedad se imponga la democracia en esa hermosa  Cuba. En igual forma nuestro afecto a su persona y  todos sus seres queridos.

 

CLAUDIO KUSSMAN

 

Octubre 18, 2015

PrisioneroEnArgentina.com