Marzo 15, 2016

 

Querida Mariel,

En esta, mi segunda carta, te diré que con mi familia, acompañamos cada uno de tus sentimientos luego de que el día 6 de marzo -al cumplirse un nuevo aniversario de la trágica muerte de tu padre- un "ente" que desprestigia el uniforme azul no te permitiera estar en el mismo lugar donde prestó servicios Paulino en el pasado y en donde se le rindieran póstumos honores.

Esta muestra de mezquindad por parte del comisario Hernández  que -por temor o indiferencia- lamentablemente se repite tan frecuentemente en estos días, resaltan aún más tus condiciones y derechos morales. Como mujer,  y como bien ya lo has dicho que actos como este te fortalezcan día a día y te hagan perseverar aun más para alcanzar las difíciles metas que te has impuesto en la vida. Ellas, y tu permanente accionar servirán de ejemplo a quienes abandonaron los ideales que hacen que la existencia valga la pena.  

Siempre te tengo presente. Siempre cuento sobre tu persona y sobre tu padre.

Una vez más, con mi familia te hacemos llegar nuestro apoyo, a vos y a tus seres queridos y el más cálido de los afectos.

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Carta a Mariel Fernández