Carta a mi mujer

Anita Juárez Cornejo

 

Me había acompañado al psiquiatra. No se si esa reunión la había organizado ella o si había sido mi médico el que había querido que así fuera. De pronto me pregunta que significaba Anita para mí y yo le respondí. Una buenísima madre que como pocos cuida a sus hijos. NO¡¡¡ me respondió el médico. Que significa para Ud.?

 

La verdad es que estaba un poco enojado  y nada respondí. Luego casi en privado le digo al médico : Sabe Doctor son tantos años juntos¡¡¡ Es o no es fácil una convivencia de casi treinta y cinco años. Por cierto que no¡¡¡ Ya no es la pasión de los años jóvenes. Es la pasión por los proyectos en común. Hay etapas de profundos cambios, aunque siempre estamos cambiando.  Digo cambios profundos para Anita, ya los hijos no se merecen el mismo cuidado de antes y yo que ya estoy "mañoso",quiero hacer cosas que la vida y las obligaciones familiares me lo impidieron.

 

El amor adquiere otra dimensión. Significa lo mismo que en mis años jóvenes, continúa siendo "mi amor" y dificultosamente se me ocurriría casarme o juntarme con alguien si llegara a estar solo.Mi mujer Anita fue elegida por su estilo de mujer, por su sensibilidad  y su inteligencia, por sobre todas las cosas porque sabe "sonreirle a la vida"

 

He comprendido que "amar" es vivir en paz, sin ruidos, sin gritos, sólo escuchar el ruido de los pájaros y cuanto me  gustaría tener un canario en mi casa todos los días.Se que sería imposible. La convivencia no es fácil .Exige muchos renunciamientos.Es esta la relación más crítica  porque es la relación de amor más importante que pueda tener con una mujer  a quien le agradezco que haya sido la madre de mis hijos, porque es la madre que soñe.

 

Pancho Bénard

Escritor y Poeta

franciscoambenard@gmail.com