Carta de un Soldado

Por Carlos María Romero Pavón