Carta Abierta al Candidato Presidencial Sergio Massa

 

Señor Sergio Massa,

 

Sin ser yo miembro de las Fuerzas Armadas, haberlo escuchado en su propuesta para que esas tropas ayuden a combatir el mayor de los desafíos entre muchos otros que hoy tiene la Argentina, O sea el Narcotráfico, paso previo al Narcoterrorismo, hace que me invada la incredulidad y el desasosiego . No porque no sea necesario que estas fuerzas lo hagan, ante semejante enemigo, sino porque estando el país en pleno proceso de martirio y asesinato (Incluyo a las familias) para quien en los años setentas debieron enfrentar a otro poderoso enemigo internacional, usted hoy quiere volver a repetir la historia. Usted dice que solo será para que las Fuerzas Armadas brinden su apoyo logístico, y yo le digo que en este lugar indigno donde ilegalmente me encuentro, también hay prisioneros que solo estuvieron encargados de la logística. Esto fue en la lucha contra el terrorismo, al que ustedes -hipócritamente-  llaman 'juventud maravillosa' , treinta mil desaparecidos (Cantidad mentirosa, por cierto) etc.

 

Alerta, alerta, alerta...

Por  verticalidad y también por ambición propia y obsecuencia, los Altos Mandos seguramente aceptarán y aplaudirán esta, su iniciativa. A ellos les digo: Esa actitud es inmoral. Tengan mucho cuidado. Piensen lo que en un futuro le sucederá al personal que comandan y del cual son responsables. Observen lo que nos ocurrió a nosotros: Culpables o no de haber cometido en algunos casos delitos de guerra. Esos mismos políticos, sin pudor ni remordimiento alguno, mandaron y mandan al barrer hoy al Corredor de la Muerte a quienes los defendieron entonces. Aún peor  e imperdonable: Borraron la memoria de quienes se sacrificaron y perdieron la vida. Para esto, arrancaron monumentos y bronces que merecidamente eran símbolos recordatorios. En pocas palabras, los volvieron a matar. Ni hablar de los resarcimientos millonarios a quienes fueron enemigos de la patria y la democracia.

 

Sergio, Malena y también Daniel

Mi esposa María, proteccionista de animales de toda la vida, mantuvo una relación fluida con Malena, su cónyuge, muy conveniente para ustedes y para nuestros hermanos los otros animales, por supuesto.

Recibieron un centro de zoonosis (nombre que mi esposa lucho por cambiar a Centro de Salud Animal y Zoonosis no querido por un veterinario, hoy en las filas de los K) con instalaciones, que duplicando las existentes en Estados Unidos, son modelo en Latinoamérica. Esto fue obra del trabajo incansable de un señor Intendente como Ricardo Ubieto -ya fallecido- y cuatro damas: (tres de las cuales no nombro para no perjudicarlas)  y María Ferreyra, mi esposa.

Días después de ser ilegalmente detenido, María -como es natural- recurrió a Malena. Qué expresó esta última? Nada...  Se borró. Esta es una pequeña mezquindad de quienes hoy quieren emplear a las Fuerzas Armadas en la lucha contra el Narcotráfico.  Esta acción es similar a la de Daniel Scioli -rodeado de la Nueva Policía- en sus numerosos spots publicitarios de campaña electoral, Policía a la cual envía a la calle con poca preparación y trata de que sus miembros no asistan a votar, sabiendo que "su" Policía no lo quiere.

 

Sin música de fondo, ni finales felices

La realidad de la lucha en las calles contra el mal, no tiene música de fondo ni finales felices como en las películas. Por el contrario, es algo oscuro y siniestro. Aquí se mata y se muere en soledad o se sufren laceraciones horribles, a veces invadidas de malos olores. A ellas le siguen familias enteras destruidas por el dolor, ausencias imposibles de reponer, incapacidades físicas de por vida, entierros a los cuales lo funcionarios asisten -muchas veces a desgano-  o simplemente no lo hacen. Luego viene la indiferencia y el olvido de estos. Todo lo hemos contado y exhibido con imagen y sonido en este mismo sitio. A modo de ejemplo, recuerden el caso Dugur, un desarmador de bombas de Santa Fe. Este servidor público, con su cuerpo destrozado por  los disparos y una granada de guerra, hoy transformado también en prisionero.  Lamentablemente, casos como este hay muchos más.

 

"Narcos" ayudados por políticos y funcionarios

Lo increíble de todo esto, es que la invasión del Narcotráfico en nuestro país fue facilitada por los Poderes del Estado. Numerosos ejemplos de esta relación están a la vista a pesar de que la ciudadanía no lo quiera ver, ni castigue con su voto. Como ejemplo, tomemos las elecciones en Santa Fe. Allí eligieron al mismo partido político que permitió el asentamiento de Narcotraficantes  y Sicarios a más y mejor.

Mientras no pensemos en el futuro de nuestros seres queridos, aceptaremos y aplaudiremos lamentables propuestas como las que motivan este escrito. Detengámonos y pensemos. El futuro es hoy.

 

Claudio A. Kussman

Comisario Mayor (R)

Policía de la Provincia de Buenos Aires                                                                          Octubre 7, 2015