EXCELENTÍSIMO SEÑOR PRESIDENTE DE LA NACIÓN ARGENTINA.

 

                         Los primeros días de mayo de 2016, remití a Ud. una carta certificada con aviso de retorno de carácter personal y exclusivamente para su lectura, habiendo recibido el aviso de retorno esperé su contestación, la que nunca me llegó.

                         Su silencio ante la gravedad del tema que ponía en sus manos, a fin de que diera solución a la verdadera violación, no solo de la Constitución Nacional y de sus Tratados Internacionales, sino a la violación de los verdaderos Derechos Humanos (DDHH), existentes desde la vigencia del Estatuto de Roma, promulgado por Ley 26.200 y publicado en Boletín Publico el 09 de enero de 2007 por parte del Estado Argentino.

                         El derecho internacional responsabiliza al Estado que permite la violación de los DDHH, no responsabiliza al poder judicial, y ese Estado señor Presidente es Ud.

                          Esta violación pesa sobre más de dos mil ancianos, (65 a 87 años), juzgados y condenados por jueces que fueron superados por una Política de Estado, desde la Corte Suprema de Justicia de la Nación hasta todo aquel juez que participó en los llamados juicios de “lesa humanidad”, que dictaron sentencia, complaciendo la finalidad de ese estado corrupto que Ud. heredó por voto popular y a los que Ud. llama justicia independiente.

                         Esta Justicia, como todos los “tesoros” heredados del anterior gobierno, constituyen en su conjunto una verdadera asociación ilícita, para vaciar al país en todo su contenido, moral y ético, en los DDHH, en lo económico, en lo histórico y en la verdad cambiadas por la memoria, en su política interna e internacional, etc.  y todo este vaciamiento protegido por una justicia que se ajustaba diligentemente a esa Política de Estado corrupta, cerrando el círculo de una verdadera organización mafiosa, salvando las excepciones, le ruego que depure esta justicia iniciando por su cabeza el Presidente de la CSJN, que es el verdadero enemigo de la Constitución Nacional, que efectivizó todo tipo de violaciones sobre la misma, y por ende estas violaciones cayeron directamente sobre nuestro pueblo, es decir que el verdadero enemigo señor presidente Ud. lo tiene adentro, y como cristiano y como soldado, permítame aconsejarle que con el traidor y con el diablo nunca se negocia aunque así se lo hagan creer.

                         Reconozco su vocación de servicio a esta pobre Patria, es una bomba con mil detonadores, los que debe ir desactivando uno a uno, algunos pueden ser exclusivamente políticos, otros económicos, otros populares, pero se debe hacer lo verdaderamente correcto y es que no debe seguir permitiendo que más de 2000 soldados en cautiverio, en cárceles de máxima seguridad, sin atención médica conveniente etc. ya ancianos y que combatieron en el monte y  en la ciudad contra el terrorismo guerrillero que pretendía tomar el poder por medio de las armas, y que estuvieron a punto de separar la Provincia de Tucumán de la República Argentina, y por eso estos soldados y muchos otros, vencieron a las más feroces organizaciones de la guerra revolucionaria a nivel mundial, (Montoneros y Ejército Revolucionario del Pueblo), sin olvidar a los soldados conscriptos que fueron muertos y los que aun vivos combatieron en los montes Tucumanos, sin los cuales la victoria habría sido imposible, a los que rindo los tributos que el pueblo argentino, por cobardía, ha abandonado, solo para dar dos ejemplos, nombro a los soldados de Manchalá, y los soldados asesinados en Formosa.

                         Ud. estuvo secuestrado y tuvo la suerte de salir con vida, de modo que no puedo contarle lo que se siente en tales circunstancias pero si puedo contarle lo que fue la guerra en el monte y por cumplir con una patria que se desmembraba hoy estamos secuestrados por su Estado, que no es otro que el mío, por eso si puedo pedirle que haga lo correcto con esos dos mil y muchos más soldados que combatieron, pero estoy seguro que Ud. sabe mejor que este Preso Político, lo que hubiera pasado si el terrorismo guerrillero hubiese tomado el poder, de algo estoy seguro, que Ud. no sería presidente, y hasta tengo mis serias dudas que estuviera vivo, como así mismo miles de políticos corruptos que roban y viven de esta pobre Patria.

                         Ahora el pueblo argentino está viendo lo que nunca quiso ver, la corrupción a todos los niveles, lo que  convierte al gobierno anterior en un gran fraude a todos los niveles, y los jueces no escaparon a esto, quienes juraron defender la Constitución son sus grandes denostadores, con su proceder de serviles  al poder político, quien “DISEÑO Y EJECUTO UN PLAN DE ENCUBRIMIENTO CRIMINAL DE LAS ORGANIZACIONES TERRORISTA, Y EL EXTERMINIO DEL PERSONAL DE LAS FUERZAS ARMADAS, FUERZAS DE SEGURIDAD Y FUERZAS POLICIALES Y PERSONAL CIVIL QUE LAS COMBATIERON, tal plan fue el eje de su política de estado, de defender a los terroristas Iraníes, que volaron la A.M.I.A. como para encubrir a terroristas de las organizaciones que asolaron en las décadas del 60 y del 70 nuestro país, pavimentando su camino de cadáveres, y premiados con importantes puestos políticos dentro del gobierno de los KISCHNER.

                         Es mi obligación actualizarle el genocidio que el Estado Argentino que Ud. precede, está permitiendo sobre estos presos políticos, condenados con cadenas que son indudablemente condenas a muerte, en el momento que le enviara la mencionada carta eran 14 los muertos y al día de hoy han ascendido a 28 los muertos de los 368 que llevan ¿asesinados?, es decir que el     7,60 %. de ellos pertenecen a su gobierno, y este porcentaje a nadie escapa, crecerá exponencialmente porque las enfermedades y la edad son los aliados inseparables de estas condenas a muerte.

                         Por último Sr. Presidente, todos nuestros juicios han nacido mal paridos, tal cual lo manifestara en el juicio a los jueces prevaricadores que me juzgaron. Cuando se viola la Constitución Nacional y todo lo que ella incluye, nada bueno puede nacer de esto, y por eso que particularmente no acepto la revisión de estos juicios, de ser así es suponer que algo en los juicios es legal, por ello lo único correcto es la nulidad absoluta de todos ellos

                         Estos, y muchos fundamentos más podría darle, pero básicamente ante su silencio me veo en la obligación de convertir esta carta que le mandara, en carta abierta para que este pueblo deje de ser engañado por una memoria falaz creada por el anterior gobierno, ignorando la verdadera historia y que el suyo nada hace para revertir, carta que a continuación transcribo:

                         “Vi con sumo agrado cuando leí su carta dirigida a MADURO sobre los presos políticos y aún mayor fue mi satisfacción cuando mencionó que se acabarían “los curros de los derechos humanos”.

                               Han pasado más de cuatro meses desde que nos honró con la investidura de Presidente de la Nación y que gobernaría para todos los argentinos, según sus propias palabras.

                               Cartas y palabras que al día de hoy están vacías sin contenido alguno, esto me retrotrae a un verdadero defensor de los derechos civiles y humanos, un NEGRO ejemplar, con mayúscula, que siempre comenzaba al defender sus principios, con las siguientes palabras: “Anoche tuve un sueño”, me refiero al venerable MARTIN LUDER KING quien dijera:

                               “La cobardía preguntó ¿Es seguro? – La conveniencia política preguntó ¿Es político? – La vanidad preguntó ¿Es popular? – La conciencia preguntó ¿Es correcto? Entonces llega el momento en que uno debe tomar una posición que no es segura, ni política, ni popular, pero que hay que tomarla porque es la correcta” y este NEGRO, por ser correcto fue asesinado, al igual que el Fiscal Nisman, que intentó emular sus pasos.

                               Por eso que al día de hoy pregunto ¿Dónde está ubicado señor Presidente?, indudablemente, ¿no en lo correcto, respecto a lo que Ud. en su campaña mencionara sobre “el curro de los derechos humanos?  Los curros aún continúan, un ejemplo, el juicio ilegal sobre personal que participó en el Operativo Independencia, y otros, donde se viola la Constitución Nacional y Tratados Internacionales que el Estado Argentino se comprometió cumplir y Ud. ahora está permitiendo tales aberraciones jurídicas, en otras palabras, está incumpliendo con estas responsabilidades internacionales incorporadas a la Constitución Nacional. En primer lugar, porque conoce que es así y no de otra manera, y segundo porque los apoya manifestando que la Justicia es independiente, he aquí donde se equivoca señor Presiente, la Justicia no es independiente, tiene un solo amo y debe ser esclava de la Constitución Nacional.

                               Nuestra Carta Magna es pisoteada todos los días, en los juicios que, siguiendo una Política de Estado, avergüenzan a toda la comunidad jurídica, nacional e internacional.

                                Además, no creo que ignore de la existencia de la comunidad espuria de “Justicia Legítima”, que degenera de su origen o naturaleza, que no es otra que la Constitución Nacional, esta es una justicia dentro de la Justicia, así que ¿Cómo puede hablarme de una Justicia independiente? Con propias directivas dadas por el Boletín de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y de la Resolución Nro 158/7 de la Procuraduría General de la Nación. Constituyen por eso una verdadera asociación ilícita con normas particulares, que alinean a jueces y fiscales para no juzgar a los terroristas que asolaron el país, pero si a quienes lo defendieron.

 

Tal permisividad desvirtúa sus promesas electorales, teniendo especialmente en cuenta, que nos juró, que nunca nos mentiría y manifiesta a los cuatro vientos que la justicia es independiente, estoy de acuerdo con sus palabras, es independiente y lo demuestra todos los días actuando fuera de la ley.

 

                 Esta Corte Suprema de Justicia de la Nación, donde su presidente se jacta de seguir una Política de Estado, y en su nombre se cometen los atropellos a la Justicia inimaginables dentro de un Estado de Derecho, visto y solo digno de regímenes  totalitarios como el Nazismo y el Comunismo, donde en ellos se  propugna el gobierno de los hombres en lugar del gobierno de las leyes, y ahora este camaleónico Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, dice haber fijado la Política contra la corrupción, quizás Ud. negocio esto con él, o quizás es personal del presidente de la Corte, para quedar bien con el gobierno de turno, lo que es, fuera como fuera, es peligrosísimo para la Nación, porque estoy seguro que con estos jueces, van a condenar a supuestos corruptos con o sin pruebas, como lo hicieron con quienes defendieron la Nación Argentina ante la agresión del terrorismo internacional.

                         Estos jueces violan los derechos humanos en nombre de los derechos humanos a más de 2000 combatientes, y Ud., permite que siga ocurriendo. Durante su gobierno lleva ya 14 muertos políticos, en cautiverio en las cárceles del país, todos ellos por falta de atención médica necesaria, ejemplo el Tribunal Oral en lo Criminal de Tucumán, el Dr. Casas me prohíbe concurrir al Hospital Militar Central en la mayoría de los servicios médicos, con amplía satisfacción de la Jefa Medica del Penal Dra. MARIANA VALES del Servicio Penitenciario Federal de la Unidad 31.

                         ESPERO SEÑOR PRESIDENTE QUE NO SE ENORGULLEZCA AL GOBERNAR ESTE PAÍS, ÚNICO EN EL MUNDO, QUE TIENE UNA CÁRCEL EXCLUSIVA PARA VIEJOS SOLADADOS DE MÁS SETENTA AÑOS, DONDE, SE LES VIOLAN TODOS LOS DERECHOS, QUE SÍ SE LES CONCEDEN A VERDADEROS DELINCUENTES.

                         Por último, pido a Dios que le de fuerzas, para poder hacer lo que es correcto, como lo hiciera ese NEGRO, aunque en ello se le vaya la vida, sea la personal o la política, pues solo los cobardes tienen miedo a una muerta digna y honrosa.”

 

 

 

 

                                                                                                 ARIEL ROLANDO VALDIVIEZO

                                                                                                              D.N.I: 8.196.717

                                                                                                              PRESO POLITICO

                   

Carta Abierta al señor Presidente de la Nación,

Ingeniero Mauricio Macri

 

Por Ariel Valdiviezo