Decididos

El caso de la Fábrica Militar de Pólvoras y explosivos Villa María

El 10 de agosto de 1974 a las 9:30 de la noche, seis integrantes de la Compañía Decididos de Córdoba entraron al motel "Pasatiempo", un hotel alojamiento cercano a la Fábrica Militar de Pólvora y Explosivos. Los guerrilleros redujeron al personal del hotel y a las parejas que se encontraban en el lugar. El resto de la compañía del ERP llegó en autos y camiones.

A las 23:30, Juan Eliseo Ledesma, el guerrillero a cargo de la operación, ordenó el asalto al cuartel. Un total de 60 guerrilleros iniciaron el asalto, tomando sin realizar combates los puestos de vigilancia 1 y 2 gracias a la ayuda brindada por tres soldados conscriptos simpatizantes de la guerrilla.1

Las escuadras del grupo de recolección se desplegaron hacia las tres compañías del lugar, para copar sus salas de armamentos, reduciendo dos de ellas, pero la tercera (cercana al puesto de vigilancia 3) resistió el ataque. Por el puesto de vigilancia 1 ingresaron varios vehículos del ERP para cargar el botín.

Otro grupo asaltó el Casino de Oficiales; allí fue tomado cautivo el subdirector de la fábrica, mayor Argentino del Valle Larrabure.

Dos móviles policiales de Villa María se aproximaron al hotel "Pasatiempo", tras haber sido puestos en conocimiento de los sucesos extraños que sucedían allí por una pareja que logró escapar. Los guerrilleros que se encontraban en el hotel los recibieron a tiros. Los policías, pensando que se trataban de simples ladrones se retiraron en busca de refuerzos. Uno de los móviles se dirigió hacia Villa María y el otro hacia el cuartel. Este móvil fue recibido en el cuartel con fuego de ametralladora realizado por los irregulares, y los policías terminaron rindiéndose.

Alrededor de la 01:30 llegaron varios patrulleros policiales. Unos 12 efectivos intentaron ingresar al hotel, realizando además disparos de advertencia para instarlos a rendirse. El fuego no fue respondido por los guerrilleros desde el hotel.

En ese momento, los equipos que habían copado la Fábrica Militar empezaron a retirarse de la unidad, y volvieron al hotel empleando en cinco automóviles pertenecientes a oficiales del ejército. La policía, tomada por sorpresa, cesó el ataque.

La retirada de los terroristas se produjo por caminos vecinales para evitar cualquier posible corte de ruta.

Como resultado del Copamiento de la Fábrica Militar, los guerrilleros secuestraron aproximadamente 100 fusiles FAL, 10 ametralladoras Madsen, 4 MAG, 60 subfusiles PAM-M3A1 y cajones de munición, entre otros armamentos. De todos modos, el material no pudo ser usado por ellos, debido a que el Ejército lo encontró durante un rastrillaje realizado en Tucumán.

En lo relativo a los combates, los resultados fueron los siguientes:

 

4 militares heridos (2 de ellos de suma gravedad).

 

El capitán del Ejército, Adolfo García, herido por un escopetazo en el abdomen al resistir su captura.

 

3 policías heridos al momento de regresar los guerrilleros provenientes del cuartel hacia el hotel (uno de ellos moriría al poco tiempo).

 

1 guerrillero herido gravemente dentro del cuartel (luego fallecería por las heridas recibidas).

 

1 guerrillero herido gravemente en el hotel (luego fallecería por las heridas recibidas).

 

El teniente coronel Argentino del Valle Larrabure permaneció 372 días encerrado en la denominada "cárcel del pueblo", negándose a colaborar con la guerrilla en la fabricación de explosivos. El 23 de agosto de 1975 apareció su cadáver con 47 kilos menos y signos de golpes y estrangulamiento.

 

 

-Larrabure, trabaje para nosotros y será libre -dijo un encapuchado del Ejército Revolucionario del Pueblo.

Argentino del Valle Larrabure contestó:

-A ese precio prefiero la muerte!

PrisioneroEnArgentina.com

Fuente: Arturo Larrabure

Setiembre 2, 2016