Febrero 16, 2016

¿Propone Estela de Carlotto una revisión en los casos de los imputados en los mal llamados juicios de Lesa Humanidad?

 

Defendiendo a Carlotto II

La aventura continúa

 

En mi intento de artículo "Defendiendo a Carlotto" mencioné que Estela de Carlotto y yo teníamos en común mas opiniones de las que en principio creía. La presidente de Abuelas de Plaza de Mayo sentenciaba en aquel entonces que no quería asesinos en las calles y me encontré coincidiendo en que tampoco yo les quería (terroristas en mi caso, ex uniformados sin distinción en el parecer de la señora de Carlotto)

Volvemos a encontrar parecidos en una nueva aparición de la curiosa dueña universal de la justicia. Se siente herida en su susceptibilidad ante la presencia del presidente Mauricio Macri en la ex Escuela de Mecánica de la Armada y herido yo, al no enviar este nuevo mandatario al asistente de uno de sus asistentes a interiorizarse de las flagrantes irregularidades a los que son sometidos los Presos Políticos y Presos Ilegales en la República Argentina.

También coincidimos en lo que pareciera ser un despertar de conciencia cuando afirma sobre la situación de Milagro Sala: "Si ha delinquido, tienen que probarlo y después obrar. La ley dice que toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario" frase que engloba a muchos ciudadanos detenidos, sin considerar el estadístico 11% que indica la inocencia de esa porción que habitan las prisiones del mundo (Más allá de aquellos países de gobiernos populistas,  terroristas-teocráticos o narco-estados en donde estos datos permanecen ocultos) y aquellos que han sido juzgados bajo un código diferente, irrisorio y que envuelve a una gran porción de los incriminados en casos de lesa humanidad.

Carlotto expone su preocupación ya que Darío Lopérfido, Ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, aún no le haya pedido disculpas por haber dicho la verdad en cuanto a la cifra de desaparecidos y abraza la mía ya que, semanas después de levantar sensitivas polvaredas, el funcionario no ha ratificado sus palabras.

Qué nos identifica como Argentinos? No es una mezcla de sangres (Italiana, Alemana, Portuguesa, Suiza, etc.) que me convierte -en mi combinación- en algo así como un perro callejero y tal vez difiera del linaje de un ítalo-español o un judío-árabe.  No es el suelo que se pisa al nacer. Un colombiano o un ruso -al nacionalizarse- puede ser tan argentino como yo y sin dudas amar nuestra bandera o respetarla mejor que cualquiera. El lugar común es la Constitución Nacional. Ese sabio libro de reglas que dice que  "Todos sus habitantes son iguales ante la ley..." tal vez en esto, la señora de Carlotto y yo coincidamos en el futuro.

 

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Por Fabian Kussman