31 de diciembre, 2015

Cambiemos

 

 

Es el slogan de los últimos tiempos y el que nos avisó el cambio

de signo político en las recientes elecciones presidenciales. Yo

por mi parte, luego de notas varias, el día 28 de diciembre de

este año 2015 finalmente fui trasladado hasta el Juzgado de

Lomas de Zamora a cargo del doctor Patricio Santa Marina.

Mi objetivo -haciendo honor nada más que la verdad- era denunciar finalmente tanto al doctor Santiago Ulpiano Martínez (removido) como así al doctor Alejo Ramos Padilla, quien al toque de las doce campanadas de hoy, también habrá dejado su cargo como magistrado subrogante en el Juzgado Número Uno de la ciudad de Bahía Blanca. Más allá de que espurios

intereses económicos el primero delinquió por obsecuencia

y el segundo, por militancia.

Los consejos de la defensoría del tribunal ante el que comparecí

sobre la No Conveniencia de esta denuncia fueron varios y destaco

que muy entendibles. Mi obstinación por la verdad y no realizar

movimientos solo por conveniencia sigue en pie y la denuncia quedó

debidamente radicada. Es mi obligación ante tanta arbitrariedad y cuando pienso en el dolor que causaron a mis seres queridos estos "representantes de la justicia"

Hoy, 31 de diciembre del 2015, lamentablemente no me preparo   para celebración alguna. Así, estoy reuniendo material para enviar toda la documentación que respalda y demuestra fehacientemente lo denunciado. El tiempo y la justicia dirán si algo comenzó a cambiar de verdad en la Argentina o si es todo, nada más que un simple espejismo producto de nuestras necesidades e ilusiones.

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Por Claudio Kussman

Ulpiano Martínez . Ramos Padilla