ECONOMÍA, POLÍTICA Y JUSTICIA DE LA PRESENTE ARGENTINA

El primer mandatario nacional, INGº, D. Mauricio

Macri no reniega de la negociación política,

económica ni de la justicia. Intenta gobernar a

través de acuerdos institucionales que impliquen

respetar sus promesas de campaña electoral.

Por eso decidió nombrar en comisión a dos jueces

de la Corte Suprema, y *cuando se hartó de las

ofertas de bazar que distintos senadores justicialistas

le hacían a cambio de los votos necesarios en la cámara

Alta, como deshonrosamente están acostumbrados*.

El Señor Presidente Macri aspira a Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz en el cuarto piso de Tribunales y decidió que estas designaciones no se someterán al típico regateo parlamentario, donde se *manosean dos juristas de prestigios*, como fue usual en el anterior o anteriores gobiernos  nacionales argentinos…

“Por cuatro kilómetros de asfalto, un embajador en Europa y diez contratos administrativos”

“Nada se canjea, nada se negocia”

“Macri prueba la nueva medicina sin, contenidos tóxicos”

El Señor Presidente *¡NO!* violó la Constitución Nacional, basta con leer en profundidad su artículo 99, inciso 19, habilitará el sistema de audiencias públicas establecidas a través del decreto 222/03, y defenderá en todos los foros públicos a Rosatti y Rosenkrantz, que llegan a la Corte para terminar con un manejo de poder que Ricardo Lorenzetti ejecuta en soledad.

El Señor Presidente Macri, observa con atención sus                                               movimientos políticos y jurídicos, aún no se digiere la inesperada acordada que significó reconocer derechos coparticipables a tres provincias de la oposición y escucha en silencio a la diputada Elisa Carrió, que hace años que sueña con un juicio político al inasible presidente del alto tribunal.

 

Con la decisión de aguardar hasta las próximas sesiones ordinarias, que inician el primero de marzo de ‘2.016, el Señor Presidente Macri concluyó una sigilosa negociación con los gobernadores para obtener los votos necesarios que aseguren las designaciones de Rosatti y Rosenkrantz.

El primer Mandatario, desafío, y así debe hacerlo a, los fines de demostrar *su Diferenciación* con los ex presidentes que coexistieron atrás a, un laberinto peligroso y oscuro, sin temor y convicción total…

“Necesita las 2/3 partes de los miembros presentes del Senado y cree que los gobernadores pueden conducir a los representantes de las provincias en el Parlamento”

Desde la fortaleza política, Don Macri, emprende  en la Argentina qué ya está conviviendo una experiencia financiera nueva. Está enfrentando un demérito significativo del *dinero* impulsada por un gobierno flamante y avalado por el voto mayoritario de la sociedad.

Ese detalle decisivo del contraste de las devaluaciones encaradas por gobiernos anteriores. Le brinda una oportunidad de éxito *al país del planeta* más especializado en desperdiciar oportunidades.

 

Desde ‘1.983 a la fecha, Raúl Alfonsín fue el primer presidente en atravesar una crisis financiera aguda y en apelar a una devaluación profunda en febrero de ‘1.989 que terminó en catástrofe.

El valor del peculio se derrumbó un 25% y la desconfianza en la gestión del líder radical era tan grande que se cuadruplicó en pocos días, arrastró al país a la hiperinflación y a una derrota electoral con entrega anticipada del poder.

 

Luego el ex Presidente Dr. Carlos Menem, debió encarar otro desafío de  desvalorización profunda a seis meses del inicio de su gestión en ‘1.989, y la falta de resultados favorables excitó a la Argentina al *Plan de Convertibilidad* -1 peso, ídem a 1 dólar, que estabilizó la economía durante nueve años. El enamoramiento de Menem, de Domingo Cavallo y de Fernando De la Rúa de ese instrumento fue el germen de la crisis del ‘2.001, con la tragedia del corralito, el estallido social y una devaluación del 300% que dejó a un tercio de la población bajo la línea de pobreza.

Raúl Alfonsín, intentó quebrar a la patria sindical y los senadores justicialistas voltearon su ley Mucci. Fernando de la Rúa, demandó una tregua y se fue en helicóptero.

La última devaluación fue la de Axel Kicillof, quien depreció el peso en un 25% en enero de ‘2.014 y ni aun así pudo torcer el destino de déficit fiscal, inflación y recesión que había arrancado con el cepo al dólar en octubre de ‘2.011.

Ese intento devaluatorio también fue el de un gobierno en decadencia de la enlutada Señora Dra. Cristina Kirchner, que terminó en derrota electoral y final de ciclo. Ahora es Don Mauricio Macri quien lo intenta desde la fortaleza de los primeros días de gestión.

El nuevo Señor Presidente, deberá observar muy bien los errores de sus antecesores para eludir la trampa histórica de las devaluaciones que, por sí solas, jamás han resuelto las heridas económicas y financieras de ningún país.

El peronismo sólo respeta a los suyos. Y el Señor INGº y Presidente Macri, tiene que estar muy atento, en la  cámara Alta. Y el Señor Presidente Macri no quiere entregar a ninguno de los candidatos a la Corte y optó por abrir una negociación con los gobernadores. Se trata de una táctica peligrosa y con final incierto, no obstante es loable y con firmeza espera esas instancias. no todos los senadores responden a los mandatarios provinciales. Estos asuntos son paradigmáticos y exhiben las dificultades que enfrenta Balcarce 50 para formar una mayoría parlamentaria que le permita gobernar con escasos sobresaltos.

No obstante con convicción de contenido, o para ser más precisos a comienzos de marzo, el Presidente necesitará los votos en la cámara Alta para evitar que Rosatti y Rosenkrantz sean masticados por la voracidad justicialista. A ciertos senadores de la oposición, acostumbrados a hablar en voz baja en despachos oscuros, no les importará la imagen pública de Macri o los niveles de aceptación de su gobierno…

“Ellos, los ruines Senadores, van por la suya y tienen el control del Senado”

No obstante no se entrega, no dudando en usar una herramienta constitucional, rechazó las presiones del justicialismo, dio una señal clara al juez Lorenzetti y aceptó sin cadenas nacionales, censuras o cancelación de pautas publicitarias, las críticas que se hicieron en todos los medios de comunicación y las redes sociales.

 

El autoridad del INGº Señor Presidente Macri, huele que algo doloroso está pasando en la calles.

Un simpatizante kirchnerista entra en el vagón del subte y va repartiendo un panfleto…

“Señalando que Macri es una mezcla de Videla y Martínez de Hoz”

Todos los pasajeros aceptan el libelo por cortesía o por curiosidad. Uno, sin embargo, lo rechaza. Entonces el repartidor lo hostiga, desafiante, y el aludido responde con dureza. No es un debate ideológico, sino un electrizante cruce de acusaciones e insultos.

Una cosa lleva a la otra, y de pronto el vagón se convierte un ringside…

“Los púgiles se lastiman en medio de un tornado de ademanes y escándalos”

Esta anécdota la cuenta, un tanto espantada, una dentista de Caballito que fue testigo directa y también que debió borrarse de Facebook, porque toda su comunidad era filo-kirchnerista, nunca hasta ahora hubo el menor problema, porque ella callaba su opinión, -ni siquiera es Pro-, y cuando se atrevió tímidamente a alegrarse porque el pueblo había elegido una alternancia, le saltaron a la yugular con admoniciones feroces y lo trataron de egoísta, traidor e imbécil.

La arteria está llena de estas escenas agresivas…

“Los votantes del frente Cambiemos no, tienen siquiera el derecho a la alegría y quienes optaron por el Frente para la Victoria y ven con buenos ojos las primeras medidas y gestualidades dialoguistas de Macri tienen que meter violín en bolsa para no ser estigmatizados y para que en la mesa familiar no se arme la de San Quintín”

La grieta, lejos de ceder, recrudeció. En otro país, al triunfo de una de las partes le habrían continuado tres meses de transición pacifista y de digestión humana. Aquí si en Argentina, se pasó de la trinchera a la gestión en un relámpago y con señales de intolerancia institucional, y entonces hubo una plaza de la *tristeza* y otra plaza de *la felicidad* en menos de 24 horas.

Los ganadores deshonraban con su dicha a los perdedores, que viraron de la campaña del miedo a la campaña del ego. Es decir, a la restitución narcisista…

“Ganaste vos, no obstante, la razón la tengo yo. Los hombres somos niños. Y los niños pueden ser muy crueles”

“Un mínimo de racionalidad política convencería a la ex Reina Cristina de bajar a sus militantes del odio. Porque se volverán execrables. No les hace bien a ellos ni al sistema político, que los necesita”

“El país, como la Navidad, nos precisa a todos”

 

Dr. HUGO JOSÉ NARANJO.-

*Elogios de la seriedad*

H.N./e.d.l.s.

-El Pulso del Columnista, fan de los contenidos con convicción

irrebatible-

-Y escritor de cartas y narraciones de sueños –

“Pasión-Paciencia-Perseverancia”

“Él nunca pudo tener una vida familiar, una pareja, no le

concernía hacer mucho contacto con otras personas y era

bastante reservado para sí mismo”

“Los lugares más oscuros del infierno están reservados para

aquellos que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral”

“Doctorado honoris causa y Máster - MBA Nacional e International.

“Executive en Dirección de Proyectos y Empresas”

Soy nadie.

Hugo José Naranjo