El Clan Ale

Rubén “La Chancha” Ángel “El Mono” y otros…

 

Nunca me olvidare de unos de los casos emblemáticos - repugnantes- del Clan ale. Familia  mafiosa al que le dicte como Juez de Instrucción la prisión preventiva de oficio por dos años. Medida de coerción confirmada por la Excma. Cámara Penal. También en ese entonces ordene la prisión del Comando Atila - Grupo para policial de un accionar temible en esa época -.

Por Jorge B. Lobo Aragón

El dictado de la medida represiva  la realicé desde un hotel protegido por un grupo valiente de policías que no tuvieron miedo a las amenazas de muerte. Cuando se produjo el juicio oral la Sala Penal los absolvió. Fue tal el impacto de la decisión que renuncie a la magistratura y al poder judicial al que ingrese a los diecinueve años.

Por las  numerosas amenazas de muerte y los traslados de mi familia Tata Dios me llevo un Angelito - Jorgito - una herida que nunca lograré cicatrizar. Hoy sigo luchando desde el ejercicio de la profesión para que las Salas Penales se dignen a fijar fecha de debate oral para esta auténtica Asociación  ilícita. Una Justicia lenta nunca será Justicia.

HACE 20 AÑOS

 

Hace 20 años atrás el doctor Lobo Aragón por ese entonces juez de instrucción en la provincia “acorralo” al “clan Ale” y renuncio al cargo por considerar que “ya había llegado al limite de las amenazas y de exponer a toda mi familia a una mafia reinante”.

Con respecto a los allanamientos realizados aclaro que “los procedimientos fueron realizados por la justicia federal porque la justicia provincial sigue mirando al sudeste”.

El abogado aclaro durante una entrevista realizada en el programa radial “EL Colador” emitido por radio del Plata que “el clan Ale” esta “azotando a la sociedad desde mas de 25 años”.

“La justicia provincial se maneja con un desorden increíble y con fiscales que creen que pueden actuar con absoluta impunidad” aclaro.

“Hay una crisis en el poder judicial, quienes hemos actuado como integrantes del poder judicial sabemos que hay un submundo que tiene resortes en todos los poderes” enfatizo el ex juez.

“No  me cabe dudas que la corrupción también late en la Justicia” argumento el ex magistrado quien publico el su muro de facebook, parte de la historia de los Ale.

OPINIÓN:

 

Hace más de veinticinco años que doy cuenta de una mafia reinante en mi provincia “si, reinante” porque no solo se encuentra muy difundida sino que también impera en amplios sectores de la sociedad, en la jamás alcanzo los alarmantes niveles que alcanza  en la actualidad, y lo que es peor, el grado de resignación, de tolerancia y hasta de paciente aceptación con el que se la ve en estos día.

Nihil novi sub Solé (no hay nada nuevo bajo el sol), si ya lo sabemos, y sin embargo pareciera que, con el ánimo de hacerle frente de alguna manera a la putrefacción invasora, alguna táctica nueva podría aparecer. Delitos hubo siempre; delinquir, pecar, es propio de la condición humana como herencia de Adán. Mafias, NO; la mafia es una forma especial del delito, hoy relacionadas con las asociaciones ilícitas.

Todos deseamos el orden la seguridad, la tranquilidad pública. Y la sociedad vive espantada por la proliferación del delito, por las dificultades de la Policía para aclarar los crímenes cometidos, por la impunidad en que quedan la mayoría de ellos. Los ciudadanos, participamos de la angustia general difundida en la sociedad a la que pertenecemos y tenemos derecho a manifestar esa angustia y adherirnos al clamor público.

Dos fundamentales elementos en esta lucha, la Justicia y la Policía, corresponden al ámbito provincial, y a los Legisladores, le corresponde procurar brindarle condiciones para su desempeña más satisfactorio y eficaz. La mafia ha llegado hasta el fútbol, una corrupción que “se esta haciendo carne en la Argentina”. Una muestra de lo que  vengo diciendo permanentemente desde hace más de 25 años, son las numerosas querellas incoadas en contra de los ale por diferentes ilícitos todos ligados a las amenaza de muerte y al uso coercitivo de armas de fuego además de las usurpaciones de propiedad que florecen y emergen en nuestra provincia en manos de estos sujetos .

Hoy la Justicia Federal a través de Gendarmería está practicando allanamientos en distintos inmuebles relacionados con  ADOLFO ÁNGEL ALE (A) “EL MONO”  con el clan por

supuestos lavados de activos de dineros y otros delitos,  lo que viene a corroborar que los Ale (Ángel y Rubén) son mafiosos, pues se han organizado para realizar cosas al margen de la ley, la prensa Tucumana, los medios televisivos y radiales, acompañados y amparados valiente y resueltamente por todo un periodismo nacional con resonancias y difusiones internacionales   dieron a conocer una realidad que  convivió con los tucumanos hace muchos años en donde el clan Ale y sus Remises “cinco estrellas” que azolaron nuestra provincias con hechos de notable repercusión en su momento como el copamiento  y rodeo a la jefatura de policía; al Concejo deliberante de la ciudad Capital; al impedimento de entrada y salida de todo transito y hasta el intento de ingreso a la gendarmería, como muchos hechos de igual trascendencia. 

En el juicio oral en donde Susana Trimarco luego de una ardua y titánica lucha para recuperar a su hija Marita Verón se reflejaron palmariamente el silencio de muchos y la impunidad que ostenta la mafia en nuestra provincia resguardado por  una cadena pertenecientes a los distintos poderes del estado y de la sociedad. La mafia es una muestra de organización y de eficacia. Las ales, siguen funcionando en busca de influencias, de grandes negocios, de poder. De todas maneras, el debate sobre esta mafia, nos alerta: “los tucumanos y el país, en estos momentos estamos ante la evidencia de que las mafias extienden su poderío hasta ciertos sectores que en otros tiempos se mantenían inconmovibles”.

La mafia es una realidad que sigue extendiéndose con total impunidad. La mafia, en la actualidad incorporan al ámbito del delito, los adelantos de la técnica, el apoyo de profesionales expertos y las sutiles artes, para influir sobre la opinión pública de modo que la lucha contra ella se hace cada día más difícil.A la justicia ordinaria no se la teme, se la supone inocua (todo el mundo “confía en la justicia”; muchos, en realidad, confían en su torpeza), pero se sospecha que las mafias tienen poder, tienen fuerza y que son duchas en su aplicación. Pero no hay que desesperar. Italia, patria de ricas experiencias políticas y de inteligencias lúcidas y dúctiles, ha comenzado a combatirla y a desplazarla de la dirección de la sociedad que en gran parte ejercía por haber conquistado valiosas posiciones con el apoyo de políticos adictos. No lo logrará de un día para otro, pero sus triunfos pueden ser ejemplos para nosotros. Y ojalá que sus fracasos también sean ejemplos, para que nosotros no los repitamos.

De todos modos las numerosas querellas y  causas en estado de Debate de juicio oral (Provincia) y ahora el allanamiento ( Federal) de innumerables propiedades vinculadas con los mismos nos dan la pauta en especial los tucumanos,  que estamos ante la evidencia de mafias que extiendan su poderío hasta ciertos despachos que debieran mantenerse inconmovibles.

Que tantos hechos patentes y visibles hayan inquietado a la opinión pública poniéndola a la prensa en estado de constante vigilancia, es bueno y saludable. Si la opinión pública no reacciona en contra de ellas sería muy difícil que se pudiera hacer algo por eliminarlas, que es lo que la sociedad necesita para su tranquilidad. Y si efectivamente reacciona tendrá por delante una larga lucha, ya que las mafias no renuncian fácilmente a las conquistas que ella ha realizado, pero lucha que vale la pena librarse pues en ella se juega el destino de la patria de nuestros hijos.

Durante mi actuación en la justicia tuve oportunidad de juzgarlos. En aquella oportunidad recibí terribles amenazas, que no me amedrentaron. Pero aquella instancia pasó; ya no soy un funcionario de la justica ni mi función es la de juzgar a nadie. Creo que la población de Tucumán tiene una idea – quizás algo vaga, quizás demasiado genérica o bastante puntual – sobre lo que son y lo que representan. Al no tener ya funciones judiciales, carezco de especiales elementos de juicio, por lo que mi impresión se limita a adherir a la impresión general.

 Opino más o menos lo mismo que usted; creo que mi opinión es muy parecida a las de los lectores. Tucumán sigue careciendo de la debida seguridad. Se afirmaba en todo momento desde décadas que se iba a combatir el delito y metería presos a los delincuentes. Ahora, visto el fracaso de tantos años, en los que al delito sólo se lo amenazó con una topadora – tiempo de Bussi – pero sin estimular la acción de la policía y de la justicia, nada se concretó, ni siquiera en la investigación penal preparatoria – primera etapa del proceso penal. Hace varios años atrás un  gobernador – Ortega – dijo que los mafiosos deben terminar en “Villa Urquiza”. Y no ha resultado cierto.

Hay mafiosos que no están adentro y las mafias siguen tirando balazos por las calles y a Estudios Jurídicos. ¿Qué hará la Justicia provincial? ¿Reconocerá su fracaso? Es triste reconocer fracasos, así que resulta más divertido encontrar que estos problemas lo aburren. Somos aburridos los que queremos una lucha por la seguridad y la decencia. En nuestro Tucumán, la droga, la violencia y  las bandas criminales se renuevan. Pero todo sigue igual como si nunca hubiera pasado nada. Abogados golpeados y lesionados gravemente con armas de fuerte calibre otros con inmuebles usurpados y amedrentados. Fuera de otros crímenes y asaltos por todas partes. Hoy los medios periodísticos una vez más   dieron a conocer que la Justicia Nacional a través de policía aeroportuaria estaba haciendo allanamientos en distintos inmuebles propiedad del famoso “Mono Ale” y procedieron a su detención. Rubén (A) LA CHANCHA  se encuentra en prisión domiciliaria. Sera Justicia…

 

 DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN