EL FIN DEL TRABAJO

-La ola tecnológica amenaza el empleo-

Es ineludiblemente obligado tan inquietante como útil, reiterar que estamos acelerando una nueva fase de la historia humana, caracterizada por lo que ya parece una permanente e inevitable decadencia de lo que hasta ahora entendíamos por trabajo.

Las actuales cifras de desempleo, a escala mundial, son las mayores desde la gran depresión de los años ’30. El número de personas infra-empleadas o que carecen del trabajo, está creciendo a un ritmo vertiginoso, debido  sobre todo a los millones de recién llegados al mercado laboral que se están convirtiendo en víctimas propiciatorias de una nueva revolución tecnológica están sustituyendo rápidamente a los seres humanos en la mayor parte de los sectores económicos, trátese de los procesos de fabricación, de la distribución al por menor, del transporte, de la agricultura o de las diferentes actividades funcionariales.

En otras palabras, la gran mayoría de los trabajos va a desaparecer para no volver nunca jamás, de manera que el mundo acabará polarizándose en dos fuerzas, en  dos tendencias potencialmente irreconciliables.

Por una parte, una elite, *esa minoría selecta y destacada en un ámbito social o, en una actividad*, bien informada que controlará y gestionará la economía global de alta tecnología.

Y por la otra, *un número creciente de trabajadores  permanentemente desplazados, con pocas perspectivas de futuro  y aún menos esperanzas de conseguir un trabajo aceptable en un mundo cada vez más automatizado.

Partiendo de todo eso, afirmaría que deberíamos empezar a plantearnos las existencias de la era pos-mercado, es decir la que estamos empezando a vivir.

Pensando en formas alternativas a los planteamientos más habituales en torno al trabajo, poner en marcha nuevos modos de generación de ingresos y de reparto del poder, y que a su vez deberá permitir la reconstrucción de nuestras comunidades y nuestras culturas.

Ya debemos sin dilación alguna en concienciarnos de que, si bien el *fin del trabajo* puede suponer el final de la civilización tal como la hemos conocido hasta ahora, quizá también sea el inicio de una gran transformación social que traiga consigo el renacimiento del *espíritu humano*…  

 

“Mientras que el público, en general, sigue oyendo hablar de unos mejores tiempos venideros desde el punto de vista de la economía, en todas las partes del mundo los trabajadores se quedan perplejos por lo que aparece como un proceso de agravamiento del desempleo”

Hoy en día, existe la oportunidad de crear millones de nuevos puestos de trabajo en el *tercer sector*. Utilizar la capacidad de trabajo y el talento de los hombres y mujeres que ya no resultan necesarios en los servicios  y en los puestos públicos  para crear un capital social en los barrios y las comunidades es algo que cuesta dinero.

Establecer un impuesto  sobre la riqueza  generada por la economía de la *nueva creación de nuevos puestos de trabajo y la reconstrucción social*, proporcionaría nuevas esperanzas y un detallado esbozo de cómo podría ser la vida en el Siglo XXI.

La carta más importante en el juego de la nueva política perece ser el sector público. Debemos insistir en que las *naciones-estado* son un invento de la era industrial. El capitalismo requiere un gran abanico de instituciones políticas para dominar y asegurar amplios mercados geográficos.

Hoy en día, cuando el comercio se está desplazando desde la era industrial hasta la era de la información, y de la *Tierra al espectro electromagnético*, los mismos  geográficamente relacionados entre sí se encuentran de repente a sí mismos con  una relevancia cada vez menor y sin una misión claramente definida.

El nuevo mundo que se está formando, el sector público, probablemente desempeñe un papel mucho más reducido en las cuestiones comerciales y más amplio en el *tercer sector*. Juntos, estos dos sectores geográficamente relacionados entre sí podrán empezar a ejercer una considerable presión política sobre las empresas, con el fin de reconducir parte de los beneficios del nuevo comercio desde su ámbito privado hasta las comunidades.

Los titulares de la reciente reunión de unos 40 jefes de gobierno en el *Foro Económico Mundial de Davos* se centraron en las amenazas de Estado Islámico, los precios del petróleo y la crisis de los refugiados en Europa…

“No obstante, lo que me pareció más interesante *y pasó mucho más inadvertido*, fue un estudio divulgado en la reunión según el cual los *robots inteligentes* van a eliminar más de cinco millones de empleos en los próximos cinco años”

Revisando en el proyecto o estudio, del *futuro de los empleos*, indican que la *robótica avanzada, la inteligencia artificial, los autos que se manejan solos, las impresoras 3-D, la genética y otras nuevas tecnologías* tendrán un impacto mayor de lo esperado sobre el empleo en un futuro próximo.

Y las nuevas tecnologías van a afectar por igual a los trabajadores de los países industrializados y a los de países en desarrollo, a menos que los países modernicen sus sistemas educativos.

Entre los empleos más amenazados estarán…

“Los *vendedores en las tiendas*, los *cajeros de supermercados*, los *empleados administrativos*, los *trabajadores manufactureros* y los *taxistas*”

La creciente automatización de los procesos de pago en los comercios eliminará un gran número de puestos de cajeros en supermercados y las compras por Internet continuarán reduciendo los empleos de vendedores.

Al mismo tiempo, los robots inteligentes y las impresoras 3-D, afectarán a las industrias manufactureras…

“Y la Internet de las cosas, las nuevas conexiones de la Web a través de las cuales los objetos se comunican entre sí, al igual que las personas lo hacemos hoy, en lo sucesivo no dejará de impactar en muchas industrias”

Mientras las máquinas expendedoras de refrescos en la mayoría de los países todavía son visitadas al final del día por un inspector que determina cuántas botellas deben ser sustituidas, ahora esta tarea se hará automáticamente a través de la comunicación directa por Internet entre la máquina expendedora y el camión de suministro. Y el camión pronto se conducirá solo…

"Señalo todavía, como lo es operable, crear autos, camiones, aviones y barcos que se manejan de forma total o parcialmente autónoma, lo que podría revolucionar el transporte, si los reglamentos lo permiten, para el año 2.020"

Estados Unidos, Francia, India, México y Brasil, llegan a la conclusión de que los avances tecnológicos van a eliminar unos 7,1 millones de puestos de trabajo y a la vez crear dos millones de empleos en los próximos cinco años…

“O sea, habría una pérdida neta de 5,1 millones de puestos de trabajo”

Entre los empleos más requeridos en un futuro próximo estarán los relacionados con la instalación, reparación y mantenimiento de robots e impresoras 3-D, así como analistas de datos para prácticamente todas las industrias…

“Por consiguiente, habrá una gran demanda de arquitectos, ingenieros informáticos y matemáticos”

En América latina, ¿Pregunto?, los avances tecnológicos impactarán por igual a los países ricos y a los emergentes, concibo que definitivamente sí, citando el caso de las plantas automotrices que usan cada vez más robots…

“Lo que más me sorprende de que incluso la agricultura y ganadería latinoamericanas se verán sacudidas, entre otras cosas, porque China abrirá su primera granja de producción masiva de vacas clonadas”

“Ciertamente, un consorcio *chino-coreano* abrirá este año una granja de la clonación en la ciudad de Tianjin que producirá 100.000 vacunos para carne en una primera fase y, un millón en una segunda etapa”

Mi informe, no está entre quienes tienen la visión apocalíptica de que la tecnología causará una ola de desempleo mundial. Los pesimistas han estado diciendo eso desde la Revolución Industrial, hace dos siglos, cuando los trabajadores textiles destruyeron las máquinas a vapor con el argumento de que eliminarían la mayoría de los empleos, y no ha habido tal debacle.

En general, la pobreza mundial se ha reducido en las últimas décadas…

“Lo que resulta claro es, que los países que no modernicen sus sistemas educativos para producir más ingenieros, arquitectos y graduados en humanidades más creativos y emprendedores pueden ser afectados por las nuevas tecnologías”

“Lo más grave o llamativo, casi la tres cuartas partes de los niños que entran en la primaria hoy, van a terminar trabajando en empleos que no existen *ya*, en la actualidad”

Por desdicha…

“Si no preparamos a nuestros infantes para que tengan más habilidades técnicas y para ser más emprendedores e innovadores, van a estar más amenazados por la ola tecnológica que se viene”

 

Dr. HUGO JOSÉ NARANJO.-

*Elogios de la seriedad*

H.N./e.d.l.s.

-El Pulso del Columnista, fan de los contenidos con convicción irrebatible-

-Y escritor de cartas y narraciones de sueños –

“Pasión-Paciencia-Perseverancia”

“Él nunca pudo tener una vida familiar, una pareja, no le concernía hacer

mucho contacto con otras personas y era bastante reservado para sí mismo”

“Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que

mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral”

“Doctorado honoris causa y Máster - MBA Nacional e International.

“Executive en Dirección de Proyectos y Empresas”

-Soy Nadie -

Por Hugo José Naranjo