EL HABER NACIDO AQUÍ Y, LA VERDAD DE LOS MITOS

-Son memoria, sentido, raíces y proyección-

 

Ésta será mi tierra, pensó el niño cuando por primera vez abrió los ojitos a una mañana soleada. Y, entre los abrazos maternos y el llanto primigenio, gritó hacia adentro…

 

“Aquí me quedaré, aquí fundaré mis besos y mis cuitas”

Por virtud del destino, con su mirada lista para todo, especialmente para la vida, distinguí mi primera mañana en esta tierra de vides y hombres ilustres, y desde entonces se avino a depositar sus sueños en ella, y desde entonces la ama y llora, porque ya no vive aquí imaginariamente, y pronto más aun físicamente, aunque de aquí, sean toda su osamenta y sus nostalgias, y no me traigan jamás por cuestiones de alegrar mi alma.

Casi puedo vislumbrar en el espejo mis destierros y nostalgias, aunque presumo que en el único lugar donde eso se verifica a pleno es *en mí pecho*. Casi podré imaginar sus atardeceres violáceos y su temperatura climática,  aunque con éste fenómeno de la niña o del niño, o de los funcionarios que se olvidaron del medio ambiente, ya no es igual.

Cuando uno si ve añorar San Juan, como se evoca una madre, un padre, no puede menos que agradecer a quien ha sido y es uno de mis mejores exponentes. Lástima que acá, no te lo reconocen, y algo raro, ni yo mismo, que fui desconocido como lo fueron sanjuaninos que en gran parte del mundo examinó y seguirá reconociéndolo.

Demando tolerancia en nombre de todos quienes no tuvieron la simple voluntad de enterarse quienes eran ustedes y, cuando lo hicieron, nos los honraron, porque mis comprovincianos veneran *ídolos de barro o artistas circunstanciales y se olvidan de que San Juan está a la cabeza de los más grandes cicerones*.

De las muchas confusiones entre las cuales navegamos, una de las más gruesas es aquella que convierte a la palabra mito en sinónimo de falsedad.

Cada vez que se enuncian los diez mitos sobre tal o cual cosa, tema o persona, se da por sentado que se trata de una denuncia que dejará al desnudo una serie de falsedades.

No obstante, no hay nada que contenga tanta verdad como una ficción…

"Los mitos son patrones narrativos que dan significado a nuestra existencia"

Los sabios griegos ya lo sabían en los albores de nuestra cultura y de ahí que las fabulosas narraciones que constituyen su mitología permanezcan vigentes y sigan vivas en el sustrato de nuestros sueños, nuestros temores, nuestra imaginación, nuestras fantasías, nuestros vínculos y, para decirlo de una vez, nuestra psiquis. Quien lee hoy aquellas leyendas, entiende mejor el presente.

Su viaje mítico, una guía para revisar nuestra propia mitología personal, como "El software, el ADN cultural, la información inconsciente, el meta-programa que gobierna la forma en que vemos la realidad y la forma en que nos comportamos"

Una fábula recoge, concentra e integra experiencias, rituales, sueños, costumbres y los organiza en un relato que da sentido a la vida de una persona, de una familia, de un país o de la humanidad entera, según el relato del que se trate…

"Me di cuenta de que no lo sabía, de manera que me propuse llegar a conocerlo y consideré a ésta como la tarea de las tareas"

Conocer y entender nuestro mito es vislumbrar el sentido de vuestra existencia. Personales o colectivos, íntimos o comunitarios, son memoria, sentido, orientación, propósito, raíces, proyección.

Cuando una persona o una sociedad carecen de mitos, o los olvidan, suele ocurrir que las asalta la incertidumbre, el desasosiego, dejan de entender cuál es la totalidad de la que forman parte…

“Y se aferran, en ese vacío, a creencias, fanatismos, dogmas o supercherías”

Es fácil advertir cuándo esto ocurre porque se multiplican los ídolos de barro o plástico, o, silicona, de vida epidérmica y fugaz, las nuevas generaciones carecen de memoria porque no le fue transmitido nada duradero y trascendente, se impone la desesperación por lo material, que genera la falsa ilusión de duradero, y el consumo se hace adictivo porque nada satisface cuando no se entiende para qué se está, de dónde se viene y hacia dónde se va…

Precisamente aquello de lo que hablan los mitos…

“En esa confusión se llama mito a un futbolista o un cantante”

Se consideran míticos a episodios menores que pasan al olvido. Se rechaza a verdaderos mitos considerándolos supersticiones y, a cambio, se crean verdaderas supersticiones…

“Cavilaba que es posible que el hecho de que la mitología y el ritual no, funcionen en nuestra civilización sea la causa de la alta incidencia de esa enfermedad que convierte a nuestro tiempo en, la era de la ansiedad"

Acaso sea el momento de preguntarnos, como individuos y sociedad, qué mitos nos constituyen, cuáles nos explican…

"Nuestros mitos, o añoranzas no disipan la ignorancia, si nos ayudan a encontrar un camino y un lugar en el corazón del misterio"

“De lo contrario es, permanecer en el corazón del vacío”

Dr. HUGO JOSÉ NARANJO.-

 

-HUGO JOSÉ NARANJO-

“Doctorado honoris causa, Máster y MBA Nacional e International”

“Executive en Dirección de Proyectos y Empresas”

*El filósofo enamorado de la vida*

“He sido un hombre que busca y aún lo sigo siendo, ahora no indago en las estrellas ni en los libros, sino en las enseñanzas de mi sangre"

“Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral”

http://www.radiolacumbre.com

http://www.prisioneroenargentina.com/#!hugo-jos-naranjo/cjnn

*Prohibido cortar y pegar en la web, los ensayos, narraciones, y cartas, usando la pertenencia de mis bibliografías, según la ley 11.723, régimen legal de la propiedad intelectual, y decretos modificatorios*