EL TIEMPO VA MÁS LENTO QUE UN RELOJ EN MOVIMIENTO”

“Einstein tenía razón”

 

Físicos alemanes han verificado una predicción de la teoría especial de la relatividad de Einstein con una precisión sin precedentes.

Los investigadores midieron el efecto de dilatación del tiempo con mayor precisión que en cualquier estudio anterior.

El trabajo es la prueba más rigurosa y de este efecto *dilatación del tiempo*, que Einstein predijo…

“Una de las consecuencias de este efecto es, que una persona que viaja en un cohete de alta velocidad envejecería más lentamente que la gente en la Tierra”

Para probar el efecto de dilatación del tiempo, los físicos necesitan comparar dos relojes -uno que está parado y que se mueve. Para ello, los investigadores utilizaron el anillo de almacenamiento Experimental, donde se almacenan y se estudian las partículas de alta velocidad en el  Los científicos hicieron el reloj en movimiento mediante la aceleración de los iones de litio a un tercio de la velocidad de la luz. Luego midieron una serie de transiciones dentro del litio como electrones saltaban entre diferentes niveles de energía…

“La frecuencia de las transiciones se desempeñó como el *tic-tac* del reloj”

Precisión sin precedentes, los investigadores midieron el efecto de dilatación del tiempo con mayor precisión que en cualquier estudio anterior, incluyendo uno publicado en ‘2.007 por el mismo grupo de investigación…

“Es casi cinco veces mejor que nuestro viejo resultado, y de 50 a 100 veces superior que cualquier otro método utilizado por otras personas para medir la dilatación relativista del tiempo”

Comprender el alargamiento del tiempo tiene también implicaciones prácticas. El  Sistema de Posicionamiento Global –GPS- se cronometra esencialmente en órbita, y el software de *GPS* tiene que dar cuenta de diminutos desplazamientos de tiempo en el análisis de la información de navegación.

El reloj, instrumento capaz de medir el tiempo natural, días, años, fases lunares, y  otros, en unidades convencionales, horas, minutos o segundos. Fundamentalmente permite conocer la hora actual, aunque puede tener otras funciones, como medir la duración de un suceso o activar una señal en cierta hora específica.

Los relojes se utilizan desde la antigüedad y a medida que ha ido evolucionando la tecnología de su fabricación han ido apareciendo nuevos modelos con mayor precisión, mejores prestaciones y presentación y menor coste de fabricación. Es uno de los instrumentos más populares, ya que prácticamente muchas personas disponen de uno o varios relojes, principalmente de pulsera, de manera que en muchos hogares puede haber varios relojes, muchos electrodomésticos los incorporan en forma de relojes digitales y en cada computadora hay un reloj.

Reloj no marques las horas…

“Shakespeare, indicó que estamos hechos de la misma materia que los sueños”

La semana pasada, un amigo neurólogo, especialista en *afasia*, pérdida del lenguaje, señaló que estamos hechos de palabras.

No obstante, yo, ellos y muchos otros, coincidiremos en que sobre todo…

“Estamos hechos de tiempo”

Como se afirma, después de la conciencia, nuestra obsesión por medir el tiempo debe ser el rasgo que nos caracteriza como especie y debe haber surgido de la constatación de que vamos a morirnos.

Ya se sabe…

“Todo lo que empieza, tiene que terminar”

Esa antipática certeza, sumada, sin duda, a necesidades menos idealistas y más prácticas, como saber cuántos días faltaban para la siguiente cosecha, calcular cuándo había que pagar los impuestos o determinar el momento exacto de realizar un sacrificio para calmar a un dios colérico, impulsaron un esfuerzo milenario para medir su transcurrir.

Probablemente, el primer dispositivo que se conoce para *enjaularlo*, según una obra que elegí mi anaquel me permitió según su autor, saber que se fabricó hace 13.000 años, cuando en las colinas del valle del Dordoña, en el centro de Francia, había manadas de renos, bisontes, tigres dientes de sable y rinocerontes lanudos.

Allí se encontró un hueso de águila del tamaño de un cuchillo en, el que un *hombre o mujer de Cromagnon*, inscribió grupos de siete incisiones que podrían haber servido para registrar las fases de la Luna.

Aunque los arqueólogos no se ponen de acuerdo, más tarde se encontraron punto de conexión semejante en otras partes de Europa y África.

Analizando con hondura el avance de la tecnología los humanos quizá empezamos a encasillar las horas con una simple vara clavada en la tierra que arroja una sombra…

“Los gnómones o relojes de sol, que empleaban egipcios y babilonios”

Otros relojes primitivos fueron los de arena, se cuenta que Carlomagno recibió de regalo uno tan grande que podía funcionar durante 12 horas sin necesidad de que lo dieran vuelta, y los de sol, que se adaptaron para ser utilizados en todas las latitudes, ¡incluso en modelos portátiles!

Después llegaron las *clepsidras*, que medían ciclos por el fluir del agua hacia el interior o el exterior de una vasija. Era lo que se usaba en el Senado romano para regular la duración de los debates, hasta que algunos, tan locuaces como pícaros, empezaron a mezclar barro con el agua para que fuera más espesa y tardara más en atravesar el conducto.

Galileo se las arreglaba para medir la velocidad de caída de cuerpos que rodaban sobre un plano inclinado pesando la cantidad de agua que se vertía desde un recipiente. En ‘1.656, gracias a su descubrimiento de que las oscilaciones del péndulo tienen períodos uniformes, el holandés Christian Huygens, construyó un reloj que reducía el margen diario de error de horas a minutos.

Se presume que el primer reloj mecánico fue público y se montó en Milán en ‘1.335. En ‘1.920 se inventó el reloj de cuarzo, cuyo corazón vibra alrededor de 30.000 veces por segundo, con el que se redujo tanto el error en la medición que podría considerarse inexistente. Y en ‘1.948, el reloj atómico, cuyas versiones más avanzadas alcanzan una precisión inimaginable.

Los actuales tardarían 52 millones de años para desfasarse un segundo…

“El que está diseñando el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, -laboratorio de calibración de medición, y un organismo no regulador del Departamento de Comercio de los Estados Unidos National-, no ganará ni perderá un segundo en alrededor de 300 millones de años”

Como suele suceder, *este impulso poético de apresar lo inasible* tuvo efectos imprevistos. En ‘1.905, las disquisiciones sobre simultaneidad en la coordinación de relojes inspiraron las bases de la teoría de la relatividad especial. Los GPS, las comunicaciones vía satélite y la exploración planetaria fueron todos subproductos increíbles de las nuevas teorías de la física y los dispositivos que hicieron posibles.

A pesadumbre de estos logros pasmosos, el tiempo pone en tela de juicio toda visión objetiva. Más allá de los relojes, todavía se arrastra en la infancia, cuando tenemos toda la vida por delante, y corre veloz como una gacela cuando se advierte que nos acercamos al final de la retícula de pequeñas casillas del calendario…

“Esa que usamos para medir nuestros días y con la que, ilusos, queremos apresar”

-Hasta estos entonces, en mi oficina, aún mantengo el reloj de arena, cada vez que atiendo a un profesional o usuario, lo hago funcionar-

Dr. HUGO JOSÉ NARANJO.-

 

-WILLIAMJAMESSIDISUSA-

“Doctorado honoris causa, Máster y MBA Nacional e International”

“Executive en Dirección de Proyectos y Empresas”

*El filósofo enamorado de la vida*

“He sido un hombre que busca y aún lo sigo siendo, ahora no indago en las estrellas ni en los libros, sino en las enseñanzas de mi sangre"

“Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral”

http://www.radiolacumbre.com

http://www.prisioneroenargentina.com/#!hugo-jos-naranjo/cjnn

*Prohibido cortar y pegar en la web, los ensayos, narraciones, y cartas, usando la pertenencia de mis bibliografías, según la ley 11.723, régimen legal de la propiedad intelectual, y decretos modificatorios*