ENVIDIO AL JUEZ HOOFT                                                                                                                                                                      

(Envidia- Emulación, deseo de algo que no se posee)

 

Por el  Juez Penal de la ciudad de Mar del Plata, PEDRO FEDERICO HOOFT, siento una envidia sana si es que existe, pero envidia al fin. Nunca trabajé con él ni lo llegué a conocer en persona, pero si a través de policías  de esa zona, supe de su estricta conducta como funcionario judicial. Con el tiempo, me sorprendió que lo imputaran de los mal llamados DELITOS DE LESA HUMANIDAD. Luego supe que fue salvajemente acosado durante 7 años, con una causa armada por los fiscales  DANIEL ADLER y CLAUDIO KISHIMOTO, recientemente recibidos por el PAPA FRANCISCO, lo que dio lugar a una nueva nota periodística en el diario Clarín del día de ayer.

Por Claudio Kussman

MI TORMENTO

 

Mis justificativos, si es que pueden existir,  para sentir este  tormento llamado envidia, son múltiples y variados y así entre otros puedo decir con total sinceridad que:

 

ENVIDIO AL DOCTOR HOFFT POR FORMAR PARTE DE LA CORPORACIÓN JUDICIAL, ya que esta como toda corporación está dividida y si bien tendrá enemigos internos, también hay amigos. Sería hipócrita que negáramos que dentro de cada actividad no se forman verdaderas corporaciones y en consecuencia, por qué iba a estar ausente la judicial? Yo como ex policía, juntamente con mi familia somos simplemente unos parias, que no tenemos a quien recurrir. Puedo mostrar, demostrar y denunciar cuantas veces quiera. Miembros de esa misma corporación, no escuchan, no ven y no hablan. Así han podido hacernos todo lo que nos hicieron impunemente, hasta el día de hoy.

 

ENVIDIO QUE LOS GRANDES MEDIOS PERIODÍSTICOS ESCUCHARAN AL DOCTOR HOFFT, a diferencia, a mí  no solo no me escucharon, sino que no aceptaron tan siquiera publicar solicitadas pagas. La excepción la hizo el diario La Nación, que por otra parte no divulgó nuestras Cartas de Lectores.  Inclusive el Diario La Nueva de la ciudad de Bahía Blanca, propiedad de VICENTE MASSOT, pregonó una solicitada paga en marzo de 2015 y me negó una segunda, cuando corría el mes de mayo de ese mismo año. Destaco si a los verdaderos periodistas de investigación que difundieron nuestro caso,  no solo de Argentina, sino que también de EEUU.

 

ENVIDIO  LA LIBERTAD DEL DOCTOR HOFFT, ya que nunca fue detenido, si bien entiendo el suplicio de él y su familia al ser acosados durante 7 años. A diferencia, en mi caso estuve esperando en igual situación mi detención durante 3 años y luego el 28 de noviembre de 2014 esbirros de la PSA me detuvieron, haciéndome objeto de  acciones ilegales, como pasearme esposado, fuera de recorrido por el hall central del Aeroparque Metropolitano. Luego vinieron diferentes e indignos establecimientos penales, hasta que después de una huelga de hambre y medicación de 31 días,  desde hace  38 cumplo prisión domiciliaria, CON SEVERAS Y ARBITRARIAS RESTRICCIONES, para mí y mi esposa, que espero cambien a la brevedad.

NO TENGO ENVIDIA ALGUNA, en lo que respecta al  afecto y apoyo familiar ya que en ese sentido afortunadamente estamos iguales. Los seres queridos de cada uno de nosotros actúan con permanente y gran valentía. Muy por el contrario eso me alegra y lo felicito. La diferencia está  en su investidura y en la mía. Por haber sido ex uniformado perjudica a los míos, quienes pese a sus grandes esfuerzos, son poco escuchados. De cualquier forma esto no nos amilana y seguiremos hasta el último aliento. TANTA INJUSTICIA NO PUEDE SER PARA SIEMPRE.  

 

HOY EL DR. PEDRO FEDERICO HOOFT continúa en funciones como Juez, por lo que le deseo  lo mejor. También que esta “experiencia” que abarcó siete años de su vida, solo sirva a su dignidad, a la de su familia y a la difícil tarea de administrar JUSTICIA DE VERDAD, PARA BIEN DE TODOS.

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

 

 

 

"Todos los tiranos de Sicilia no han inventado nunca un tormento mayor que la envidia"                       

Horacio - Quintus Horatius Flaccus (65 AC-8 AC) Poeta Antigua Roma.