Premio Rodolfo Walsh

El diario Página 12 publicó una nota sobre la entrega de premios Rodolfo Walsh.

 

“Ellos encarnan los valores de Walsh”

Los fiscales Abel Córdoba, José Nebbia y Miguel Palazzani, que encabezaron la investigación por la participación de La Nueva Provincia en la represión, recibieron el Premio Rodolfo Walsh en La Plata.

 Por Diego Martínez

Los fiscales Miguel Palazzani, Abel Córdoba, José Nebbia y la decana Florencia Saintout.
Imagen: Sandra Cartasso.

Ante un auditorio colmado por sobrevivientes de centros clandestinos de detención de Bahía Blanca, jueces, fiscales, miembros de organismos de derechos humanos y estudiantes, la Facultad de Periodismo y Comunicación de la Universidad Nacional de La Plata distinguió anoche con el premio Rodolfo Walsh a los fiscales Abel Córdoba, José Nebbia y Miguel Palazzani por su investigación sobre la participación del diario La Nueva Provincia en el terrorismo de Estado y la imputación a su director Vicente Gonzalo Massot. “Encarnan los valores que representan la figura de Walsh”, destacó la decana Florencia Saintout.

Sucesor del fiscal Hugo Cañón –pionero en el reclamo de justicia cuando la Procuración General de la Nación era un anexo de las políticas de impunidad de los gobiernos–, Córdoba puso la lupa sobre el diario bahiense en el primer juicio de lesa humanidad local, en 2010, que concluyó con la orden del Tribunal Oral para que se investigara la responsabilidad penal de los Massot. Cuando la procuradora Alejandra Gils Carbó lo designó al frente de la Procuraduría contra la Violencia Institucional tomaron la posta Nebbia y Palazzani, autores de un dictamen de 600 páginas que desmenuza en sus distintas facetas la actuación criminal de La Nueva Provincia y que permitió concretar la indagatoria del empresario pese a las infinitas maniobras de la corporación judicial para impedirlo.

“Es un honor que estos fiscales de la patria hayan aceptado el premio”, arrancó Saintout, y sugirió que “tal vez el mejor premio tenga que ver con quienes están hoy aquí”. En primera fila escuchaban dos Madres de Plaza de Mayo. Entre los presentes estaban los sobrevivientes Alicia Partnoy, Patricia Gastaldi y Eduardo Hidalgo (titular de la APDH bahiense), Alejandra Santucho por H.I.J.O.S., los jueces María del Carmen Roqueta y Alejo Ramos Padilla, los fiscales Félix Crous, Cristina Caamaño y Julián Axat, y el abogado Pablo Llonto.

“Este premio es un abrazo a quienes toman posición del lado de los más débiles y en la lucha por la emancipación”, dijo Saintout. La mención “al fiscal Cañón, que dijo ‘no’ cuando muchos claudicaban”, derivó en un largo aplauso para el ex fiscal, que murió en enero en un accidente. “Este premio habla del agradecimiento enorme a la minuciosa investigación de estos fiscales”, agregó y explicó que “a partir del análisis día por día” de los ejemplares La Nueva Provincia lograron demostrar “cómo con cada nota se constituyeron las probabilidades del terror, del exterminio del otro”. “No sólo desinfomaron, ocultaron y tergiversaron información, también entregaron trabajadores a la la tortura, la muerte y la desaparición”, recordó.

Saintout elogió el “pedido de derecho a réplica y reparación colectiva” que Nebbia y Palazzani plantearon en el tercer juicio, por el cual La Nueva Provincia deberá informar por primera vez (cuando la sentencia quede firme) el carácter de víctimas de personas a las que criminalizó mientras estaban secuestradas. “Más que a LNP los fiscales se enfrentaron a un sistema de medios y a uno de los poderes más autoritarios y conservadores”, dijo sobre el poder judicial. “Estos fiscales deben estar en la universidad pública. No formamos técnicos para el mercado, participamos en la formación colectiva de ciudadanos que luchen por la dignidad y la justicia”, concluyó.

 

 

 

 

 

 

Hugo Chávez, ícono de la libertad de expresión, tambien recibió el trofeo...

 

LA NACIÓN- La Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata distinguirá, el martes próximo, al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con el Premio Rodolfo Walsh, "por su compromiso incuestionable y auténtico en afianzar la libertad de los pueblos". El galardón fue instituido en 1997 para estimular la excelencia periodística.

Según se explica en la página oficial de la facultad, el premio fue creado para atender "la necesidad de jerarquizar la enseñanza del periodismo en los ámbitos universitarios y de desarrollar el periodismo de investigación". Se otorga por decisión del Consejo Académico, que asume la función de comité de selección, evaluación y dictamen, y tiene tres rubros. Según afirma la Secretaría de Relaciones Institucionales de la institución, "se premia la trayectoria profesional, la labor periodística del año y la mejor tesis de investigación periodística en ámbitos universitarios".

Una decana de avanzada... militancia...

 

INFOBAE- Una vez más, la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad de La Plata (UNLP) volvió a ratificar su apoyo a Cristina Kirchner. Y lo hizo de un modo peculiar. El Consejo Directivo de la unidad académica resolvió declarar asueto el día de mañana para concurrir a la manifestación kirchnerista que se realizará en los tribunales de Comodoro Py, donde la ex jefa de Estado prestará declaración indagatoria por la causa de venta de dólar a futuro.

Este Premio Walsh

 

 

 

Por Fabian Kussman

 

 

 

El fiscal Abel Córdoba y el

periodista Diego Martínez

tienen una relación de larga

data en la cual han edificado (¿Construido, armado?) lazos que los llevan a corresponderse. El arte de la reciprocidad funciona en las mejores familias, es por ello que no es extraño que el reportero haya sido el anunciante de un premio otorgado al doctor Córdoba gracias a la militante acción de la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación de la Universidad Nacional de La Plata, señora Florencia Saintout.

En el marco de entregas de premios y asuetos, Saintout no es una desconocida. En el año 2011, se había premiado al entonces presidente venezolano Hugo Chávez por "el compromiso con la verdad, el testimonio ético, los valores y la militancia profundamente social" en la categoría Presidentes Latinoamericanos por la Comunicación del mencionado galardón. Venezuela, en el momento que Chávez recibía los honores, figuraba en el puesto 119 entre los peores países con respecto a la libertad de expresión.  Los medios informativos de Caracas -conocida como la capital más violenta de América latina- tal vez no estén orgullosos de estos “compromisos con la verdad” defendidos por el comandante. Diarios como El Nacional tenían -y tienen- prohibido publicar artículos sobre hechos violentos o fotografías de cadáveres apilándose en las morgues del país caribeño. Este último tipo de retratos -si bien eran una realidad y queda a consideración del lector calificarlas de buen gusto o no- fueron categorizadas por el gobierno chavista como pornográficas, para finalmente condenarlas y comenzar la política de censura previa. Si hay miseria, que no se note…

Rafael Correa y Evo Morales -finalmente la ex presidente Fernández de Kirchner- recibieron además el premio Rodolfo Walsh de la mencionada universidad.

Florencia Saintout da pasos gigantes en su ascenso a la fama. Recientemente decretó asueto en su casa de estudios para que los estudiantes puedan asistir a la presentación de la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner en Comodoro Py, para declarar sobre ilícitos que se le adjudican. ¿Será esto un encargo -clase extraordinaria- para los alumnos con el propósito de practicar y ganar experiencias?

No soy un experto en Walsh, ni lo pretendo ser. Tampoco es mi intención entrar en la disputa si sus ideales eran los correctos o sus medios los ejemplares. Si confío -en pos de la historia de la humanidad- que el periodista rionegrino estaría en contra de cualquier impedimento a la independencia de la comunicación.

Ahora es el turno premiar a tres fiscales de la nación, especializados en casos de lesa humanidad (Término cuyo empleo es saludable debatir). José Nebbia, Miguel Palazzani y el citado Abel Córdoba, quienes tienen el trabajo de llevar adelante causas sin utilizar vías contrarias al texto expreso y claro de la ley; aplicar leyes supuestas o derogadas, o invocar hechos falsos.

Los laureles son -entiendo- por la participación de estos tres letrados en la causa contra Vicente Massot -quien goza de plena libertad- y la cooperación del periódico La Nueva Provincia con el último gobierno de facto. Pero hay otros casos en los cuales Córdoba, Nebbia y Palazzani intervinieron. En honor a compromisos con la verdad, fabricar una causa en la cual testimonios, hechos y elementos de prueba se contradicen desde el mismo interior de la fiscalía no suena a legitimidad. Si las propias inferencias son destrozadas y se debe cambiar lugares, posiciones y el orden de los sucesos investigados no se puede avanzar a ningún territorio cercano a una justicia real.

 

PrisioneroEnArgentina.com

Mayo 20, 2016

Florencia Saintout

     Abel Córdoba         Miguel Palazzani            José Nebbia

           Chávez                  C. F. de Kirchner              Morales

Nominaciones Futuras

                                                         Miguel Paulino Tato                                                   Joseph McCarthy