Ex detenido en Guantánamo, en huelga de hambre en Uruguay

Abu Wa’el Dhiab, originario de Siria exige mediante una huelga de hambre que se le permita dejar la República Oriental del Uruguay para reunirse con su familia. "Mi decisión de iniciar una huelga de hambre es mi decisión final. El propósito es reunirme, ya sea en Argentina o en Afganistán (o donde sea) con mi familia o me dejaré morir” señalo Dhiab. "Mi hija se casará en 10 días. Me hubiera gustado estar con ella."

El Gobierno de Uruguay anunció el miércoles que está en busca de otro país que pueda recibir a este ex detenido de Guantánamo que está amenazando a morir en una huelga de hambre si no se le permite reunirse con su familia en el extranjero. Al parecer, desde hace varios días el gobierno uruguayo está haciendo grandes esfuerzos con diferentes países -especialmente en Medio Oriente- para que Dhiab pueda cumplir su deseo de reunirse con su familia.

Dhiab desapareció de Uruguay durante varias semanas a principios de este año. Las autoridades alertaron a los países vecinos y sufrieron algún tirón de orejas por parte de políticos de Estados Unidos hasta que fue ubicado en Venezuela.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Uruguay ha dicho que mientras estaba en Caracas, Dhiab trató de obtener ayuda para reunirse con su familia en Turquía o en otro país antes de ser deportado de regreso a Uruguay la semana pasada.

Dhiab insiste en que ha estado en huelga de hambre durante 25 días y no ha consumido ningún líquido durante cinco días. Pero algunos de sus amigos y el canciller, Rodolfo Nin Novoa han dicho que ingirió alimentos la semana pasada en el vuelo cuando fue deportado de Venezuela de nuevo a Uruguay.

Dhiab estaba en el centro de una batalla legal en Guantánamo durante años debido a las repetidas huelgas de hambre en protesta por su detención indefinida. Estas medidas -dice- le han aparejado muchos problemas de salud.

Controversias se plantean cuando se abre un abanico de preguntas sobre su familia. No hay nada que impida a la familia de Dhiab a ir a Uruguay, pero el sirio se opone.  

"Tendríamos que preguntarnos por qué su familia no pudo llegar a Uruguay, cuando las familias de otros refugiados de Guantánamo llegaron aquí cuando querían", dijo un funcionario charrúa.

Dhiab fue hospitalizado brevemente lunes por la noche en Montevideo después de sentirse en débil por la huelga de hambre. Unas pocas horas después de ser liberado martes amigos publicaron un video de YouTube que muestra Dhiab acostado en un colchón en su apartamento. Habla en voz baja en árabe presionando su demanda para ser enviado a otro país para estar con su familia.

Dice que se siente como un preso en Uruguay. "Me dicen que soy libre, pero eso no es cierto", dice.

Dhiab y los otros cinco ex prisioneros de Guantánamo llegaron a Uruguay para el reasentamiento, por invitación del entonces presidente José Mujica. Habían sido detenidos en 2002 por presuntos vínculos con al-Qaida y fueron recluidos sin cargos antes de que funcionarios de Estados Unidos autorizaran su liberación.

Uruguay ha proporcionado servicios sociales y de apoyo financiero, pero los hombres han protestado por que dicen no recibir suficiente ayuda. Dhiab ha sido el miembro que más ha alzado su voz desplegando críticas a la estadía en Uruguay.

 

PrisioneroEnArgentina.com

Setiembre 8, 2016