“NADA DE CLARIDAD EN ESTOS ENTONCES DE INTRODUCIR COMO LO HICE SIEMPRE, MI PUNTO DE VISTA A, LOS ASUNTOS ECONÓMICOS Y POLÍTICOS EN LA ARGENTINA, AGUARDARÉ HASTA FEBRERO PRÓXIMO PARA INCORPORARME A MI PROPIO ANÁLISIS DE LO EXIGUO ACAECIDO Y, LO POR VENIR”

 

“LECTORES SEGUIDORES DE MIS GLOSAS, A USTEDES ME CONDUZCO”

-INTRODUCIENDO UN TEMA QUE NO PIERDE VIGENCIA PARA LOS QUE FILOSOFAMOS O CAVILAMOS, Y/O FILÓSOFOS, QUE NOS ES SER LO MISMO-

 

Una de las grandes reflexiones a las que debe enfrentarse todo sujeto viviente con un mínimo de interés por comprender un poco su vida, y debería hacerlo alejado de las moralinas de las películas de superhéroes tan de moda hoy en día…

¿Qué es eso del bien y el mal?

La datación oficial de éste cuestionamiento tiene origen en el siglo V antes de cristo, cuando pensadores y filósofos griegos observaron y estudiaron reflexionaron sobre el proceso de como comenzaban a llegar rumores y noticias de las costumbres de los pueblos vecinos, muchas tomadas con asombro y disgusto, y clasificadas socialmente como malas, desde su punto de vista.

Dicha reflexión de lo *bueno y lo malo*, no surge de un enfrentamiento entre fuerzas del bien absoluto y fuerzas del mal absoluto, simplemente surge del enfrentamiento a lo diferente, y a su necesidad de compararlo frente a lo cotidiano, que siempre pasa más desapercibido por la costumbre.

A la sazón…

¿Existe el bien y el mal?

Sería inútil gastar muchas palabras reintentado justificar que no existen el bien y el mal absolutos, que dependen del punto de vista del que juzga.

Vivimos en un mundo con diversas culturas, y las costumbres, ideologías y creencias varían de los sujetos de una a otra, de ahí el concepto antropológico de relativismo cultural, incluso muchas de las sociedades, como la nuestra, no son homogéneas, hay multitud de opiniones diferentes conviviendo.

También es cierto aunque disguste a creer en lo anteriormente, locuciones actuales se suelen caer en dos fallos muy comunes por los que creemos en nuestros conceptos por encima de ningún otro…

“Gran equívoco al absolutizar nuestras creencias, pensando que los demás opinan como nosotros”

*Profesar que para estar adaptado a una sociedad hay, que adoptar obligatoriamente sus creencias morales*

Cuando uno tiene en cuenta estos dos fallos comunes puede observar que lo bueno y lo malo depende de cada uno y de su punto de vista hasta que alguien viene y le dice que no es así, igual que un médico indica “dejar de beber lejía sería bueno para Usted” sin tener en cuenta que lo que queremos es el suicidio, a cada afirmación sobre lo bueno o lo malo, deberíamos enriquecerla con el punto de vista del que procede “de la salud, sería bueno que Usted dejara de beber lejía”, “desde mi parecer creo que actúas mal” en vez de “creo que actúas mal”.

Para llegar al concepto útil de lo bueno y lo malo, hay que eliminar lo absoluto.

En ese momento…

¿Siempre va a existir alguien que vea determinados actos malos como buenos y, señalo por ello hay que permitirlos?

Para empezar, cada sociedad  ha heredado gracias a su historia y su sociedad, unos conceptos sobre lo bueno y lo malo sobre los que establecer juicios en beneficio de un determinado modo de vida con el que se han identificado, aunque como he sentenciado, los tiempos y las personas cambian, y en ocasiones no toda la sociedad se identifica con dichas normas, por lo que van cambiando, o deberían…

¿Es el bien un espejismo?

Si cada sociedad tiene unas reglas que intentan sustentar una moral, habría que partir sobre el denominador común de lo que defiende cada sociedad, al menos mayoritariamente, para alcanzar un concepto universal que marque la ruta del bien, tomando la ruta del malo como lo opuesto.

Apuntar que es concepto común a todas las culturas lo encontramos en la dignidad humana, defender al propio humano es lo racional, pues la razón parte de él. Éste concepto de entrega al semejante no solamente está protegido por las leyes y códigos morales de la mayoría de las sociedades, sino que también es el mensaje que ha extendido mayoritariamente entre filosofías y religiones del mundo, y a día de hoy parece irrefutable…

¿Y ya está?

¡NO!

Todavía hay una problemática que surge de las diferencias del propio concepto de dignidad humana, y todavía hoy sigue siendo motivo de derramamiento de sangre como excusa-tapadera de otros intereses…

“Se puede explicar que el bien y el mal son una cuestión filosófica, porque es susceptible de la duda, y de que nuestra creencia en lo bueno y lo malo, varíe según vamos variando nosotros mismos”

“Hay un momento en la vida, en que comprendemos que ha llegado el tiempo de cambiar, y si no lo hacemos, nada jamás podrá cambiar” “Comprenden que si al fracasar, no tienen el coraje de comenzar de nuevo, la vida seguirá sin Usted”

“Y la dicha no nos acompaña siempre y nuestra vida a veces se torna diferente de lo que nos imaginamos”

 

Dr. HUGO JOSÉ NARANJO.-

*Elogios de la seriedad*

H.N./e.d.l.s.

-El Pulso del Columnista, fan de los contenidos con convicción irrebatible-

-Y escritor de cartas y narraciones de sueños –

“Pasión-Paciencia-Perseverancia”

“Él nunca pudo tener una vida familiar, una pareja, no le concernía hacer

mucho contacto con otras personas y era bastante reservado para sí mismo”

“Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que

mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral”

“Doctorado honoris causa y Máster - MBA Nacional e International.

“Executive en Dirección de Proyectos y Empresas”

-Soy Nadie -