Al menos 80 personas murieron hoy cuando un gran camión atropelló a una multitud que se encontraba celebrando el Día de la Bastilla en Niza, Francia.

El conductor del camión se aproximó a la multitud y se aceleró destrozando transeúntes en su marcha. La policía le disparó al conductor. Hasta ahora nadie se ha atribuido la responsabilidad, aunque en el interior del vehículo fueron encontradas armas y granadas.

 

Esto es lo que se sabe sobre la tragedia:

El ataque en Niza, Francia, comenzó cuando el ocupante de un camión arremetió contra la multitud a lo largo de la acera del Boulevard des Anglais, la calle principal de Niza. Dijo que la policía encontró más tarde de armas de fuego, explosivos y granadas en el camión.

 

Una ciudadana estadounidense Dominique Molina, que estaba observando desde un balcón, dijo que los fuegos artificiales acababan de terminar y una multitud en la playa se disolvía. "La gente estaba inundando las calles, simplemente para caminar y distenderse. Fue entonces que escuché una gran cantidad de ruidos fuertes, la gente gritaba y corría hacia el oeste. Vi un gran camión en movimiento aplastando gente a su paso.

 

La información preliminar de las autoridades francesas es que no había una sola persona en el camión, ya que según un oficial de la ley EE.UU. informó sobre el ataque. El individuo, un varón, fue muerto por la policía, según el funcionario. Las sospechas de más personas a bordo del camión provienen de testigos que aseguran haber visto pasajeros allí.

 

El presidente de Estados Unidos Barack Obama emitió una declaración condenando el ataque y diciendo: "Estamos en solidaridad y la colaboración con Francia, nuestro aliado más antiguo, para que puedan responder y recuperarse de este ataque."

 

El conductor del camión que conducía en la multitud fue muerto a tiros por la policía, dijo Pierre-Henry Brandet, portavoz del Ministerio del Interior francés. No había ninguna situación de rehenes, dijo.

 

Maryam Violet, una testigo, dijo que estaba caminando por la playa y vio "un montón de gente en el suelo y en la acera." "Se podía ver a alguien con una bicicleta o una silla de ruedas y alguien con una bolsa llena de flores, personas inocentes, normales que habían disfrutado de la playa."

 

El presidente francés, Francois Hollande está regresando a París desde Avignon para una reunión de emergencia del Ministerio del Interior después de la masacre en Niza.

 

Un testigo dijo que vio sólo al conductor. Oyó disparos mientras se alejaba corriendo, pero no sabía el origen de los mismos. Parecía un accidente al principio, pero se hizo evidente muy rápidamente que era una acción deliberada.

 

Eric Dartell, un turista que se encontraba comiendo en un restaurante en la calle donde ocurrió el incidente, expresó "Se puede ver aún restos humanos por todo el camino, bicicletas y escombros por todas partes"

 

PrisioneroEnArgentina.com

Francia, otra vez víctima del terror