Daniel Wu, hijo de los dueños de un supermercado en Misiones, fue secuestrado a mediados de este mes, aunque horas más tarde fue encontrado en perfectas condiciones tras escapar de sus captores. Si bien no logro ver sus caras, afirmó que todos tenían acento paraguayo.

Luego de identificar el lugar donde estuvo prisionero, las autoridades allanaron la morada y descubrieron un importante arsenal, más de treinta uniformes militares con escudos argentinos y varios elementos para la supervivencia en zonas de monte.

La primera hipótesis de los investigadores apuntaba a la mafia China, pero tras el hallazgo, la posibilidad de que existiera un lazo con el grupo terrorista Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP)

Marcelo Pérez, ministro de seguridad de la provincia de Misiones, afirmó que en la región no es corriente enfrentar casos de secuestros. De todas formas, el avistamiento de elementos tan particulares no tiene relación con un simple secuestro extorsivo.

Los padres de Wu habían recibido llamadas telefónicas exigiendo grandes sumas de dinero durante el tiempo en el cual no se sabía el paradero del joven, pactándose su rescate en una suma considerablemente inferior que se acercaba a los 200.000 dólares. Esta suma nunca se pagó.    

la Policía de Misiones allanó la vivienda señalada por la víctima, en el barrio San Isidro de Posadas, donde encontraron uniformes militares, equipos de gimnasia del Ejército Argentino, una credencial de la Fuerza Aérea, tiendas de campaña, bolsas de dormir, municiones calibre 22 y 9 milímetros, además de vacunas, sueros antiofídicos y cajas vacías de granadas. Además, había cocinas de campaña y otros equipamientos para supervivencia en zonas de monte.

En la parte posterior de la vivienda se encontraron uniformes militares, equipos de gimnasia del Ejército Argentino, una credencial de la Fuerza Aérea, tiendas de campaña, bolsas de dormir, municiones calibre 22 y 9 milímetros, además de vacunas, sueros antiofídicos y cajas vacías de granadas. Además, había cocinas de campaña y otros equipamientos para supervivencia en zonas de monte. También un pizarrón que se cree es utilizado para tareas de instrucción de combate. Por su parte, El ministro dijo que hace algún tiempo envió un informe reservado a la ministro de Seguridad, Patricia Bullrich, alertando sobre gente vinculada al Ejército del Pueblo Paraguayo que se estaba abasteciendo de medicamentos en Posadas. Se sospecha que la funcionaria le dará un vistazo a este reporte cuando llegue el momento apropiado. 

Cabe señalar que esa organización guerrillera se financia en Paraguay protegiendo a bandas narcos y con secuestros extorsivos. 

El EPP, es un grupo armado autodefinido marxista-leninista con tendencia anarco-comunista y ambientalista. Estaría conformado por unas 500 personas divididas en tres estratos. Su objetivo, según dicen sus propias publicaciones, es derrocar al presidente del país. Suelen cruzar a territorio argentino para cometer delitos como secuestros extorsivos, también a comprar medicamentos. Aunque este último hallazgo los ubica en instalados en Posadas. Seguramente la ministro Bullrich tomará cartas en el asunto cuando despierte de la anestesia.

 

En 1992 se decidió crear una organización guerrillera como brazo armado clandestino de Patria Libre. La primera acción fue el intento de robo a un banco en 1997. El nombre EPP se adoptó en 2008. Previo a este mes, se les adjudican 4 secuestros, 28 asesinatos y una veintena de ataques con destrucción de propiedad estatal y privada. El Gobierno actual los califica de "criminales terroristas".

 

PrisioneroEnArgentina.com

Agosto 28, 2016

¿Y los Servicios de Inteligencia argentinos?

¿El Ejército del Pueblo Paraguayo en Misiones Internacionales?