Huelga de Hambre

27 de marzo del año 2016

Día Seis

 

 

Peso: 90,400

Presión arterial: 130/90

Oxígeno en sangre: S/n

Ritmo cardíaco: 74

Temperatura corporal: 35.5

Frecuencia respiratoria: S/n

Glucosa: 94

 

El tener solo dos controles médicos diarios ha hecho que pueda tener períodos de descanso más prolongados y me evita el frio espantoso que -a la madrugada, a esta altura del año- hace en la enfermería donde también está el sitio de descanso de quienes nos asisten cuando estamos enfermos. Los compadezco y reconozco su espíritu de sacrificio, ya que ellos no son prisioneros. Estos descansos me permiten divagar, pensar y reflexionar sobre acontecimientos de los últimos tiempos. Entre ellos, los atentados a la AMIA y a la Embajada de Israel, investigado por el “fallecido” fiscal Alberto Nisman. Así me surge el interrogante: ¿En caso de que se apresara a sus autores, a estos se los debería condenar o se los debería indemnizar como se ha hecho con numerosos colocadores de bombas en los períodos de democracia de los años setenta? (Menciono solo al período democrático de esa época para que la comparación sea exactamente igual)

 

 

Caso Nisman: ¿En caso de que se apresara a sus autores, a estos se los debería condenar o se los debería indemnizar como se ha hecho con numerosos colocadores de bombas en los períodos de democracia de los años setenta?

 

 

Eso, a más de darles cargos como funcionarios públicos y espacio en los medios de difusión, por supuesto. COMO YA DIJE, ES SOLO UNA DIVAGACIÓN, desde un mundo paralelo, de un país increíblemente falto de memoria o con memoria parcial, memoria totalmente distorsionada -como su “justicia”- la cual… no quiere cambiar. Días pasados, cayó un mendrugo de pan entre los hambrientos de equidad de este pabellón 19. Se le había concedido la prisión domiciliaria al militar retirado Horacio Leites. Finalmente, a las Cero Horas de ayer, se realizó el traslado a su hogar. El cansancio no me permitió llegar más allá de las 22.30 horas por lo que ese fue el momento de la despedida. Sabiéndolo ya entre sus seres queridos, reitero mi alegría y les deseo el mejor domingo de Pascuas de sus vidas y el goce de una permanente unión familiar, que nada ni nadie pueda quebrar.

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Séptimo día crucial

Aunque gran cantidad de personas consideren que el ayuno no genera otra cosa más que delgadez y desnutrición, las consecuencias de este tipo de conductas van más allá, e incluso en menos de 40 días podría generar la muerte. Todo depende de la cantidad de grasa corporal que posea.