Un Arresto Domiciliario

 

Ayer 16 de Junio del año 2015, en horas de la mañana, fue notificado por fin, luego de un año de interminables trámites, un arresto domiciliario.

El destinatario fue el Comisario General (R) de la Policía Federal Don Jorge Muñoz de 80 años de edad, sobre quién ya me referí previamente en esta página.

A mi llegada a este Pabellón 19. siete meses atrás, lo conocí demostrando en todo este tiempo ser un hombre de bien. Todavía estaba de pié. Con los meses, comenzó a guardar cama casi todo el tiempo y en los últimos días -lo poco que caminaba- lo hacía con la ayuda de un bastón.

Una paloma y un mito

 

Hace siete días una,  paloma ingresó al Pabellón sorteando la puerta que da al patio. Fue hasta el fondo, sector donde justamente tiene su cama Muñoz y volvió a salir. De inmediato, Julio César Nasc dijo una y otra vez a lo largo de los días, que en el ambiente carcelario significaba que alguien se iba a su casa.

Mito o azar, sus afirmaciones se cumplieron. Hoy, a la 1:10 de la mañana, Jorge Muñoz con caminar lento y apoyándose en su bastón, se retiraba a su hogar, con sus seres queridos.

Mientras dos celadores portaban sus efectos personales, la mayoría nos despertábamos e incorporabamos de la cama para abrazarlo y desearle lo mejor.

Fueron estos instantes emotivos, en nuestra madrugada.

En la pizarra junto a la puerta de salida quedó su nombre en el puesto número 12 de la lista y su recuerdo en nuestros pensamientos.

Mientras tanto, el Coronel Rubén Cervera de 85 años de edad aguarda entre nosotros, los prisioneros del Pabellón 19.

 

Claudio A. Kussman

Comisario Mayor (R) Policía de la Provincia de Buenos Aires

Prisionero Ilegal