EMOCIONANTE CARTA DEL COMISARIO MAYOR KUSSMAN, y contestación

11/5/2016

Estimado Doctor Cosme Beccar Varela:

Es para mí muy grato volverle a escribir, pero esta vez de un lugar amigable como es el hogar, que comparto con mi esposa. Así y contando ahora con una computadora conectada a Internet he podido repasar diferentes sitios y páginas de los que estuve ausente estos 17 meses que pasé en prisión. Justamente uno de esos lugares es su sitio “La Botella al Mar” como así también la historia de Usted y su familia. Todo realmente importante e interesante en grado superlativo.

Sí, quiero destacar que en su trato hacia mi persona  me ha sobrevaluado el considerarme nada menos que un héroe.  Por ello debo aclarar, que quizás lo sean los miembros de mi familia, y en particular mi esposa que debió llevar el peso de la actividad diaria, la soledad y su asistencia, visitándome en un lugar muy duro a más de 350 kilómetros de este lugar.  

Yo por el contrario solo fui un ex policía que luego de muchos años de anónimo retiro, y estando muy lejos de los horrores que llegan a cometer los seres humanos, y a los que combatí con dignidad, volví a vivirlos. Solo que ahora la víctima era yo, al ser  acorralado por la ilegalidad y la injusticia sin límite, que no solo me sojuzgaba, sino también a mi familia.  

De allí que luego de ponerme a disposición de la “justicia”, y esperar 3 años, finalmente fui detenido. Sometido a lo peor,  resolví  salir del encierro a cualquier precio. Las posibilidades eran dos, o moría y pese al dolor liberaba a mis seres queridos a los que estaba arrastrando al sufrimiento permanente, o regresaba a casa.

Se dio la segunda y así puedo expresarme con usted en agradecimiento, y también con muchísimos otros que me creyeron y a quienes no podré pagar por el apoyo, acompañamiento y también valentía al hablar de lo que no se quiere hablar.

Mi futuro es incierto, pese a lo cual no cejaré como así tampoco mi familia en gritar a los 4 vientos,  mi verdad y la de muchos otros, que siendo impedidos o discapacitados físicos o mentales aún se encuentran en el corredor de la muerte al día de hoy, sin merecerlo. Una vez más le digo gracias y hago votos para poder revindicar mi nombre y acercarme a Usted para  expresarle cara a cara todo mi afecto y agradecimiento.                                                                                                                                      

Atentamente

Claudio Kussman
Comisario Mayor (R)                                                                                          
Policía de la Pcia. de Buenos Aires

 



CONTESTACIÓN

17/5/2016

Estimado Comisario Mayor:

Leí su emocionante carta el mismo día que llegó pero no la contesté en ese momento para hacerlo con tranquilidad y con todo el detenimiento que ella merece. Sin embargo, veo que los días pasan y ese momento no llega de manera que he resuelto contestarle como pueda. Ud. sabrá perdonar si no expreso toda la alegría que tuve cuando supe que estaba nuevamente en su casa, que su señora no sufre ya la angustia de su heroica huelga de hambre, de saber de sus sufrimientos en ese encierro injusto y que no debe recorrer 350 kms, para visitarlo. Por otra vía recibí un escrito suyo en el que cuenta las restricciones infames que le ha puesto el Juez que, a regañadientes, le concedió la prisión domiciliaria. Me gustaría que me confirmara si ese escrito es auténtico y que me mande una copia.

Comprendo perfectamente que su situación tiene una cierta precariedad porque el Presidente Macri no ha tenido el coraje ni la lealtad de "terminar con el curro de los derechos humanos" como lo prometió durante su campaña. Es totalmente indigno de ser Presidente de la Nación.

También estoy conciente de que no todos los que se dicen "amigos" lo son de veras y que tenemos que seguir luchando contra la incomprensión y la dejadez de muchos.  Pero me alegra que Ud. ahora pueda seguir la lucha fuera de esas mazmorras repulsivas de la tiranía que, a pesar de haber cambiado el gobierno, continúa existiendo por obra de la cobardía de Macri.

Hade meses que estoy intentando que muchos argentinos manden una carta a Macri pidiendo el indulto de todos los secuestrados políticos. Y eso porque de los jueces no puede esperarse nada ya que son los mismos del kirchenrismo. Sin embargo, no ha conseguido ni siquiera diez que lo hagan. Si ha leído los artículos de estos meses de “La botella al mar”  habrá visto los argumentos que he expuesto y el texto de la carta a Macri que presenté en la Casa Rosada. Le doy los números de LBM para que los busque entrando en www.labotellaalmar.com Están indicados en una carta que le mandé a un coronel, que también está en prisión domiciliaria pero misteriosamente no se hace eco de la obvia necesidad de pedir el indulto.

La carta, en su parte pertinente decía así:

"Aprovecho para decirle nuevamente que no me explico cómo los secuestrados y sus “amigos” no se dan cuenta que con estos jueces JAMÄS conseguirán la libertad y que es necesario organizar un movimiento político en el que estemos todos unidos y bien dirigidos (no hay ejército, por poderoso que sea, que pueda vencer sin un buen general, como Ud. sabe) para exigir a Macri el INDULTO  de todos ellos. Desgraciadamente mis razones, largamente explicadas en varios artículos de “La botella al mar”,  han sido ignoradas deliberadamente. No puedo creer ni aceptar que esa actitud no sea deliberada y que se me diga que no conocen esos argumentos ni la carta que mandé a Macri pidiendo el indulto. Ver los arts
2016-01-26
1370  MACRI YA DEBIÓ LIBERAR A TODOS LOS SECUESTRADOS POLÍTICOS
2016-01-29
1371 CARTA A MACRI RECLAMANDO EL INDULTO DE LOS SECUESTRADOS POLÍTICOS
2016-02-02
1372 INCONCEBIBLE HIPOCRESÍA DE LOS “ARGENTINOS”
2016-02-17
1373 RESPUESTA A LAS OBJECIONES DE LOS “AMIGOS” CONTRA EL INDULTO

"Es decir, hay una “mano negra” que me silencia y que, en el fondo, está actuando así a sabiendas o debiendo saber, que con invocaciones a los jueces no hay solución y todos los secuestrados políticos morirán en la cárcel, excepto uno que otro que consiga una prisión domiciliaria a costa de un heroico sacrificio, como el Comisario Mayor Kussman y su valiente huelga de hambre, y aquella, precaria y en condiciones humillantes. Hasta hubo un oficial muy prestigioso entre sus camaradas y que pasa por ser un valiente defensor de los secuestrados, que me insultó feamente por pedir el indulto, que como he explicado varias veces, no es para conseguir el “perdón” de una culpa sino un mero instrumento, el único que tiene Macri en su mano, para darle la libertad a todos, además de ser el Jefe de Estado del que depende el Servicio Federal Penitenciario y puede ordenarle abrir las cárceles de inmediato una vez decretado el indulto. No tengo otra designación para esta conducta que la de traición  en perjuicio de los encarcelados o, en caso de rudeza intelectual, ignorancia.  El asunto me indigna y me desalienta."

Por último, le estoy muy reconocido por su agradecimiento. La virtud de ser agradecido es muy rara en nuestros días y le aseguro que leer su carta me reconfortó. Veo que a pesar de muchos sinsabores, el esfuerzo valió la pena.

Salude de mi parte a su señora a quien vi en una entrevista de TV de Miami y me pareció una señora distinguida y valiente.

Y para Ud. mi más respetuoso saludo

 


Cosme Beccar Varela

Claudio Kussman - Dr. Cosme Beccar Varela

La correspondencia