LA ARGENTINA DEBERÍA SER COMO NICODEMO

Dr. Francisco Benard

  

 

 

Todos los días podemos cambiar y salir del error. Hoy fue un día en que me sentí feliz, porque me di cuenta que lo que yo pensaba era verdad. Siempre estamos a tiempo de cambiar.

 

Hoy fue un día muy caluroso. Debí viajar a la Provincia de Buenos Aires. Ya de regreso a mi casa, decido tomar el tren de regreso desde Núñez -cerca de la cancha de River Plate- hasta Retiro. Estos trenes tienen aire acondicionado. Ingreso al tren y lo conozco circunstancialmente a "Mario" pastor evangélico.

Me entrega una tarjeta que dice en su parte superior "Ministerio Hospitalario Carcelario".

Muy amablemente al momento de desocuparse un asiento me lo cede. Bien vestido, en mangas de camisa y con un saco en la mano, entablo una interesantísima conversación.

Es entonces que me cuenta que ha dejado todas sus actividades comerciales por el día de la fecha. Algunos me dicen que soy un loco? Yo les respondo que es un día que se lo dedico a Dios. Ya mañana venderé con creces lo que hoy deje de vender. Intrigado le pregunto cual será el tema del que hablará hoy y me dice "La conversación de Jesús con Nicodemo" que esta en Juan III parte del Evangelio. Vamos, lo escucho con atención, tenemos tiempo. Si "Jesús le dijo: "Nicodemo debes nacer de nuevo". Nacer de nuevo imposible. Como voy a meterme ya grande en la panza de mi madre? Lo que te quiero decir es que todos los días podemos nacer nuevamente. El pastor así me cuenta su historia personal. Yo era drogadicto, alcohólico y llegue a visitar por un tiempo la cárcel. Hoy muchos de mis amigos me dicen que parezco ser un hombre bien joven cuando en realidad no lo soy. Luzco jovial, mire mi piel. Mire mi cara. Era verdad. Se notaba en él la presencia de Dios.

El tiempo apremiaba. El debía seguir viaje a la Plata. Yo continuar con mis actividades. Me despedí y le dije; "No le parece que la Argentina debería ser como Nicodemo"? O acaso no podemos cambiar? Su rostro denotaba una gran alegría. Gracias me dijo. Es muy cierto lo que ud. me ha dicho. Hoy les comentare a mis fieles sus palabras.

 

¿Qué piensan uds. lectores míos? Todos los días podemos cambiar y salir del error. Hoy fue un día en que me sentí feliz, porque me di cuenta que lo que yo pensaba era verdad. Siempre estamos a tiempo de cambiar. Si queremos una Argentina mejor sigamos el ejemplo de Nicodemo y tengamos en cuenta las palabras de Jesús.

 

Abogado, Periodista, Escritor