U31 – ARAM – PAB. 1 – EZEIZA – 06 DE FEBRERO DE 2016 – 04:38 pm.

 

LA BIBLIA Y DIOS

Por Carlos del señor Hidalgo Garzón

 

Haciendo una evaluación no prevaricante de las

actitudes humanas en los distintos credos,

occidentales, nos encontramos inmersos en un

terrible debate de total factura teológica – espiritual

y de incapacidad, por falta de algunos de los tres

elementos de la capacidad, “la voluntad, la inteligencia

y el discernimiento”. O sea que prestando atención

introspectivamente a nuestras acciones en el tema

enunciado, suele ser el discernimiento donde radican con más frecuencia el error. Y de allí el falso discurso.

Como todas las cosas, existe un nexo causal con los medios y fines. Muchas veces inconscientes o mera ignorancia.

La Biblia, es para los cristianos, unánimemente, aceptada como la PALABRA DE DIOS.

En su plan desarrollado en libros del Antiguo y Nuevo testamento, es donde está la prueba de las cinco vías para el conocimiento de Dios elaborada por Tomas de Aquino uno de los hombres doctos del realismo aristotélico.

Es decir contra todo dogma humano, se recrea en las gotas del sudor de la frente del filósofo, ni más ni menos que la Lógica y lo que Parmínides – 460 a C. Comienza a perfilar, como la “filosofía primera” o sea lo que Aristóteles promulga como “la ta metha física” o sea la Metafísica, más específicamente el estudio del Ser..”el Ser es en tanto Es” – Toda esta  diatriba, conserva y  es coherente con  el Plan de Dios. Sintetizado por el indescifrable AMOR.

El hombre básicamente, es el peor depredador, responsable del contenido notable de la Ingratitud Soberna.  Empezando por el aumento de su ignorancia correlativa de la maldad concurrente y manifiesta en desarrollo universal de la Obra de Dios.

Es más en su cobardía, ni siquiera se atreve a mostrar su dolor, no el dolor epidérmico o mensurable, sino aquel dolor que lo lleva la ausencia, del crédito, sea en Dios o ser superior o inclusive en su mas abstrusa negación. Shakespeare lo inmortalizó en su “ser o no ser” y aunque como Miguel Ángel se mostraban remisos a aceptarlo a Él. Ambos y muchos más lo ponderaron con manifiestos pensamientos y obras de arte.

Entonces, cual es el “quid de la cuestión”, si hombre decidores de la negación elaboraron magníficamente representaciones del pensamiento y la figura del Negado.

Muchas veces, nos volcamos en meras liturgias vacías del contenido lógico de la Verdad Revelada y la Teoría de la Justificación sea de Jesús – como perdón…”justificados por la fe…” o por Lutero en su bronca lógicamente humana del Siglo XVI plasmado en su Tratado sobre la Libertad del Cristiano aparecido en octubre de 1520..donde declara que “ el cristiano es un hombre libre, dueño de todas las cosas y no se encuentra sometido a  nadie. el cristiano  es un servidor obediente. Se somete a todos.” El alma, iluminada por la gracia, tiene la certidumbre de hallarse liberada de todo lo que no sea DIOS.

Pese a lo que pueda acaecer al “hombre exterior”. Dios se ha convertido en la Fortaleza del Alma, Y al decir de Víktor Frankel en su obra “La presencia de Dios”

Más la experiencia empírica o pragmática, nos enseña que “solo se puede negar aquello que es”. Y en base griega o romanas donde la mitología del hombre  fue el principio de  las épocas graduales del advenimiento del que no vino sino a confrontar esposos contra esposas, hijos contra padres, tan solo para aplicar su Teoría de la justificación en beneficio de los hombres carentes de verdad, con el gesto de la expiación del pecado en la cruz…”todas las cosas son nuevas…”.

A manera de epílogo abierto a las mentes abiertas y despiertas, como las niñas en espera “ del novio con sus lámparas encendidas y provistas de aceite de repuesto” o “del ladrón que nos sorprenderá si no estamos alertas…”Entronizamos mediante el pensamiento y mente la recta razón, la confirmación de lo que negamos por temor a la verdad.

Hubo un hombre que enloquecido por el ardor de sus ideas socialistas, luego marxistas y sin alcanzar dialécticamente el comunismos, buscó afanosamente su mayor enemigo, pues en su dogmatismo de mística satánica solo pudo saberlo a través millares de muertos por la fe, en la lectura de la Biblia y lo encontró.

 Y no pudo con Él, pues ese enemigo era tan poderoso y se llamaba Dios. Y hoy el pueblo Ruso, es lo que siempre fue más allá de las ideologías y fantasías humanas depredadoras. Como vemos la Palabra de Dios , la Biblia, conserva con el paso de los tiempos de remotos a actuales , la presencia viva de algo muy Superior a nuestras volubles inteligencias, razonamientos y emociones. Quizás el quid de la cuestión es poder Creer y  por la Fe , ya en Oriente como en Occidente alcanzar la Paz espiritual, con aceptación de posibilidades, libremente consolidada, comprendiendo, quién es quién en el dar y en el recibir, dentro del eterno misterio que siguen buscando en forma contumaz los hombres por hacer.

Nadie te obliga, nada te espante, Dios no se oculta. Déjalo que El te busque, te Elija y te Gratifique después del sufrimiento.