La corrupción y el gran cambio político

Por el Dr. Francisco Bénard

 

 

La corrupción como siempre lo he dicho en mis notas de los últimos diez años debería ser considerado como un delito de lesa humanidad, por lo tanto imprescriptible y los autores de este delito deberían ser encarcelados en prisiones comunes. Sus bienes confiscados por el Estado Nacional.

 

La corrupción afecta el desarrollo económico, ya que no hay tal desarrollo sin desarrollo moral. La corrupción afecta a los que menos tienen porque se desvían fondos que deberían estar destinados a ese sector en beneficio de los corruptos.

 

Se debería prohibir por una ley del Congreso de la Nación que los funcionarios políticos confundan sus intereses particulares con los intereses económicos del Estado Nacional como ha venido ocurriendo en esta última decáda en la que los Presidentes Nestor Kirchner y Cristina Fernandez de Kirchner han sido "socios" de empresarios "amigos" siendo beneficiarios de las principales obras públicas del país. Las incompatibilidades deberían estar claramente expresadas.

 

Se debe evitar que las empresas del Estado como Aerolineas hagan negocios con empresas privadas de altos mandatarios como en el caso de Cristina Fernandez de Kirchner y "Hotesur", se deben evitar casos como los que involucran al Vicepresidente Amado Boudou con varias causas penales que tramitan en la Justicia Federal. Los negocios de los políticos con el Estado.

 

Después de todo lo que hemos visto en esta decada "llena de corrupción"que tanto agobia a los argentinos y particularmente a los pobres los mas afectados, es necesario que los nuevos gobernantes que asuman el Ejecutivo y los parlamentarios se apresten a ponerse de acuerdo para que haya una ley que contemple todos los aspectos de este gran flagelo "social". La lucha debe ser frontal, los culpables deben ir a carceles comunes, se les debe confiscar todos su bienes, contemplando también que alcance a los familiares de los corruptos que se han beneficiado.

 

Convoco al pueblo argentino para que a traves de las "redes sociales" nos juntemos todos a la mayor brevedad posible en Plaza de Mayo con el fin de solicitar se acabe la corrupción en Argentina. El Juramento Presidencial del nuevo Primer Mandatario y de sus Ministros debe contemplar una frase que me parece es importante "Se renuncia a los fueros en los casos de corrupción" Esto me parece muy importante y debe ser parte del gran cambio político que necesita la Argentina.

 

franciscoambenard@gmail.com