Mientras ciudadanos venezolanos residentes en Argentina no se podían acercar a su embajada, los mafiosos cercenando el paso volcaban su apoyo al dictador caribeño

LA TOMA DE LA EMBAJADA VENEZOLANA

Más de un millón de venezolanos salieron a las calles en franca protesta contra el régimen dictatorial de Nicolás Maduro en lo que se denominó la "Toma de Caracas", manifestación que tuvo incondicionales y opositores a la movilización enfrentados también en Argentina. Ciudadanos de Venezuela radicados en Buenos Aires se apostaron en las cercanías de la embajada de dicho país para expresar su descontento y apoyar la masiva protesta. Una vez allí, el antagonismo entre personas en contra y a favor de Maduro tomó clima beligerante, teniendo que intervenir la Policía Federal para contener y separar a los grupos. Los Opositores al espíritu de Chávez y a su marioneta presidencial denunciaron agresiones por parte de seguidores del kirchnerista Luis D’elia, quien se apersonó en el lugar portando banderas chavistas. Hacia el mediodía, los venezolanos descontentos con la administración de Nicolás Maduro se reunieron en las proximidades del lugar para apoyar el referéndum revocatorio. Allí, la policía se encontraba ya protegiendo un posible ingreso al edificio venezolano.

 

Los agredidos manifestaron que el grupo liderado por D’elia se hizo fuerte en la puerta de la embajada comenzando con los insultos, arrojando elementos, y permitiéndose empujones para prohibir el acercamiento al trozo de sus tierras en Argentina.

 

Los forcejeos generaron que los seguidores de Maduro quedaran frente a las puertas del edificio mientras que los críticos del gobierno venezolano se concentraron a cien metros de distancia del otro lado del cordón que armó la Policía para evitar incidentes. ¿Irreal? Los venezolanos no tienen derechos en su patria, tampoco el derecho de acceder a su embajada en tierra ajena.

 

Luis D’elia, líder del partido Miles, pidió que sus seguidores lo acompañen en la manifestación a través de su cuenta de Twitter. "Atacan la Embajada de Venezuela los escuálidos con protección de la policía Federal Necesitamos que vengan ya todos los cumpas q puedan", escribió en la red social.

 

En la Embajada también estuvo presente la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, quién pronunció un discurso frente al grupo que estaba con D'Elía y respaldó al gobierno chavista.

 

PrisioneroEnArgentina.com

Setiembre 2, 2016