“LA FUERZA QUE VA, HERIDAS SUFRIDAS POR PERSONAS SUMERGIDAS EN LA INDIGENCIA Y, EL SOMETIMIENTO”

 

La comunidad se pregunta…

“¿Por qué los intelectuales no nos proporcionan las respuestas que nuestros políticos no han podido ofrecernos?”

Es extraño e incluso supersticioso que la gente tenga esta expectativa, como si los intelectuales fueran oráculos de donde surgieran todas las respuestas…

¿Quién dice que los grandes poetas, pensadores y novelistas saben qué hacer en situaciones que dejan perplejas a las mejores mentes del mundo político?

Es verdad, como he dicho en numerosas ocasiones, que a veces los sabios pueden prever el futuro, basta revisar los aspectos proféticos de la novela de *George Orwell “’1.984”*…

“Y los intelectuales ciertamente pueden ayudarnos a entender eventos importantes. En el momento actual, la opinión es tan valiosa como la de cualquier otra persona”

Los eruditos pueden darle voz a la consternación, *al dolor o a la indignación*, y si como modelo propusieran que *no hay que bombardear las ciudades sirias* *sino solo los pozos petroleros del país, su juicio no valdría más que el de cualquier político que dijera lo mismo*.

Hace muchos años escribí que si un poeta se encontrara en un teatro en el que estallara un incendio, no debería ponerse de pie y leer en voz alta *sus poemas*, ¡NO!, correspondería llamar a los bomberos. Así es, esperar que los doctos proporcionen todas las respuestas es una forma de evitar admitir que *los políticos, los jefes de estado y los generales, tampoco tienen las respuestas*.

A la sazón, la gente que apela a los científicos ante las penurias de la vida, actúa como los católicos devotos que solo ven a los santos.

Por primera vez, el consumo de drogas de abuso, *como la cocaína, la marihuana, la pasta base, el éxtasis, y otras sustancias ilícitas*, pasó estar entre los primeros factores principales de riesgo de enfermedad y discapacidad en, nuestro País argentino,  concluyó que  es el único país de América Latina donde el consumo de drogas se incluye ahora en la lista de los diez primeros factores de riesgo que le *quitan años de buena salud a los afectados*.

En el ranking de los factores de alarma para la Argentina, lo conforman…

“El *consumo del alcohol, el nivel de glucemia alterado, un índice que revela el funcionamiento de los riñones, el colesterol alto, y la dieta baja en frutas y en vegetales en los primeros lugares*”

“Prontamente, aparece el consumo de drogas, que es seguido por baja actividad física, bajo consumo de nueces y semillas, y bajo consumo de granos enteros”

“De esta forma, para el caso de Argentina, *el consumo de drogas de abuso quedó clasificado como en los primeros*, y esto significa que aumentó su importancia, si se las considera en general, está asociado al aumento de la impulsividad en la persona, un cambio que puede llevar a la desinhibición del comportamiento y hacer que se adopten conductas de riesgo, como tener relaciones sexuales sin protección o se corra a gran velocidad y sufran accidentes automovilísticos, aumentar el riesgo de infartos y ataques cerebrovasculares, y de padecer problemas en el hígado y los riñones”

La pregunta de fondo es qué hizo que el consumo de drogas de abuso pasara a tener tanto impacto negativo en la salud de muchos argentinos…

“Hubo una instalación generalizada del consumo de sustancias psicoactivas en general. En estos 25 años aumentó claramente el consumo de alcohol, de psicofármacos y de sustancias de comercialización ilícita, así como el poli-consumo de 2 o más sustancias al mismo tiempo”

No había que *hacer campañas*, como si los caminos a recorrer desde la prevención en salud fueran los mismos que los de la mercadotecnia…

“Es mucho más complejo, el objetivo debería haber sido devolver el sentido de las cosas, y eso era territorio de la educación y no del *marketing preventivo*”

La diferencia se debe a que los padres están buscando el problema con el estereotipo de *la adicción*, que es lo que “*las campañas* le han inculcado. Los valores de consumo menos escandalosos quedan ocultos dentro de la tolerancia social, y no se registran hasta que es tarde. A los padres no les han dado los elementos críticos para percibir el problema.

No se necesita ser *Sherlock Holmes* para investigar sobre movimientos y revoluciones proletarias para entender que, a clases gobernantes explotadoras con ostentosos niveles de lujos, soberbia clasista e insensibilidad extrema, se oponen resentimientos sociales no siempre expresados con prudencia, responsabilidad y racionalidad.

Esas heridas sufridas por millones de personas sumergidas en la exagerada indigencia y el sometimiento. No se cierran fácilmente y van engendrando situaciones de tensión donde se mezclan caóticamente la injusticia con la sed de justicia, con la avidez de represalia.

Las consecuencias de estos enfrentamientos se desarrollan y evolucionan a través de los siglos, los sistemas políticos, las razas y las religiones más diversas y en los últimos tiempos se notan mucho más las causas y consecuencias de estos sucesos. Lo que los gobiernos no hacen o hacen mal, lo concretan narcotraficantes que no son otra cosa que emergentes que han salido de la miseria tomando el camino del crimen y que, a base de asesinatos, secuestros y todo tipo de desmanes, vienen a personificar a los *Robin Hood* siglo veintiuno, sin la nobleza de aquel personaje que alegraba con sus aventuras en busca de la justicia en las matinés de los cines de barrio del siglo pasado.

Nada es menos justificable ni menos contradictorio que un mundo donde inmensas mayorías padecen hambre, atenuado, desdichado, infeliz, falta de higiene, salud, seguridad y crisis habitacionales rodeando en círculos de mugre y delito ciudades pletóricas de rascacielos, shoppings y parques temáticos colmados de turistas extranjeros gastando dólares a troche y moche.

Nadie espera una remisión total de estos fenómenos y al menos podría darse una acción concreta que vaya más allá de los discursos de ocasión y no dejar a los organismos humanitarios con muy pocos recursos como única contención ante semejantes inequidades.

Lo más grave es la actitud de los principales histriones de estos escenarios escalofriantes dominados por ambiciones de poder que gastan millones y más millones en armamentos de todo tipo que además de su poder destructivo en lo material, arrasan con la naturaleza entrañando un desolador futuro para el mundo entero.

Ante tanta irracionalidad los que desde el llano observamos estas barbaridades, asistimos azorados al espectáculo de ajustes, represiones, protestas, desmanes, asesinatos, venganzas, secuestros extorsivos y chanchullos judiciales matizados con discursos condenatorios para autoritarismos que levantan banderas de reivindicaciones con mucha virulencia y al mismo tiempo no, implementan medidas razonables para evitar las causas de tanto descontento y tanta iniquidad.

Los poderes mundiales están enfocados en cerrar cifras de los déficits en las balanzas comerciales y gastan energías en debates televisivos donde dirimen su poder mucho más interesados en sillones y bancas del Congreso que en los reales, visibles y pavorosos problemas que enfrentan muchos millones de seres humanos.

Para no lamentar la existencia del "inicuo político que dice defender los intereses y aspiraciones del pueblo”, habría que moderar, legislar y controlar la perversa indiferencia que genera miseria y altercado en muchedumbres populares que por desesperación caen presas de la demagogia y la violencia…

“Es el viejo argumento de que es primero, *el huevo o la gallina*”

Deberíamos dejar de teorizar y sería mucho más eficaz actuar contra los factores que generan lo depravado…

"El dinero es un estiércol estupendo como hienda, lo malo es que muchos lo toman por la cosecha, la desdicha, la desocupación y el abandono”

 

Dr. HUGO JOSÉ NARANJO.-

 

“He sido un hombre que busca y aún lo sigo siendo, ahora no indago

en las estrellas ni en los libros, sino en las enseñanzas de mi sangre"

“Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos

que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral”

“Doctorado honoris causa y Máster - MBA Nacional e International.

“Executive en Dirección de Proyectos y Empresas”

-El Pulso del Columnista, escritor de cartas y narraciones de sueños –

http://www.prisioneroenargentina.com/#!hugo-jos-naranjo/cjnn