La Humana Inhumanidad

Por Francisco Bénard

 

Leyendo diarios de la Argentina y del mundo advierto con gran pena el desprecio por la gracia más divina que Dios le dio al hombre: La vida humana

 

Hubo por cierto y no hace muchos años ejemplos vivientes de Santidad y amor al prójimo como S:S Juan Pablo II y la Madre Teresa de Calcuta. Gracias a ellos que fueron y son casi como una gran luz que ilumina nuestro camino en la vida terrenal y por cierto muchos otros que han demostrado amor de verdad al prójimo como a sí mismos, es que mantenemos nuestra esperanza de vida y de fe . Hay quienes no piensan que hay dos vidas diferentes, pero una sola vida verdadera , la vida eterna junto al Señor. Amar al prójimo como a sí mismo es amarse a si mismo. Si amamos de verdad seremos amados de verdad. Es una lógica consecuencia y por demás razonable. Muchos no creerán quizás en esto pero ruego a Dios que algún día se den realmente cuenta de todo.

 

Las guerras, la miseria humana, la lucha por el poder desmedido, llevan al hombre a una situación en la que suele creer que todo vale para alcanzar algunos objetivos que son puramente materiales Equívocos sentimientos humanos fruto de sus grandes debilidades humanas transforman al hombre en un ser inhumano.

 

El desprecio por los otros no es más que el desprecio a sí mismos, los convierte en esclavos del "diablo" que siempre está tratando de perturbar la mente de los hombres para influir en su forma de actuar. El hombre es esclavo de lo material y no se da cuenta del valor trascendente de la vida.

 

Si nos acercamos más a Dios nos elevamos a un plano superior donde todo comienza a simplificarse. El mundo se ha olvidado de Dios y a la corta o a la larga se verán consecuencias muy negativas. Se produce un desorden natural en el sistema planetario hoy en día.

 

 

F.B.   Dec 06, 2015