LA NAVIDAD Y SU PARAÍSO DISIPADO,TAMBIÉN LA NAVIDAD DE LA INFANCIA

 

¿Qué fue la Estrella de Navidad?

Y la palabra paraíso, quiere decir jardín…

“La Navidad es un jardín para los niños”

“Y los mayores sólo podemos recordarlo, mirando hacia la vela del olvido”

Las flores de ese jardín son los presentes de Navidad que nosotros, largamente crecidos, ya no esperamos con inocencia y libertad Épsilon Erídano y el Libre Albedrío. Flores en general humildes y coloridas.

El recuerdo surge como en una sesión de psicoanálisis de Freud, y nos trae un regalo…

“La vívida niñez”

La ciudad de aquellos días míos, donde nacimos mis hermanos y yo, era prodigiosa en aquel tiempo. El cielo la dominaba porque, en su mayoría, las casas y los edificios eran bajos y antiguos.

Había…

“Dragones, hadas, duendes en los parques, liebres y conejos de Pascua, juegos y madre y padre y el corazón siempre estaba presente y se escuchaban sus latidos”

Los días eran cálidos, extremadamente cálidos, en la temporada de las fiestas…

“Navidad y Año Nuevo en la Argentina es en la del tiempo climático de en verano”

El calor era otro abrazo de la Noche más Hermosa -Los Villancicos-, un abrazo que nos embalsamaba junto a los jazmines y las flores santarritas…

“Jardín y Paraíso”

Ahora citaré a J. C. Cooper en su libro El simbolismo, lenguaje universal, para demostrarles que no inventé aquello de que todo paraíso es un jardín…

“En casi todas las tradiciones, el Paraíso es un jardín o algún otro espacio cerrado, como la Isla Verde o las Islas de los Bienaventurados, en el Antiguo Testamento el Paraíso original era el Jardín del Edén”

El nombre mismo de Paraíso derivaba de un jardín, una región que se extendía a lo largo del Golfo Pérsico y el Mar Caspio y era, en ese entonces, el reino de la rosa y el ruiseñor, de los perfumes y los cantares.

Los persas lo llamaban peridaisos, que significaba “eran gran parque cerrado”…

“El Árbol”

A principios de diciembre, justo el 08 es “oficialmente” la fecha para realizarlo, armábamos el árbol, lo que ya nos ponía en contacto con el cielo.

Creo que ninguno de nosotros, los hermanos que ubicábamos los adornos del pino, sabíamos el significado de ese árbol, y, sin palabras ni pensamientos, lo intuíamos…

“El Árbol es el cosmos, el universo al cual le estábamos poniendo soles, lunas y constelaciones”

No lo sabíamos, repito, no obstante el pinito tenía una crónica larga, tan larga como la esperanza de los niños y la fe de los que ya no eran niños, venía del fondo de la historia…

“Los árboles sagrados”

Los budistas tienen su versión del Árbol de la Vida. Es la higuera, bajo cuya sombra Buda se sentó a meditar durante años y regresó de esa meditación convertido en la Luz.

El sicómoro era para los antiguos egipcios árbol sagrado, y a menudo colgaban de sus ramas regalos y ponían a su lado una fuente cuya agua representaba al generoso Nilo.

Para los seguidores de Mitra, en cambio, el pino cumplía esa función. Desde Mitra, el pino llegó hasta aquí convertido en el Árbol de Navidad de los pueblos cristianos.

Dice J. C. Cooper…

“El pino de Antis y el abeto de Wotan son los antecesores de nuestro Árbol de Navidad”

Venerado generalmente en los cultos teutónicos, el pino fue llevado en fecha relativamente -soy yo, Don Hugo, el que aclara, reciente a Inglaterra por el príncipe Alberto, el esposo de la reina Victoria, a fines del siglo XIX… “Quien lo convirtió en la característica distintiva de la Navidad real y de allí pasó a formar parte de la celebración navideña en casi todos los países”

En los Misterios medievales, el pino simbolizaba el Paraíso con sus ramas cargadas de manzanas, el fruto mágico de la *Edad de Oro y de la inmortalidad*, el abeto de Wotan colmaba de regalos a quienes lo veneraban…

“Para los cristianos, los regalos navideños representan alegóricamente los presentes ofrecidos al Niño Dios por los Reyes Magos”

Y J. C. Cooper termina el párrafo diciendo algo que hará soñar a los niñitos, al menos a mis nietos menores, que está en edad de soñarlo…

“El hada que se colocaba en lo alto del árbol era originariamente el ángel que anunciaba a los pastores el nacimiento de Cristo. La estrella que reemplazó más tarde al hada es la que guió a los Tres Reyes Magos hasta Belén”

Más adelante dice nuestro autor algo muy curioso…

-El roble y el muérdago eran plantas sagradas para los druidas porque representaban los poderes masculino y femenino que existen en la naturaleza, ya que el muérdago es la Rama Dorada de los druidas. El roble proporcionaba el gran leño navideño, llamado nochebueno.

-Encuentro no ya en El simbolismo, de Cooper sino en otro libro llamado *Historia Social de la Magia*, el Vaticinio de Esdras, que me apresuro a enviarles de regalo a mis nietos, quizás un poco a destiempo, eso sí era curioso…

-Si el día de Navidad cae domingo, el invierno será suave, la primavera húmeda, el verano y el otoño serán ventosos. Habrá buena cosecha de cereales, mucho ganado, miel y vino en abundancia. Los jóvenes morirán en muchos países por las pestes y guerras, y, entre los príncipes, el placer se tornará en penuria. Los reyes y los príncipes estarán reñidos y se oirán novedades sobre ellos.

-Si el día de Navidad cae en lunes, el invierno será duro, la primavera y el verano serán secos. La gente tendrá muchas preocupaciones y el placer se tornará en penuria. Los caballeros estarán reñidos entre ellos y los príncipes y las mujeres estarán entristecidos, y en muchos países se mataban a los reyes. En muchos países habrá poco aceite.

-Si el día de Navidad cae en martes, el invierno será largo y nevado, la primavera hermosa, el verano húmedo, el otoño seco. Y la cosecha de cereales será buena. El ganado morirá. Habrá mucha miel. Y en varias tierras se producirán incendios. También vendrán grandes tormentas. La hierba y las hortalizas se perderán. Habrá mucho aceite. Algo malo pasará a los de Roma. También morirán muchos reyes en este año.

-Si el día de Navidad cae en miércoles, el invierno será cálido y sin nubes, la primavera será mala y húmeda, el verano bueno y el otoño mesurado. La cosecha de cereales será mala, habrá mucho vino, mucha fruta. Miel habrá poca, pero aceite en abundancia. Y hay que temer a los ladrones que aparecerán. En algunas ciudades se pasará hambre y en muchas tierras habrá gran mortandad.

-Si el día de Navidad cae en jueves, el invierno será normal. La primavera traerá mucho viento, el verano será benigno y el otoño bueno. Habrá mucha fruta y vino y poca miel. Vendrán lluvias y algunos ríos se desbordarán. Habrá mucho aceite y mucha hierba…

¡Mientras haya mucho vino!

Para las fiestas, indico…

“Digo también que deseo que de estos vaticinios se cumpla la mejor parte para ustedes, mis amigos, y para los otros que no siendo mis amigos tampoco son lo contrario”

¡Feliz y amorosa Navidad!

 

Dr. HUGO JOSÉ NARANJO

*Elogios de la seriedad*

H.N./e.d.l.s.

-El Pulso del Columnista, fan de los contenidos con convicción irrebatible-

-Y escritor de cartas y narraciones de sueños –

“Pasión-Paciencia-Perseverancia”

“Él nunca pudo tener una vida familiar, una pareja, no le concernía hacer

mucho contacto con otras personas y era bastante reservado para sí mismo”

“Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que

mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral”

“Doctorado honoris causa y Máster - MBA Nacional e International.

“Executive en Dirección de Proyectos y Empresas”

-Soy Nadie -