La Política del "Yo no fui"

        Por Andrea Palomas Alarcón

 

A esta altura del campeonato, a mi tierna edad, vengo a descubrir que para el periodismo existen "genocidas" buenos y "genocidas" malos. Los "genocidas" buenos son los que tranzan con el poder como Milani, que se abrazó con la Bonafano y puso las instalaciones del Ejército a disposición de la Cámpora, amén de algún que otro service que le hizo al kirchnerismo. El periodismo tradicional lo criticó cuando había que pegarle a CFK pero hoy ya ni se acuerda de Milani, ni cuestiona a la Justicia que no lo investiga.
En el día de ayer, el otro "genocida" bueno, el Gral. Balza, tuvo una hora de aire en el programa de Lanata en el que no ahorró descalificaciones hacia sus camaradas, llamó "pusilánime" a Videla (al que le enviaba tiernas notitas cuando tenía poder) y no tuvo ni una palabra para la ilegalidad de los juicios ni las lamentables condiciones de detención de los presos políticos. 
El periodismo, por supuesto, le da micrófono a los traidores porque hacen daño. ¡¿Cuántos traidores andan por ahí con micrófono prestado, pagando el impuesto revolucionario de dañar a los presos políticos a cambio de aire para decir "yo no fui", "mi papá no fue" todos los demás sí son genocidas?!