La Tortura en Argentina

El punzante y valiente  escrito de JORGE B. LOBO ARAGÓN sobre LA OBEDIENCIA DEBIDA,   hizo que se disparara un  debate sobre LA TORTURA, en el que participaron principalmente extranjeros. Luego vino la nota sobre el mártir ARGENTINO DEL VALLE LARRABURE- TUCUMÁN 6 DE JUNIO DE 1932 – ROSARIO, 19 DE AGOSTO DE 1975ª, y por último el grito desesperado de HIDALGO GARZÓN en ENTRE LA LOCURA Y EL HEROISMO. Los tres,  me llevaron en esta oportunidad a expresarme sobre LA TORTURA, ultrajante abuso del ser humano a otro ser humano.

CICLOPESARGENTINOS                                               (ciclope- ser de la mitología griega de un solo ojo)                                                                                

También influye de sobremanera, el hecho que todos los políticos, funcionarios, poder judicial y medios hablen de la tortura en los años 70, por parte del UNICO DEMONIO, que existió según sus ciclópeas e hipócritas percepciones mentales, lo cual me produce gran rechazo. Seguramente por la asimétrica guerra interna (no reconocida) que existía, la aplicación de tortura, debe haber tenido uno de sus picos máximos,  en la historia reciente del país. De allí a que se oculte y omita  la de hoy, lo rechazo rotundamente y me convence  de que estamos ante un grave y  real peligro, el cual no me lo contaron, lo viví y lo sufrí en carne propia.

RECURSO DELOS TORPES

 

Aclaro que como ex policía y hoy como víctima, rechazo estos métodos que  siempre consideré   el recurso de los torpes y por qué no?, también de los sádicos. Pero… y siempre hay un pero, también  ante argumentos como los esgrimidos por Sam Harris en el sitio que amablemente aportara el señor Carter McGee en su debate: http://www.huffingtonpost.com/sam-harris/in-defense-of-torture_b_8993.html, realmente muchas convicciones se pueden llegar a caer a pedazos. Más aún, si vemos que hoy  en casi dos tercios de los países existentes, todavía se aplica la tortura.

UNA PARADOJA FAMILIAR DE TERROR Y MUERTE

 

A lo largo de la historia del hombre, siempre por uno u otro motivo, alguien torturó a alguien. Argentina no fue ajena y podemos ver que el elemento más popular para aplicarla fue la picana eléctrica. Esta  fue introducida en el país por Leopoldo  “Polo” Lugones (1897-1971), hijo del muy reconocido escritor del mismo nombre (1874- 1938). Antes en su calidad de director del Reformatorio de Menores de Olivera, había sido procesado por corrupción y violación de menores. Condenado a diez años de cárcel, el entonces presidente Yrigoyen (radical) lo salvó a pedido de Lugones padre, “por honor a la familia”, lo cual fue un gran ejemplo de iniquidad e inmoralidad política, de los muchos de nuestra historia. En  1930 se produce el primer golpe militar. Quien lo había salvado es destituido y el presidente de facto General Félix Uriburu lo nombra comisario inspector de la Policía, en la misma dependencia en la que figuraba su prontuario, que lo calificaba de “pederasta y sádico”. Es cuando se institucionaliza la picana en los interrogatorios que llevaba a cabo en los sótanos de la vieja Penitenciaria (demolida) de la Avenida Las Heras de Capital Federal. Su hija, Susana Piri Lugones (1925-1978), en los años 70 ya de edad mayor,  optó por hacerse Montonera y así  el 24 de diciembre de 1978 habría sido torturada con la picana eléctrica que su padre convirtió en herramienta de trabajo de los torturadores argentinos. Con el tiempo y ante el avance de la ciencia que permitía mediante una biopsia probar el pase de corriente en el cuerpo humano, “la picana” cayó en desuso. También las denuncias que muchas veces falsamente realizaban algunos abogados defensores para debilitar las pruebas colectadas en contra de sus defendidos.

UNA PARADOJA JUDICIAL DE TERROR Y MUERTE

 

En ese periodo hay que resaltar otro hecho y una fecha. La del 10 de septiembre de 1930, es cuando el máximo tribunal o sea la CORTE SUPREMA, elabora y pone en vigencia, la vergonzosa DOCTRINA DE LOS GOBIERNOS DE FACTO, para convalidar así los actos normativos de los gobiernos militares que se instalaron en el país durante el siglo XX. Una muestra más del típico: “YO NO FUÍ” de los integrantes de los poderes de la nación, QUE SI FUERON, a pesar que no lo recuerden y descarguen sus pecados sobre las fuerzas armadas.  

 

LA COBARDE TORTURA  DE HOY

 

Dando un salto en el tiempo he visto y he sufrido en carne propia métodos de tortura, más sofisticados y de larga duración en horas. Y también en años, ya que se   llevan a cabo a través de dos gobiernos al estar vigentes al día de la fecha. Existe gran cobardía por aplicarse a personas adultas mayores principalmente septuagenarias y octogenarias, que están “dobladas”. No entrando en detalles sobre algunos malos tratos, destaco las larguísimas y extenuantes horas de espera para una precaria videoconferencia, que a veces no se lleva a cabo, y en la que   se simula escuchar lo que uno declara. También, se utiliza el encierro prolongado en habitáculos sin ventilación, (perreras), expuestos a temperaturas extremas.

A CASI 70 GRADOS DE TEMPERATURA

 

Antes de negarme  a los traslados y atención médica en hospitales, pude constatar como en las “perreras” me  sometían  a temperaturas de casi 70 grados con conocimiento judicial. Lo hice utilizando un termómetro digital que al efecto, con tristeza  me regalara mi nieta. Este lo facilité a otros prisioneros con el mismo fin y algún día ratificarán mis dichos.  Como muestra de este sistema sofisticado de exterminio que denunciara una y otra vez, los invito a ver un video figurativo del famoso chef israelí Haim Cohen. SUPLANTE LA PIZZA QUE SE DERRITE POR UN HOMBRE MAYOR Y SAQUE SUS CONCLUSIONES.  SUPLANTE A ESE HOMBRE MAYOR POR UN FAMILIAR SUYO Y VUELVA A SACAR CONCLUSIONES.

¿JUSTICIA?¿QUE JUSTICIA?

 

Uno los denuncia ante la “justicia” como yo y otros no muchos, y sus miembros sean hombres o mujeres,  miran para otro lado y como un libreto bien estudiado,  responden: “Y BUENO ESTAMOS EN ARGENTINA”. ¿Qué diablos querrán decir con esto?  ¿El que se apliquen estos métodos y estar lejos del lugar donde se producen, harán creer a esos funcionarios que son buena gente? Los veo con poca “calle” y su indiferencia realmente me llama la atención. ¿Sus afectos a otros humanos, como podrían sus propios hijos, serán reales? ¿Si lo son, estos desaparecen cuando están frente a otros que no son de su sangre? ¿Hacen lo que hacen o no hacen, bajo el mandato de una ideología, por un sueldo? Creo que es  una evidente muestra de cerebros compartimentados. ¿Esta gente es la que infiere que soy un torturador? Recurrentemente me preguntó si fui o  seré igual a ellos. Hoy estoy seguro que no, por eso puedo despreciarlos a más y mejor.

 

Claudio A. Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

 

 

 

 

Chef Haim Cohen

(Esto es una ilustración exagerada para que la gente tome conciencia sobre abandonar a hijos o mascotas dentro de un automóvil)

“La tortura es algo tan vergonzoso, pero es aún peor si se convierte en la política oficial de una democracia. Es una contradicción y es inaceptable”.

Tzvetan Todorov (1939)