Noviembre 02, 2015

Las últimas Nieves Negras de Primavera

Franklin Nieves, ex fiscal en el juicio contra el opositor venezolano Leopoldo López, que fue condenado a casi 14 años de prisión, reveló a manera de primicia: “se hace lo que el régimen ordena” (Al parecer, Nieves no solo actuó de manera ilegal, sino que también revela información un tanto más que conocida.)

Nieves, reveló que Nicolás Maduro y Diosdado Cabello le ordenaron utilizar pruebas falsas para condenar a López. Cosa que hizo al pie de la letra durante esa parodia de juicio.

Las instrucciones que recibía eran que se presionara a las personas que iban a declarar  para que trataran de asociar a López con el incendio y los daños que sucedieron el 12 de febrero del 2014 en Caracas durante las protestas populares.

Este particular ex fiscal dijo que la más grande fabricación contra López fue establecer que había iniciado un incendio en el Ministerio Público. Esto nunca sucedió. Solo que funcionarios declararon lo contrario. También dijo que otra de las grandes pruebas de que todo el proceso contra López estuvo armado fue que el juicio no fue público. “A pesar de que las puertas de la sala permanecían abiertas, siempre había un fuerte dispositivo que impedía el acceso de personas o periodistas, mientras que una vez expulsaron al padre de Leopoldo López por intentar efectuar una grabación durante una audiencia”, disparó Nieves.

Nieves dijo que tuvo la esperanza de que la juez Susana Barreiros accionara de otra manera -sin seguir las órdenes del presidente Nicolás Maduro- al no producirse esto se valió de unas vacaciones para establecer contacto con autoridades de EE. UU. y huir con su esposa y sus dos hijas. Es decir, Nieves es como aquel químico que descubre la droga para una determinada enfermedad, pero prefiere que el médico la pruebe y no ser responsable del peligro que pueda conllevar.

El ex fiscal afirmó que pudo escudar evidencias contra López y que las brindará una vez adquiera asilo en Estados Unidos. Por qué no ahora, usted bien se preguntará?

Nieves admitió que además fue delegado a inventar quiméricas acusaciones contra la ex diputada María Corina Machado y se le prohibiera salir del país. El ex fiscal, mientras tanto, ya se encuentra fuera de Venezuela.

Tras esta confesión, el padre de Leopoldo López disculpó a quien fue cómplice de condenar injustamente a su hijo.

Finalmente, el ex fiscal aseguró que está convencido de que López es inocente de todos los cargos por los que fue condenado, pese a esto, se prestó al cobarde juego implementado por Maduro y sus secuaces.

Curioso nuevo héroe el fiscal Nieves, quien posiblemente disfrute de una seguridad que López no tendrá en la cárcel. Bueno, López tendrá -gracias a quien increíblemente fue electo por el pueblo venezolano, Nicolás Maduro y también  a Franklin Nieves- la seguridad de no ver el sol por un buen rato.

"Juro por mi conciencia y honor ejercer la profesión de abogado respetando la ética y deontología profesional y conforme a la constitución y demás normas del ordenamiento jurídico." (No es una frase de Franklin Nieves) Nieves, seguramente escribirá un libro y encontrará alguna especie de redención en una producción hecha en Hollywood. Para ver esa versión en algún teatro, Leopoldo López deberá aguardar 14 años o más.

Si usted vive en un país totalitario, esta información poco le sorprenderá. Cualquier parecido con la realidad Argentina,

es la triste realidad Argentina.  

 

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com