“LAS MUJERES ROMÁNTICAS”

 

Las mujeres tienden a ser soñadoras, y aunque asuman que no

están en la relación ideal, sueñan con una relación así. No

obstante, asimismo son inteligentes, pueden ser realistas,

pacientes y decididas. Alisan a lograr lo que se proponen.

 

Hoy en día vemos muchas relaciones frías, relaciones

por conveniencia, relaciones fáciles, superficiales, sin compromiso,

o de esas que diríamos que son simplemente “para salir del paso”.                           Por Hugo José Naranjo

 

Si permanecen solteras, pues porque primero quieren experimentar. Si están casadas, es que sus matrimonios ya les resulta cansado, aburrido y sin ilusiones.

 

Y si están divorciadas, pues con más razón, lo piensan bien antes de volver a enlazar a una relación seria o permanente con otro hombre porque ya se han transformadas en selectivas o simplemente ya le gozó el sabor de la libertad y ahora la libertad es algo que les da más importancia que antes…

¿Por qué algunas mujeres siguen soñando con el hombre ideal?

Bueno, la respuesta es fácil de adivinar, dirían algunas mujeres…

“Pues porque las mujeres por naturaleza son muy idealistas, y a veces de tanto soñar, se les va aprisa la vida y se fragmentan en trocitos por tanta espera, soledad, apatía, abandono emocional y ni cuenta se dan, cuando caen en depresión con crisis que les corroen la cabeza”

Algunas mujeres solas e imaginativas, hasta caen en la ciénaga de la autocompasión…

“Me estoy haciendo anticuada”

“Me voy a quedar sola”

“Yo no tengo suerte”

“Soy muy deslucida”

“Soy muy mostrenca”

“Los hombres sólo buscan llevarnos a la cama”

“Yo no soy una prostituta”

“Todos me abandonan”

“Se me están pasando los años”

“Nadie se interesa en mí”

Por cuanto…

¡Entran en crisis, se adhieren al pánico!

Y allá van, a llenar esos vacíos con comida, con alcohol, con tabaco, o con chicles, dulces o chocolates, o con lo que exista con sabor.

Se acercan al televisor y se les cae el espumarajo…

“Ay, un hombre así de apuesto y tierno, quisiera tener”

El problema no termina allí, la dificultad es que encima y por si fuera poco, una vez que se han convertido en circunspectas, cautas, de fruslería, entran en una nueva crisis…

“La de las culpas”…

“Me siento obesa”,

“Me están saliendo briznas en la cara”,

“Ya me cuelga la papada”

“Y estos bellos en la barbilla me apisona”

¿Qué voy a hacer cuando tenga novio?

¡Me moriría de vergüenza!

¡Ajá!, se morirían de la vergüenzas, o sucumben por las culpas, o por las envidias, o se estancan en la rueda de las excusas y los pretextos, y no hicieron nada por cambiar vuestros estilos de vida porque prefieren posponer y seguir postergando y seguir soñando e inundar la cabeza de necias fantasías.

No obstante, les encantan fantasear y hasta llorar imaginando dulces escenas de amor como magdalenas incorregibles.

Mujeres, orondas o delgadas, traumadas o desesperadas, solteritas o casadas, divorciadas, viudas o resistidas-creídas-altaneras. Todas tienen un compromiso con la objetividad. Frenar las crisis, valorar sus quimeras fallidas, evaluarlas y orientarse a trabajar seriamente con la autoestima, con las pérdidas, con las imputas, con los miedos y también con la procrastinación…

¡Por su Dios, ya basta!

Soñar no cuesta nada es cierto, ni sería malo delirar con objetivos específicos, sin llegar a someterse a la fantasía.

Sean más realistas…

-Tengan en cuenta que los pensamientos crean su vida.

-No dejen que su paciencia llegue al límite, coloquen freno, enfrenten y recapaciten.

-Dialoguen consigo mismas, confronte a sus propios trances.

-Inúndense de voluntad y decisiones para que puedan recuperar control.

-Practiquen algún deporte, nutriéndose adecuadamente, recuperen energías y cambien sus rumbos fijos.

-Enfrenten con decisión y valentía sus momentos complicados, analícelos con serenidad.

-Aprendan a respirar profundamente y con lentitud, sin violentar a sus naturalezas, y a sus ritmos.

-Calmen su alma y su espíritu con una buena música. La oración es reconfortante.

-Satisfacerse de ternura, de sensibilidad, de belleza y de paz.

-Y algo importante sobre todo…

“Aprendan a convertir vuestra ansiedad en paz”

Recuerden que todo lo que buscan, lo meditan o esperan, no lo van a encontrar afuera, sino dentro suyas, porque Ustedes mismas, serán su propia felicidad, equilibrio, son amores, son paz, son bellezas…

¡Y son Mujeres!

¿Quieren mayor recompensa?

 

Dr. HUGO JOSÉ NARANJO.-

-El Pulso del Columnista, fan de los contenidos con convicción irrebatible-

-Y escritor de cartas y narraciones de sueños –

“Pasión-Paciencia-Perseverancia”

“Él nunca pudo tener una vida familiar, una pareja, no le concernía hacer mucho contacto con otras personas y era bastante reservado para sí mismo”

“Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral”

“Doctorado honoris causa y Máster - MBA Nacional e International.

“Executive en Dirección de Proyectos y Empresas”

-Soy Nadie -