OPINIÓN 

 

El periodismo alcanza un poder dentro de la sociedad por su influjo sobre los ciudadanos. El periodismo puede ser un instrumento cultural, si acierta a llevar a muchos un alimento espiritual.Se ha discutido si el periodismo es también un género literario; hay quienes dicen que sí, pues debiera usar el laconismo con arte para decir mucho con pocas palabras, condición apreciable; otros sostienen que no, pues todos los géneros caben en él, la arenga escrita, la historia que va haciéndose, la crítica de lo actual, el verso del poder o la novela de la oposición. Todos los tonos, géneros y maneras le pertenecen con la condición de insertárselos en forma oportuna, atinada, de buen gusto. Hasta el estilo burocrático tendría buena cabida si no se lo usara en dosis apabullantes. Aunque sea discutible el papel de lo literario en el periodismo, es innegable su peso sobre la opinión pública. El periodismo tiene la virtud de interesar a todos en los problemas generales, y por eso es natural que algunos gobiernos pretendan silenciarlo. Para mantener intangible su libertad la Constitución asegura la libertad de prensa, aunque algunos atropellen esa libertad al sentirse tocados. Máxime cuando se publica sobre corporaciones o asociaciones mafiosas que todavía se mueven como tentáculos de un pulpo en sectores de la sociedad que parecían inconmovibles.

 

DR. JORGE B. LOBO ARAGÓN

Agosto 26, 2016

LA LIBERTAD DE PRENSA. SU ALCANCE

 

– NUNCA PUEDE SER CERCENADA –

Por Jorge Lobo Aragón