Hace más de veinte años que doy cuenta de una mafia reinante en mi provincia "si, reinante" porque no solo se encuentra muy difundida sino que también impera en amplios sectores de la sociedad, en la jamás alcanzo los alarmantes niveles que alcanza  en la actualidad, y lo que es peor, el grado de resignación, de tolerancia y hasta de paciente aceptación con el que se la ve en estos día en nuestra justicia provincial. La mafia es una forma especial del delito, hoy relacionadas con las asociaciones ilícitas. La sociedad vive espantada por la proliferación del delito, por las dificultades de la Policía para aclarar los crímenes cometidos, por la impunidad en que quedan la mayoría de ellos. Los ciudadanos, participamos de la angustia general difundida en la sociedad a la que pertenecemos y tenemos derecho a manifestar esa angustia y adherirnos al clamor público. Dos fundamentales elementos en esta lucha, la Justicia y la Policía, corresponden al ámbito provincial, y a los Legisladores, le corresponde procurar brindarle condiciones para su desempeño más satisfactorio y eficaz. La mafia ha llegado hasta el fútbol, una corrupción que "se está haciendo carne en la Argentina".

Una muestra de lo que  vengo diciendo permanentemente desde hace más de 20 años, son las numerosas querellas incoadas en contra de los Ale por diferentes ilícitos todos ligados a las amenaza de muerte y al uso coercitivo de armas de fuego además de las usurpaciones de propiedad que florecen y emergen en nuestra provincia en manos de estos sujetos .Los mismos mafiosos  que fueron gerenciadores de una de las Instituciones más importante de Tucumán el Club San Martín patrimonio de todos los tucumanos amenazaron través de terceros a jugadores de su propio club y a periodistas sin que la justicia actué aunque sea de oficio. Hoy la Justicia Federal a través de Gendarmería practicando más de veinte allanamientos en distintos inmuebles relacionados con el clan  ha dictado el procesamiento del clan Por Asociación Ilícita y otros delitos. Ha quedado acreditado que Adolfo Ángel comanda junto con Rubén Eduardo Ale la organización delictiva (Una Banda. El Aquo Federal Luego de detallar en su oportunidad en  qué consistió el arsenal secuestrado en distintas propiedades de “El Mono”, consideró que “el hecho de detentar una gran cantidad de armas de fuego y, sin abrir juicio respecto de la legalidad de esa tenencia, hace presumir fundadamente que podrían ser utilizadas con el fin de realizar los distintos planes delictivos objeto de la asociación ilícita”. En ese sentido, el juez Federal remarcó que el testigo de identidad reservada había declarado que uno de los planes delictivos de la organización encabezada por los hermanos Ale era el de la extorsión, valiéndose para ello de las amenazas y el ejercicio de la violencia física con la utilización de armas de fuego. “Más precisamente hizo saber la estrecha vinculación entre el cobro extorsivo, los locales de juegos de azar y las apuestas en carreras de caballos, ya que los nombrados Ale prestarían dinero para que los clientes puedan apostar para luego exigirles lo adeudado o bien la entrega de bienes, coactivamente”. Lo que viene a corroborar que los Ale son mafiosos, pues se han organizado para realizar cosas al margen de la ley. la prensa Tucumana, los medios televisivos y radiales, acompañados y amparados valiente y resueltamente por todo un periodismo nacional con resonancias y difusiones internacionales   dieron a conocer una realidad que conviven con los tucumanos hace muchos años a través de un juicio oral  en de “Marita Verón” que todavía resuena en la mente de la sociedad argentina en donde se encontraban  acusados, encartados que tienen  y mantienen una relación directa con el clan Ale y sus Remises “cinco estrellas” que azolaron nuestra provincias con hechos de notable repercusión. En su momento el copamiento  y rodeo a la jefatura de policía; al Concejo deliberante de la ciudad Capital; al impedimento de entrada y salida de todo tránsito y hasta el intento de ingreso a la gendarmería, como muchos hechos de igual trascendencia. La mafia es una realidad que sigue extendiéndose con total impunidad. En la actualidad incorporan al ámbito del delito, los adelantos de la técnica, el apoyo de profesionales expertos y las sutiles artes, para influir sobre la opinión pública de modo que la lucha contra ella se hace cada día más difícil. A la justicia ordinaria no se la teme, se la supone inocua (todo el mundo “confía en la justicia”; muchos, en realidad, confían en su torpeza). Durante mi actuación en la justicia  - Juez de Instrucción -tuve oportunidad de juzgarlos. (Caso de oficial salinas asesinado). En aquella oportunidad recibí terribles amenazas, que no me amedrentaron. Pero aquella instancia pasó; ya no soy un funcionario de la justica ni mi función es la de juzgar a nadie. Mientras tanto en la Justicia provincial hace más de  tres años fueron elevados a juicio oral causas en contra de los procesados por numerosos delitos. Lamentablemente siguen durmiente el sueño de los justos con una lentitud exasperante.   La Justicia federal a través de la Excma. Cámara de apelaciones confirmo el procesamiento de los hermanos Ale y de otros integrantes de la asociación… Mientras tanto la Justicia provincial espera…

“LOS ALE ATRAPADOS”

PROCESAMIENTO PARA EL CLAN

JUSTICIA FEDERAL

TUCUMÁN- ARGENTINA

Por Jorge B.

Lobo Aragón