¿Los Argentinos somos honestos?

Experimiento de Gonzalo Goette y Tomás Oranges
Dos jóvenes y un video tristemente revelador

Argentinos a las cosas...

José Ortega y Gaset conoció nuestro país en épocas de crisis. 
Su sentencia "¡argentinos, a las cosas!" creció de una relación muy comprometida con la Argentina, incluidas sus hombres, sus mujeres, y de una añoranza de "vida criolla".

Ese mandato suponía un diagnóstico que aún tiene vigencia: el fondo de descontento y tristeza de los argentinos, su sensación de ambiciones frustradas por anticipado, la búsqueda de modelos antes que de soluciones propias, les impedía usar a fondo su excepcional capacidad. ¿También es esta otra parte de nuestra idiosincrasia? 

Bonus