Raúl Madueño                                           Guillermo Madueño

EL DÍA QUE NO DEBIÓ EXISTIR

 

Como todos sabemos, el 2 de julio de 1976 en Argentina y más precisamente para la Policía Federal, fue el día que no debió existir. Miembros de Montoneros, asesinos del ayer, devenidos en “la juventud maravillosa de hoy” llevó a cabo uno de sus mayores atentados con bomba, al asesinar a 23 de sus miembros como así también de una empleada de YPF, que tranquilamente almorzaban en el comedor de la Superintendencia de Seguridad Policial. Otras 70 víctimas allí presentes, resultaron con heridas de diferente consideración y en muchos casos convivieron y conviven con sus secuelas por el resto de su vida.   Este luctuoso y criminal hecho, aparte de consternación y profundo dolor a numerosas familias, luego traería aparejado una serie, consecuencias institucionales, que veremos en otro escrito.

 

LA BÚSQUEDA DE UNA JUSTICIA ESQUIVA

 

Pasaron los años, se buscó y reclamó justicia y  sanción  de los autores del hecho, alguno con apellidos y actuaciones públicas muy conocidas por toda la ciudadanía. MARIO FIRMENICH  y HORACIO VERBITSKY, también LAURA SILVIA SOFOVICH, MIGUEL ANGEL LAULETTA y LILA VICTORIA PASTORIZA y en el caso de NORBERTO HABEGGER y MARCELO KURLAT, figurarían como desaparecidos. Todos ellos en el año 2007 fueron   sobreseídos en primera instancia por la jueza federal MARÍA SERVINI de CUBRIA. La conocen? Posteriormente  por la perseverante acción y valentía DE SIETE  querellantes, representados por  los abogados JOSE MARÍA SACHERI y NORBERTO GILETTA se llegó a la Cámara Nacional de Casación. Inexorablemente siguieron pasando los años, hasta que en marzo del año 2011 la Sala UNO de esa honorable Cámara, en la persona de los Camaristas RAÚL MADUEÑO, JUAN FÉGOLI Y MARIANO GONZÁLEZ PALAZZO  considerando que el aberrante hecho no constituyó un crimen de lesa humanidad -como procuraba la querella, los sobrevivientes del atentado y los familiares de los muertos- y por consiguiente ratificaron que el incidente está prescripto. El argumento para pedir que fuera considerado un crimen de lesa humanidad -o sea, imprescriptible- se basaba en que quién colocó el artefacto explosivo en el comedor habría sido un militante de Montoneros, que a la vez era policía, José María Salgado, quien más tarde terminó muerto durante el gobierno militar. También reforzaron ese argumento exponiendo que las víctimas no eran militares en combate sino civiles que pertenecían a una fuerza de seguridad, y consideraron que Montoneros mantuvo una política militar de ataques sistemáticos y generalizados a sectores de la población argentina. De todas formas, los camaristas no coincidieron con esos argumentos al DESCARTAR QUE MONTONEROS HAYA PERFPETRADO CRÍMENES GENERALIZADOS.

 

LAS DOS CARAS DE LA MISMA FAMILIA

 

 En una de esas increíbles jugadas, que a veces, el destino hace sobre la vida de los humanos, se dio con el juez RAÚL MADUEÑO,  uno de los firmantes del aberrante fallo.  El mismo, tenía un hermano, de nombre GUILLERMO que durante los años 70 se desempeñó como Juez Federal en la ciudad de Bahía Blanca. De allí, que fuera denunciado por familiares de diferentes detenidos de la época, y finalmente   procesado, se dio a la fuga. Permaneció en esa condición por varios meses hasta que fue detenido en noviembre del año 2009 por personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y encarcelado.   En agosto del año 2010, poco antes de la resolución que firmara su hermano,  GUILLERMO MADUEÑO murió en la cárcel. Su hermano RAÚL siguió en el cargo y el 25 de Julio del año 2013, sin explicación alguna presentó su renuncia, la que se hizo efectiva a partir del primero de septiembre de ese mismo año. Realmente toda una historia para pensar, y preguntarnos como es que las familias y los miembros de una sociedad carecemos de la capacidad para evitar los infortunios que nos arrastran, y muchas veces persiguen a través de la vida?

 

AL DÍA DE HOY SE SIGUE RECLAMANDO JUSTICIA POR LOS MUERTOS Y HERIDOS. MIENTRAS QUE ALGUNOS DE LOS PERSONAJES DE ESTA TRÁGICA HISTORIA  SIGUEN GOZANDO DE BUENA SALUD, COMO PODEMOS VER A TRAVES DE LOS MEDIOS, CADA VEZ QUE LOS ENTREVISTAN PARA QUE EMITAN SUS “IMPORTANTES” OPINIONES


 

El Día que no

debió existir

Claudio A. Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Junio 24, 2016

 

NINGÚN VENCIDO TIENE JUSTICIA SI LO HA DE JUZGAR SU VENCEDOR.

Francisco de Quevedo (1580-1645)