SEÑOR MINISTRO DE DEFENSA

INGENIERO JULIO MARTINEZ

 

De mi mayor consideración.

            Ayer leí en el diario Clarín el texto que a continuación transcribo: “En una situación inesperada, el ministro de Defensa Julio Martínez se quebró esta mañana y lloró en un acto al recordar a víctimas de la dictadura militar que pasaron por el centro clandestino de tortura y desaparición que funcionó en la vieja Escuela de Mecánica de la Armada, hoy convertido en el Espacio y Museo de la Memoria. Entre ellos, dijo, había amigos y parientes suyos, y nombró a la “familia Olmedo”

            Deseo públicamente SOLIDARIZARME con usted. Lo entiendo, lo comprendo y en su lugar, ante tremendo dolor, tampoco yo hubiera podido evitar se me escaparan algunas lágrimas. Sr. Ministro “LOS HOMBRES TAMBIÉN LLORAN”.

            Como no llorar ante tanto dolor acumulado. Como no llorar a un amigo, aún sabiendo que entre otras pequeñeces, fue responsable de la toma de la ciudad bonaerense de Garín, donde ASESINÓ a un policía de la Provincia de Buenos Aires. Y aunque sea “POLÍTICAMENTE INCORRECTO”, y aunque usted no lo pueda expresar, estoy seguro que también lloró recordando a la esposa, a los hijos y a los padres de ese pobre funcionario policial ASESINADO.

           Me imagino Sr. Ministro la presión dentro de su pecho al recordar, Y SIN PODER MENCIONAR, a las MILES DE VICTIMAS producidas por quienes hoy son homenajeados en el Museo de la Memoria. Como no llorar pensando en las torturas a las cuales fue sometido el CORONEL ARGENTINO DEL VALLE LARRABURE, finalmente asesinado, o el dolor de la familia Viola por el asesinato del CAPITÁN HUMBERTO ANTONIO VIOLA y de su hijita MARÍA CRISTINA de tan solo 3 (tres) años de edad. Como no llorar por los asesinatos de JUAN KRAISELBURD (3 años), de FROILÁN VÁZQUEZ (6 años), PAULA LAMBRUSCHINI (15 años). Como no llorar por el cruel asesinato del INGENIERO AMELONG que dejó 11 hijos o del JUEZ JORGE VICENTE QUIROGA.

         Créame Sr. Ministro. Lo entiendo y lo comprendo. Cuanto agradezco no estar en su lugar. Si así fuera, seguramente alguien trataría de consolarme escribiendo. Sr. Coronel “Los SOLDADOS también lloran”.

               Señor Ministro. Quiero que sepa que si algún día se animan a hacer JUSTICIA, recordando a quienes fueron las VERDADERAS VÍCTIMAS de la GUERRA CONTRA EL TERRORISMO, estoy dispuesto a acompañarlo. El mundo entonces podrá ver a un MINISTRO y a un SOLDADO llorando juntos.

            Con el mayor de mis respetos aprovecho la oportunidad para saludarlo y agradecer su sensibilidad.

 

PD: Listado por orden alfabético de las VERDADERAS VICTIMAS que durante la GUERRA CONTRA el TERRORISMO sufrió nuestro país.

 

https://drive.google.com/file/d/0B3vaHnRyTPpzelQ1SjhiaS13ZGs/view?usp=sharing

 

Cnl (R-PPG) Juan Carlos Alsina

NI: 15.455

Ministro de Defensa

Ingeniero Julio Martínez