Nov. 23, 2015

Los Presos Políticos y El Fin del Mundo

 

Religiones y culturas a lo largo de la historia han anunciado el fin del mundo. Desde los romanos en el año 753 AC, pasando por Sexto Julio Africano que predecía el advenimiento de un apocalipsis antes de finalizar el primer milenio y llegando a Isaac Newton y sus cálculos sobre el término de nuestros días en el año 2060. Pero la última exhalación es individual y sucede todos los días. Esta predicción va materializándose en forma más certera cuando nos aproximamos a la vejez y esa es la situación de los presos políticos y presos ilegalmente arrestados en Argentina. Sus relojes parecieran acelerarse semana a semana, día a día, segundo a segundo.

Estos hombres -culpables e inocentes- ven la puesta del sol cada vez más temprano y esa prontitud  viene acompañada de un trato inhumano. Comenzando con juicios poco serios -en algunos de ellos las irregularidades han sido de un nivel tal, que los jueces han tenido que reconocerlo- o juicios que llegan luego de más de diez años.

El método letal es empleado por una ideología proveniente de ex terroristas que azotaron el país hace ya más de cuatro décadas. Este manual tácito ordena arrestar sin pruebas, detener sin lógica. Invita a transportar a los acusados -sea a una video conferencia, juicio físico o por motivos de salud- en vehículos pobremente acondicionados aún para acarrear paquetes. Con acierto, entidades protectoras de animales se escandalizaran si fueran utilizados para sus cobijados. Si el "pasajero' es alcanzado por la fortuna, debe transitar las calles y aguardar en cada parada durante horas. Un viaje de cinco minutos puede transformarse  en una forzada travesía turística de un día (repito, siempre y cuando el acusado se encuentre bajo la estrella de los dioses) La presentación de un Habeas Corpus se transforma en una dulce espera de más de cuatro días. Los juzgados llenos de subrogantes que Cristina Fernández de Kirchner supo conseguir, no tienen suficientes jueces de turno como para acatar sus propios códigos (24 horas) Cuando esto sucede, las cámaras utilizadas para estas video conferencias dejan de funcionar. Una palabra mal empleada, un signo de exclamación erróneo en un escrito puede trabar por meses la asignación de un defensor público oficial. Una vez que se soluciona el tema gramático, las solicitudes deben ser enviadas en innumerables ocasiones.

Jueces que no son jueces, subrogantes que están de paso, fiscales que transportan la antorcha de un colega a otro, impedimento para alzarse con los elementos de "prueba" -siempre están a disposición, excepto el día que van a ser retirados- testimonios encontrados, testigos adheridos a una causa sin utilizar datos concretos, sin nombrar ni indicar con sus dedos acusatorios al perjudicado protagonista de un burdo teleteatro en los cuales los prevaricadores, los mentirosos y los oportunistas están amparados por la mentira instaurada por Kirchner y asociados.

Hubo grupos terroristas asesinando con respeto? No. Nadie despoja a otro de sus pertenencias con respeto. Hubo grupos revolucionarios -hoy mágicamente transformados en "maravillosos"- atentando contra gobiernos democráticos? Si, y cobrando muchas víctimas. Hubo excesos de integrantes de fuerzas de seguridad, civiles y políticos durante la década del setenta? Pruebas reales deben ser expuestas y emitir un juicio sobre estas.

No se puede exigir justicia empleando herramientas más que turbias. Las mentiras afectan a terceros y la maquinaria empleada para llevar a cabo estas envuelven a un gobierno que "fue por todo" de manera cruel, empujando a jueces, fiscales, testigos y colaboradores a cometer más delitos, ensuciando a inocentes y enlodando la memoria de los verdaderos damnificados, cuyas familias no sabrán lo que realmente sucedió o no querrán saber lo que realmente sucedió.

Todo tipo de acusaciones y testimonios se apilan en las incontables hojas de las causas. En estas, un caso interactúa con otro sin puntos de contacto. Manifestaciones encontradas de testigos que afirman reconocer a acusados por el aroma o la manera de caminar hasta declaraciones como "No identifica ni describe a quien lo arrestó" continuando con un lapidario e incoherente  "...pero se infiere que se trata de tal sospechado". Sorprendente que esta última injerencia sea resultado del puño de un miembro de la justicia.

El famoso Plan para Secuestrar, Torturar y hacer Desaparecer Personas que tristemente tantos individuos han comprado y utilizado hasta el hartazgo involucra tanto a jóvenes oficiales como a albañiles, músicos y peluqueros por el simple hecho de haber pertenecido a Fuerzas de Seguridad. Las organizaciones de Derechos Humanos en Argentina toman a estos como rehenes y los mantienen privados de la libertad como inventario para sostener sus negociados, esos que nunca son auditados.

En estos días el terrible gobierno Kirchnerista dejará parcialmente el poder y muchos nuevos héroes apareceremos denunciando estas aberraciones. Pero son solo palabras escritas en el agua. El Fin del Mundo ya ha llegado para más de trescientos hombres retenidos y abandonados en prisión sin una prueba más allá de duda razonable. Un nuevo gobierno pareciera haber oxigenado a la población, pero los pulmotores de los prisioneros agotan sus baterías velozmente.

 

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com