Mayo 2, 2016

Once Días en Cuatro Estrofas

Por María Ferreyra

Son las 07.26 hs de la mañana del día 2/05/2016 y Claudio Alejandro Kussman, pese a que la Cámara de Apelaciones de Bahía Blanca (hace más de 10 días) ha decretado su prisión domiciliaria, aún continua en la Cárcel Federal.  ¿Quién está al medio de semejante descontrol? ¿Quién desobedece a la Cámara de Apelaciones de Bahía Blanca?
 

El lunes próximo pasado debí quedarme en casa esperando la visita de Asistentes Sociales y del Programa de personas bajo vigilancia electrónica. Por ende no pude viajar a Ezeiza. Así pasaron los días y el viernes pasado, tampoco pude viajar a Ezeiza ya que estando todo listo para que lo enviaran a casa, el juez con su juzgado en La Pampa, y subrogando en el Juzgado Federal 1 Bahía Blanca no se ocupó del caso. Corolario: Claudio se quedó sin agua mineral para tomar. La que viene por la red está totalmente contaminada.
 

Si bien la nutricionista ordenó una dieta ya que acababa de no comer durante 31 días, solamente la dieta duro un día. Está viviendo gracias a la solidaridad de otros presos.

Sus bienes fueron confiscados a su llegada al hospital penal, y pese a las notas cursadas no se los entregan, tampoco a mí. También quedó dinero depositado (lo realicé personalmente) en la Unidad Penal 31 y tampoco me lo han entregado pese a que he sido yo la depositante del mismo. Para jodernos la vida (o queda mal decir jodernos?) ha quedado el dinero judicializado (?). En el escrito del Dr. Hidalgo Garzón queda clarísimo que quieren hacer con Claudio. Hoy esperamos cordura de parte de la "justicia" federal.