Patricia

en su Laberinto

 

La Historia de la Hija de Coronel Camilo Gay

 

 

“Regresen,  los necesito, Papá, Mamá ¿Por qué se fueron?  ¿Por qué tuvo que ser así? Tengo miedo, regresen. Papá, Mamá...

 

El incipiente otoño de marzo de mil novecientos ochenta y ocho, ya se manifestaba adornando las veredas  con sus típicas alfombras de hojas amarillas. Esa mañana del 22 de marzo, el joven capitán Figueroa  - alojado en el Círculo Militar,  de Buenos Aires - descendió a desayunar al salón comedor del primer piso. Ingresó a eso de las ocho horas, realizó una revista panorámica del mismo, y eligió la mesa que más cerca estaba del ventanal, que miraba hacia la hermosa Plaza San MARTÍN de Retiro. Hacia esa mesa se dirigió decidido. Tomó asiento, acomodó a su gusto, minuciosamente, los elementos que se hallaban en su mesa: azucarero, servilletero y jarra de agua; y relajado se dispuso a leer el periódico, aguardando al mozo que lo atendiera.

       ¿Recién llegado joven?

El capitán, sin saber si se dirigían a  él, giró su vista y observó la cálida sonrisa de la anciana vecina que le había formulado la pregunta.

        -Sí, respondió. Llegué anoche de Córdoba.

       -¿De paseo? Remató la anciana con ganas de hablar.

        -No, por razones de trabajo.

         -Ahh!!

          -¿Y usted?

          -Yo hace un mes que estoy, y tengo para un mes más.

          -¿Estadía de placer?

          -Noooo, vivimos en Azul y vengo a la capital porque tengo una nieta de 28 años, que necesita tratamiento en el Hospital Militar Central.

          -¿Y ella está allí, ahora?

         -Noo, está en la habitación, no puede bajar, está sedada, pobre.

          -Perdón, ¿qué dolencia tiene?

          -Soy la madre del Coronel Camilo Gay, acribillado por la guerrilla en el intento de copamiento de la Guarnición Militar de Azul en el 74, ¿recuerda el hecho?

         -Sí, yo era cadete de IIIer año  del Colegio Militar y lo tengo bien presente. ¿Y su nieta fue una sobreviviente?

          -Lamentablemente sí, Imagínese tenía catorce años cuando mataron a mi hijo y ella  estaba en las faldas de su madre, que también fue acribillada.

         -Silencio……

Mi Dios sacramentado ¿por qué me abandonaste? Tengo miedo, mucho miedo. Me siento muy sola, muy desamparada, me llevaste mis papis. ¿Por qué? No sé qué hacer…. ¿Cómo salgo de esto? Esa noche del diecinueve de enero, durante la cena, hablábamos de la fiesta de mis quince, de dónde la haríamos, del vestido, de los invitados, ¿por qué entonces pasó lo que pasó? Cada día es un martirio, lleno de incertidumbre, Ayúdame Dios mío!!!............................

 

“Calor, mucho calor, la noche del sábado 19 de enero de 1974, Gobierno Constitucional del General Perón, aprovechando las circunstancias que en los cuarteles había gente de licencia, ergo pocos efectivos para la seguridad, la "Compañía Héroes de Trelew" de la organización terrorista autodenominada "Ejército Revolucionario del Pueblo" (ERP), atacó los cuarteles de la Guarnición Militar Azul en la localidad bonaerense del mismo nombre. Lo hicieron con la intención de robar armamento, munición y otros materiales de guerra.  El ataque se inició a las 23.30 horas y las acciones continuaron durante toda la noche, hasta el amanecer del día siguiente.
El “Grupo Secuestro" tenía como misión atacar la casa del jefe, tomar a éste y matarlo o tomarlo como-rehén-junto-con-su-familia.

Irrumpen al cuartel asesinando al centinela de guardia, soldado DANIEL GONZÁLEZ  e hiriendo de gravedad el Tte. 1º CARULLO, Oficial de Servicio.

Mientras estos episodios se desarrollaban, el Jefe del Grupo de Artillería Blindado 1, Tcnl. JORGE ROBERTO IBARZABAL, que habitaba una vivienda frente al cuartel, se dirigió a la casa del jefe de la guarnición, que a su vez era el Jefe del Regimiento de Caballería, Cnl. CAMILO ARTURO GAY. De allí ambos se dirigieron al cuartel, dejando el coronel a su familia en su residencia.

Concurrieron decididamente a colocarse al frente de las acciones. Iban con sus armas de puño. Próximos al arribo y en un sector del arroyo Azul, oscuro y con mucha vegetación son interceptados por un grupo de terroristas, cayendo muerto el Coronel GAY y tomado rehén el Tcnl. IBARZABAL, a quién amenazaron para que no se resistiera,  con asesinar a la familia del coronel que estaba en poder de éstos.

 

La familia del Coronel GAY fue llevada por los atacantes del cuartel, al sector de la herrería, donde un vehículo debía de recogerlos. El intenso fuego de armas continuaba incesantemente, entre los atacantes y la respuesta contundente de los integrantes del cuartel atacado.

 

Por una orden superior se procedió a accionar sobre los delincuentes, quienes se negaban a entregarse y solicitaban la presencia de diputados, senadores, periodistas y de un juez federal. En esas circunstancias, el personal militar rodea la herrería, insta a rendirse a los secuestradores de la familia del coronel y ante la resistencia se produce fuego. La Sra. Alcira GAY, estaba sentada en el piso con la cabeza de su hija Patricia, de 14 años, apoyada sobre su falda. Uno de los secuestradores, viéndose perdido apunto con su FAL y le disparó ante el clamor de ambas.   Patricia imploró al atacante que no matará a su mamá, y su grito desgarrador fue como un trueno en la trágica noche. Allí quedó envuelta en su sangre y bañada en lágrimas”.

     -Porqué tarda tanto la abuela, se fue a desayunar y ya hace más de una hora y no regresa.

Tengo  miedo……

 

        - Bueno señora, ha sido un gusto conocerla. Deseo la mejor recuperación para la nieta.

        -Gracias Joven Capitán, Dios lo guarde en su gloria…

En 1993, el 05 de octubre, las noticias de los diarios del país daban cuenta del suicidio de Patricia Gay, se había arrojado desde el séptimo piso de su edificio. Los medios aclaraban que “Nunca se recuperó de la pérdida de sus padres”…

        - Querida abuelita, compréndeme, no podía más... Extrañaba mucho a Papá y Mamá, nunca entendí…

                                                                                                              

Córdoba, 25 de Junio de 2016

                                                                                                                                                                                               

VÍCTOR MANUEL. S. MALDONADO