Nov 19, 2015

Carta a Patrick Hardison, Bombero Voluntario de Mississippi

 

Patrick,

 

Ante todo mi agradecimiento y felicitaciones por la labor que has desarrollado voluntariamente a favor del prójimo. En mi país, en estos días, fue noticia el trasplante en curso de tu rostro que ha llevado un año de prácticas y simultaneas intervenciones quirúrgicas.

Como toda noticia, pasó, quedando en mi una serie de breves reflexiones:

 

1. Dentro de la desgracia que te alcanzó en tu misión de ayudar y proteger, has tenido la suerte de nacer en América. Y más precisamente, en la del norte.

2. Se, y he sido testigo encontrándome en esa de la solidaridad que existe y que queda demostrado a diario con acciones de todo tipo. Recuerdo que en la época que mi nieta estaba en el colegio primario en la zona de Dr. Philips, en Florida, se la inculcaban como tarea los días viernes.

3. A ella, junto a mi hijo, los impulsamos para emigrar en los primeros años de la década del noventa. Tan es así que en días más, Florencia culmina sus estudios recibiéndose de veterinaria.

 

Lamentablemente queríamos con mi esposa, María, que la vida de ambos fueran más provechosas en un sistema donde se respetan las instituciones y se respeta a la gente de bien. Todo esto viene al caso de que en Argentina, bomberos con la especialidad de desarmar bombas colocadas en los años setenta por terroristas similares a los tan mentados y rechazados miembros del ISIS del hoy, o murieron o fueron retirados, o aún vivos y mutilados , algunos de ellos están ilegalmente detenidos en la cárcel (Caso Dugur)

Sé que te costará creer lo que te escribo, pero nuestra sociedad lamentablemente es así. Y lo peor es que estamos acostumbrados a que funcione de esa manera. Exactamente pasa lo mismo para quienes combatieron el terrorismo en esa fatídica década que nos tocó vivir. Estén ellos vivos o muertos. Habremos olvidado lo que significa el agradecimiento? Lo habremos suplantado por el odio?

Estimado Patrick, deseándote lo mejor junto a mi familia, te hacemos llegar a vos y a tus seres queridos nuestros más cálidos afectos y deseos de tu pronta y exitosa recuperación.

 

Claudio Kussman

PrisioneroEnArgentina.com